Ospina, su revancha personal con la Copa América

AFP
SANTIAGO
19 de Junio de 2015 04:30 pm

Una fractura del tabique nasal lo sacó de la Copa América Argentina-2011 a cuatro días del debut. David Ospina, el gran guardameta colombiano, vive su particular revancha en Chile-2015, donde ya ha sido figura ante Venezuela y Brasil.

Fue en una tarde gris en Santa Fe, en pleno invierno austral, cuando en un choque fortuito con el delantero Hugo Rodallega el meta en ese entonces del Niza francés quedó tendido en el césped con la nariz rota y los ojos desorbitados.

"Estaba muy ilusionado con jugar esa Copa, el golpe fue muy fuerte, pero no pensé que fuera tan grave y me sacara de la selección", recordó el '1' cafetero.

"'Papi, le tocó a usted'", le dijo Ospina entre sollozos a Luis 'Neco' Martínez, su segundo en el arco, a quien le llegó la titularidad como cachetada mientras que su compañero se sumía en la amargura al emprender el tortuoso regreso a Colombia.

Dice la sabiduría popular que "al que le van a dar, le guardan", y Ospina tuvo la mejor de las recompensas con el tiempo: el Mundial de Brasil-2014.

Titular indiscutido en la eliminatoria sudamericana, en la que permitió 13 goles en 16 partidos -la valla menos vencida de la ronda-, Ospina arribó a la Copa del Mundo con bajo perfil, pero observado en silencio por Arsene Wenger, que buscaba una cara joven para el arco del Arsenal.

El buen Mundial de Colombia, que alcanzó por primera vez en cinco participaciones los cuartos de final, y las notables atajadas del '1' terminaron por convencer al técnico francés para telefonear al Niza y cerrar la transferencia de Ospina.

Custodio del Emirates

El arranque en la disciplina de los 'Gunners' no fue fácil. Una lesión muscular lo radió del primer equipo cerca de cuatro meses y la competencia por la titularidad con el polaco Wojciech Szczesny se estaba convirtiendo en un dolor de cabeza.

Ospina se recuperó de sus problemas de salud, con su trabajo comenzó a meterle presión al meta europeo, hasta cuando el '1' del Arsenal estalló. Un sanción por indisciplina lo borró literalmente de la formación y dio paso al colombiano para encargarse del arco del Emirates Stadium.

Desde enero de este año Ospina se convirtió en el portero titular, disputando 17 partidos de la Premier League con notables calificaciones y 3 de la Liga de Campeones de Europa.

Su primera temporada en el exigente fútbol inglés le reportó dos títulos, la Community Shield y la FA Cup, pero el premio mayor fue haber terminado como titular y ser considerado por la prensa de ese país como uno de las revelaciones de la liga.

"Lo que pasó en Argentina hace cuatro años es parte del pasado. Ahora vengo de hacer una buena temporada con el Arsenal y lo importante es que tenemos un grupo fuerte para pelear en la Copa", anotó.
   
Figura ante Venezuela y Brasil
   
De no ser por las buenas atajadas de Ospina ante Venezuela, en la sorpresiva derrota de los cafeteros 1-0 en el debut, y Brasil, en la sensacional victoria 1-0 del combinado de José Pekerman, otros habrían sido los resultados de esos dos partidos.

"Más que lo individual lo importante es el grupo, el colectivo. Empezamos mal ante Venezuela, pero contra Brasil demostramos que tenemos un buen equipo y que lo del debut fue una mala tarde", dijo Ospina tras el choque con la verdeamarela, donde realizó una providencial atajada a Neymar en el cierre del primer tiempo, al detener con los pies un cabezazo que tenía destino de gol.

Colombia enfrentará a Perú el domingo en Temuco (sur), en una definición de fotofinish en el Grupo C, pues con Brasil y Venezuela los cuatro equipos suman 3 puntos.

"Va a ser un partido difícil, como todos los de la Copa, y lo importante es que podamos hacer el mismo juego que hicimos ante Brasil", reconoció el golero, uno de los artistas de la Copa América.