Uruguay confiado en "defender el título" aunque no esté Suárez

AFP
MONTEVIDEO, URUGUAY
28 de Mayo de 2015 07:22 pm

Uruguay es un "gran equipo", "fuerte", y aunque su máxima estrella, el delantero del Barcelona Luis Suárez no estará en la Copa América de Chile, está confiado en sus posibilidades de defender su título de campeón, dijo este jueves su capitán, Diego Godín.

El jugador, quien habló con la prensa al término de las prácticas matutinas del combinado que dirige Oscar Tabárez, espera un torneo "muy exigente" y una "serie difícil".

"A priori los favoritos son Argentina y Brasil. Lo han sido históricamente. Por lo hecho en el último Mundial, Argentina" y "Brasil no deja de ser una potencia como lo es siempre.

Colombia está en un gran momento" y Chile tendrá el favoritismo del local, dijo el capitán charrúa, retomando palabra por palabra la opinión del entrenador uruguayo emitida el lunes.

Sin embargo, el defensa del Atlético de Madrid fue contundente sobre las posibilidades de los celestes, que irán a Chile sin Suárez, suspendido por la FIFA.

"Uruguay está en un buen momento, es un gran equipo, una gran selección. No podemos pensarnos favoritos. Nos gusta ir un poco con el perfil bajo y sabiendo que vamos a tener que competir y hacer un esfuerzo muy grande". Pero "históricamente siempre nos ha ido bien", recordó Godín, aludiendo al récord de 15 títulos que ostentan los seleccionados de Uruguay en el máximo torneo continental.

Godín dijo que Uruguay intentará repetir y que viaja "confiando" en sus posibilidades. Y remató: "Somos una selección muy fuerte porque somos el equipo campeón que va a defender el título".
   
SUÁREZ, DE AUSENCIA PRESENTE
"Tenemos que olvidarnos de Suárez" aunque sea un jugador "fundamental" para la selección uruguaya, dijo Godín.

"La no presencia de Luis, no vamos a mentirnos, es importante. Es un líder dentro del campo y fuera" y además "está pasando por un momento espectacular", opinó el defensa.

Pero "tenemos que olvidarnos de Luis (...) y prepararnos con los que estamos", insistió.

Suárez, máxima estrella charrúa, fue suspendido en el Mundial de Brasil 2014 por morder en el hombro al italiano Giorgio Chiellini. La suspensión fue por nueve fechas con la selección uruguaya, lo cual lo excluyó no solo de la Copa del Mundo sino también de la próxima Copa América que comienza en Chile en junio.

Godín también fue consultado por la ausencia de otros jugadores del plantel celeste campeón de América en 2011 que no podrán asistir por lesión, como Martín Cáceres, de la Juventus italiana.

"Todos los buenos futbolistas y que sabemos que son importantes pesan, son bajas importantes" cuando faltan, sostuvo.

Pero "no vamos a quedarnos en los que no están" sino a "enfrentar esta copa con los 23 futbolistas que están hoy", concluyó al ser consultado por los cambios impuestos al esquema del DT Oscar Tabárez por las ausencias de Suárez, Cáceres o el retiro del goleador Diego Forlán de la selección anunciado en marzo.

El combinado 'charrúa' deberá medirse con Jamaica el 13 de junio en su debut copero en Antofagasta, y luego con la difícil Argentina y con Paraguay, con quienes integra el grupo B del certamen.

DEL ESCÁNDALO DE LA FIFA, POCO
La rueda de prensa se abrió con una consulta a Godín sobre el escándalo de corrupción destapado en la FIFA el miércoles, pero el jugador charrúa tiró el balón afuera.

"Nosotros estamos un poco al margen de eso. No puedo emitir una opinión objetiva de este tema. (Vamos a) centrarnos en lo futbolístico", se excusó Godín.

Godín ve con buenos ojos que la iniciativa de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, el gremio del sector, que anunció en la madrugada en su cuenta de twitter que pedirá "el final de la suspensión" impuesta por FIFA a Suárez ya que fue "suspendido por un órgano sospechado de corrupción".

Siete responsables de la FIFA -entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, quien fuera presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol y de la Conmebol- fueron detenidos el miércoles en Zúrich a petición de la justicia estadounidense, que los acusa de aceptar sobornos multimillonarios desde principios de los años 1990.

La fiscalía suiza abrió, por otro lado, una investigación sobre la adjudicación del Mundial de 2018 a Rusia y el de 2022 a Catar.