¡Poco fútbol del bueno en la Copa!

Carlos Caballero
SANTIAGO DE CHILE
2 de Julio de 2015 12:00 am

La Copa América se mostró muy pareja desde la fase de grupo hasta las semifinales que recién terminaron en Chile. A decir verdad hubo poco fútbol del bueno, ese que enamora a los hinchas de este apasionante deporte.

Los finalistas están listos. Chile y Argentina, dos de los llamados favoritos, llegaron a esta instancia en donde buscarán sellar con broche de oro su participación. Las finales no se juegan sino que se ganan, eso lo tienen claro los jugadores que le apostarán a la gloria para hacerse a esta Copa.

A esta instancia pasaron los más regulares. Sin ser la Alemania del pasado Mundial, por ejemplo, Chile y Argentina mostraron un nivel interesante, no fueron las súper selecciones, pero avanzaron con menos dificultades que las demás y eso tiene sus méritos.

ARGENTINA LLEGA MÁS FUERTE

Viene de menos a más. La Argentina de Tata Martino no tuvo un gran inicio de torneo, pero en sus dos últimas presentaciones, ha mostrado que tiene estampa de campeón.

En la primera fase, Argentina empató 2-2 con Paraguay, venció 1-0 a Uruguay y derrotó apenas 1-0 al débil Jamaica. Sus actuaciones en esos tres juegos fueron normalitas 'tirando' a malas. Quedó debiendo.

Pero en los dos últimos juegos, los gauchos se pellizcaron y mostraron un buen accionar, que los ha llevado a ganar y llegar bien fuerte a la final.

Ante Colombia, en cuartos, Argentina le dio una lección de fútbol a la tricolor. Los gauchos, lejos, merecieron ganar en la cancha, pero en aquella oportunidad su buen juego no fue combinado con la eficacia. Entonces, para pasar a semis, tuvieron que ganar en los penales.

El pasado martes, en el encuentro ante Paraguay, por el cupo a la final, Argentina se mostró inmenso desde el principio. El marcador final fue de 6-1.

Tienen 22 años que no ganan nada y una inmensa presión de la hinchada para que esta sea su Copa luego de ser subcampeones mundiales en el 2015.

CHILE Y SU LOCALÍA

Si algo le ha servido a Chile para seguir avanzando es jugar como local. Eso ha sido clave, sin demeritar lo hecho por la selección austral, es bueno decir que a este equipo le han dado uno que otro empujón para llegar a la final.

Tiene un onceno para jugar mejor y hasta ahora no lo ha hecho. Es un equipo que ataca bien, pero se desordena para recuperar el balón. Da serias ventajas atrás, no alcanza a ser equilibrado.

Venció 2-0 a Ecuador en la primera fecha en un resultado que fue mentiroso por lo que se observó en la cancha. Luego vino el 3-3 ante el kinder de México y el 5-1 a favor frente a un Bolivia, que ya estaba clasificado a cuartos. Le ganó a Uruguay 1-0 en un polémico y difícil juego, que dejó a dos expulsados por los charrúas, y también tuvo dificultades para superar en semis 2-1 a Perú, que jugó desde el minuto 23 con un jugador menos ante la expulsión de uno de sus defensas centrales.

Pesa jugar de local y el sábado, en el estadio Nacional de Santiago, seguramente será alentado por su público al ciento por ciento.

SE FUERON SIN BRILLAR

Paraguay y Perú, con más orden táctico que fútbol, les alcanzó para llegar a semis y aunque no avanzaron disputarán el viernes el tercer lugar del torneo.

Se quedaron por fuera selecciones fuertes de las que se esperaba más en la Copa como Brasil, Colombia y el mismo Uruguay. También se fueron por la puerta de atrás Ecuador, México, Bolivia, Jamaica y Venezuela.

180 minutos faltan para que termine esta Copa América que inició con gran expectativa en Chile. ¿El duelo de la final promete un buen espectáculo?