Pasan los partidos y la Copa América sigue esperando a Messi

AFP
VIÑA DEL MAR
21 de Junio de 2015 11:23 am

Un gol de penal en tres partidos no es lo que esperaban los aficionados de Lionel Messi, que llegó a la Copa América de Chile-2015 de manera pletórica tras su gran temporada en el Barcelona. Sin embargo, el astro no parece contrariado por el momento.

"Hay que seguir y ojalá en los partidos que vienen entren las que no entraron ahora", dijo el crack del Barcelona apenas terminado el encuentro con Jamaica, que Argentina ganó con un pálido 1-0 y sin jugar bien a pesar de disponer de muchas chances de gol.

Messi tuvo las suyas, pero como sucedió ante Paraguay (2-2) y Uruguay (1-0), no pudo convertir y el festejo de sus 100 partidos con la selección mayor no fue el deseado.

En trece partidos por Copa América (Venezuela-2007, Argentina-2011 y Chile-2015) ha marcado apenas tres goles, una magra cosecha para el hombre que lleva 412 tantos en 482 encuentros con el Barça.

El promedio es incluso mucho más bajo que el que tiene con la selección en la década que lleva jugando desde su debut en 2005, de casi 0,5 gol por partido (46 tantos en 100 encuentros).

No hay explicaciones lógicas para su falta de eficacia en el arco rival, una cuestión que provoca desazón entre los simpatizantes albicelestes.

Lo inquietante es que no solo faltan los goles. Salvo raros pasajes, Messi tampoco ha mostrado en Chile esos regates y pases maravillosos que ofrece en el Barcelona.

De hecho, al margen de marcar de penal contra Paraguay (por falta a Ángel di María), 'la Pulga' no ha dado asistencias en lo que va del torneo, aunque esta estadística bien puede adjudicarse a sus compañeros, tan fallones como él.
   
¿Al revés que en el Mundial?

En el Mundial de Brasil-2014 Messi había arrancado con todo con cuatro goles decisivos en los tres partidos de la fase inicial (uno a Bosnia, uno a Irán y dos contra Nigeria).

Luego, sin embargo, no volvió a convertir en la ruta hasta la final con Alemania y la dolorosa derrota en la prolongación, un total de cuatro encuentros.

¿Será que en Chile esto se invertirá y el crack se despertará a partir de los cuartos de final en Viña del mar el próximo viernes?

Está claro que el entrenador Gerardo Martino, sus compañeros y los simpatizantes así lo esperan.

Y el cuatro veces Balón de Oro, que no estaba frustrado tras el partido contra Jamaica, es de los que nunca se rinden.

"Lo importante es que se genera y mucho", afirmó Messi, que busca levantar ese trofeo que se le viene negando desde que juega con la casaca nacional.

Para ello, dijo haber llegado a este certamen "mejor" que al Mundial, exultante tras ganar con Barcelona la Liga y la Copa del Rey de España y la Liga de Campeones de Europa.

Nada está garantizado, aunque con él siempre pasan cosas inesperadas.

El sábado ante Jamaica, lo insólito fue el pedido del delantero DeShorn Brown para tomarse una 'selfie' con el astro mundial.

Brown, que juega en el Valerenga de la liga noruega, había sido reemplazado en la segunda mitad. Nada más pitar el final el árbitro, regresó corriendo teléfono en mano para abordar a su ídolo, que primero puso cara de sorpresa pero acabó posando junto al improvisado y sonriente fotógrafo.