Medel y la hinchada chilena: una relación de amor incondicional

AFP
SANTIAGO DE CHILE
20 de Junio de 2015 11:46 am

¡Gary Medel, Gary Medel!, gritaron con pasión desenfrenada en reiteradas ocasiones los fanáticos chilenos hacia su crack en la goleada 5-0 ante Bolivia, en un amor incondicional que promete profundizarse en cuartos de final de la Copa América.

El grito nació sin presiones, ni choques, ni escándalos de por medio. La hinchada chilena comenzó casi al unísono a corear el nombre del eficiente volante del Inter de Milán antes del inicio del baile que Chile le dio a Bolivia, que terminó 5-0 en favor de los anfitriones de la copa.

Aquellos que no entendían el porqué del canto se miraban extrañados por algunos segundos pero inmediatamente se unían al apoyo para el 'Pitbull', sin duda, el más valiente de los seleccionados chilenos.

El apoyo a Gary nace tras las críticas de sus compañeros al público chileno que fue a ver los dos primeros partidos de la fase de grupos, quienes acusaron a la gente de no apoyarlos con la fuerza a la que les tenían acostumbrados.

Medel, absorto de esta disputa casi familiar, nunca dejó que sus compañeros desairaran a su público, e incluso, luego del empate 3-3 con México, en el segundo juego del grupo A, prácticamente les ordenó al resto de los jugadores agradecer y despedirse de su hinchada, lo cual algunos hicieron a regañadientes.

"Hoy lo vamos a dejar todo en la cancha, como siempre!!! Más unidos que nunca", fue el mensaje de Medel antes del juego con Bolivia, y que en medio del escándalo del arresto de Vidal por conducir ebrio su lujoso deportivo, parecía ser el anuncio de la reconciliación entre el equipo y la gente.
   
EMOTIVO MEDEL
El partido entre Chile y Bolivia tuvo varios pasajes emotivos, pero sin duda, el momento cúlmine llegó con el gol de Medel, el cuarto del juego, en el que levantó el balón por sobre el arquero Romel Quiñonez, justo cuando la hinchada cantaba el himno chileno celebrando el triunfo, la clasificación a cuartos de final, y haber logrado el primer puesto del grupo A.

Medel corrió rápidamente hacia la tribuna, pidió un balón, he hizo la típica celebración del futbolista-papá orgulloso, se puso la pelota a la altura del estómago dentro de la camiseta. Un 'cachorro' se unirá pronto a la camada del Pitbull.

Visiblemente emocionado, el defensor de pocas pulgas se mostró agradecido ante el público que nuevamente lo premió gritando su nombre, confirmando la calidad de ídolo de Medel.

Pero como si esto fuera poco, cuando el equipo retornó al complejo Juan Pinto Durán, el búnker de 'La Roja', centenares de personas esperaron el autobús que transportó al equipo, que ingresó raudo al recinto deportivo.

Sin embargo, Medel salió junto al portero Claudio Bravo (FC Barcelona) y el volante Arturo Vidal (Juventus/Italia) para saludar desde la puerta del búnker a los hinchas, un gesto que terminó de reconciliar a la selección chilena con su público.

Ahora, Medel y sus compañeros se enfocan en cuartos de final, en su camino por alcanzar la Copa América por primera vez en su historia.