Teo, el talismán de Colombia

AP
SANTIAGO DE CHILE
18 de Junio de 2015 04:06 pm

A José Pékerman se le ilumina el rostro cuando habla sobre "Teo". El  delantero de la selección colombiana, tan talentoso como polémico, es una especie de talismán para el timonel, como quedó plasmado en la victoria 1-0 sobre Brasil por la segunda fecha de la Copa América.

Después de una derrota 1-0 ante Venezuela que dejó a Colombia mal parada y desnudó ciertas falencias en el ataque, Pékerman optó por Teófilo Gutiérrez en lugar de Carlos Bacca para acompañar al capitán Radamel Falcao en la delantera.

Y como suele hacerlo con la selección, Gutiérrez respondió al llamado.

Incisivo y astuto, el ariete de River Plate fue un dolor de cabeza para la zaga brasileña con su velocidad, diagonales y capacidad para arrastrar marcas y asociarse con los mediocampistas James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado. Justo lo que necesitaba una Colombia en la que Falcao no termina de calibrar luego de lesión de rodilla e inactividad la pasada temporada con Manchester United.

"La actuación de Teo Gutiérrez para mí fue descomunal, fue excelente", observó Pékerman después de la victoria del miércoles, que dejó a Colombia con los mismos tres puntos que Brasil en el Grupo C.  "Hizo un trabajo muy inteligente en el juego, con mucha astucia como él lo hace. Entendió lo que necesitaba el equipo y fue una excelente compañía para James, que nos estaba faltando, para Falcao, para Cuadrado".

Gutiérrez fue titular en la selección que alcanzó los cuartos de final de la pasada Copa del Mundo, al igual que en todo el proceso de las eliminatorias sudamericanas. Nunca se ha cuestionado el talento del ariete oriundo de Barranquilla, de 30 años, sino algunos problemas de indisciplina y actitud displicente en sus clubes.

En 2011 forzó su salida del equipo turco Trabzonspor por lo que muchos creen que fue una lesión fingida, al año siguiente se fue de Racing Club de Argentina tras un incidente en el que sacó una pistola a sus compañeros, y tuvo un período en Cruz Azul de México en el que jugó poco y finalmente obligó al equipo a transferirlo a River Plate. Con ese club argentino ha tenido una etapa de mayor estabilidad desde 2013 y fue uno de los referentes del equipo que conquistó una liga, la Copa Sudamericana y está en semifinales de la Copa Libertadores.

Pero más allá de estos incidentes, Gutiérrez ha sido una constante en las convocatorias de Pékerman y otros técnicos de la selección, y es un ídolo entre la afición, especialmente cuando Colombia juega sus partidos por eliminatorias en Barranquilla.

"Teo siempre a la selección le ha dado momentos muy buenos", apuntó Pékerman.