La deuda del "Kun"

AFP
SANTIAGO DE CHILE
2 de Julio de 2015 03:20 pm

Sergio Agüero tiene hambre de títulos y quiere con una Copa América abonar algo a la deuda que siente dejó la final perdida del Mundial-2014.
   
Argentina disputará el sábado la final ante el anfitrión Chile para romper la sequía de 22 años sin ganar ningún torneo internacional.
   
El 'Kun' celebraba hace 10 años el Mundial juvenil 2005 con su mejor amigo Lionel Messi y hace uno, ambos salían del Maracaná cabizbajos por la derrota 1-0 en la final del Mundial en Brasil ante Alemania.
   
"La deuda del Mundial la estoy intentando pagar en esta Copa", dijo el atacante de 27 años en una entrevista con diarios argentinos. "Siempre nos va a quedar el sabor amargo de la final con Alemania, pero ganar la Copa nos daría mucha felicidad", añadió.
   
Un '9' puro

Agüero tiene 65 juegos con la selección argentina y 29 goles y con tres anotados en esta Copa América es el artillero argentino.
   
El atacante tiene otra deuda, quizás con él mismo. En el Mundial, fue el único en no marcar un gol de los llamados 'Cuatro Fantásticos', el cuarteto mortífero en que formaba con Messi, Ángel di Daría y Gonzalo Higuaín.
   
El 2014 fue un año plagado de lesiones para el jugador, incluyendo una en el propio Mundial, que le hizo perder un par de partidos y le dejó sin su potencia y velocidad habitual.
   
"No llegué de la mejor manera. Esta vez sí estoy muy bien, mejor físicamente, sin lesiones. Así estoy tratando de pagar la deuda que tengo con la selección", insistió.
   
Y así ha sido: hizo tres en un amistoso preparatorio contra Bolivia y suma otros tres en Chile, el último un cabezazo perfecto a un centro de Di María desde la izquierda en el partido que Argentina aplastó a Paraguay con un 6-1.
   
La instrucción de Martino es clara. "No importa que no toques una pelota, pero la que toques por favor metela".
   
Y el goleador del Manchester City ha cumplido en su posición de '9', que antes hacía Gonzalo Higuaín con Alejandro Sabella.
    Sobre el rival, sostiene que "Chile jugó muy bien en la Copa, a pesar de que por ahí sólo Uruguay le significó un rival muy duro, de nivel mundial".
  
"Ahora enfrentará a una Argentina con otra forma de jugar y otros jugadores... Nosotros, juguemos contra ellos o contra quien sea, vamos a repetir nuestra forma", lanzó.
   
El amigo
   
El apodo del 'Kun' viene del protagonista de un dibujo animado japonés cuyo nombre balbuceaba de muy pequeño. Y muy chico, con tan solo 15 años, debutó en la primera división de Independiente de Avellaneda, un récord en el fútbol argentino, por delante del propio Diego Maradona.
   
Dueño de un disparo temible, fuerte para resistir a defensores más corpulentos que él y rápido en el mano a mano, es uno de los grandes delanteros del fútbol mundial con más de 500 partidos, 250 goles y varios títulos en Atlético Madrid, el City o la Albiceleste.
   
Y hace 10 años, se hizo mejor amigo de ese compañero que conoció hablando de zapatillas y con el que ganó en Pekín-2008 un oro olímpico.
   
Ese amigo, el genio director de la orquesta de Martino en el campo y cuatro veces mejor del mundo, aún no vio el gol en esta Copa América.
   
"No tengo suerte", le ha dicho en el dormitorio. "Pero no pasa nada, mientras el equipo gane, no importa. Para mí, aunque Leo no haga goles siempre juega de 10. Acá sabemos lo fundamental que es tener a Messi en el equipo", estimó.
   
Exyerno de Maradona y padre de su nieto Benjamín, el 'Kun' es un hombre de goles decisivos, como ya lo demostró en el City y en la selección juvenil de su país.
   
En 2012, en su primera temporada en Inglaterra, entró en la historia de su club al marcar el gol decisivo en la remontada ante el Queens Park Rangers en la última fecha del campeonato, que permitió a los 'Citizens' coronarse campeones tras 44 años.
   
Y por lo pronto no tiene pensado dejar el fútbol inglés, luego de descartar un contrato con el Real Madrid, que lo tenía en la mira.