La lucha es contra Argentina y Uruguay

Carlos Caballero
Enviado Especial El Universal - Santa Clara, California (EE.UU.)
3 de Junio de 2016 09:57 am

Para qué decir algo diferente y lejos de la realidad. Señores: la lucha es contra Argentina y Uruguay en la Copa América Centenario de los Estados Unidos. Para mí es así.

Argentinos y uruguayos tienen las selecciones más fuertes, por lo que se convierten en rivales a vencer en este campeonato. Repito: ellos llegan con el rótulo de favoritos.

Por fortuna a Colombia no le tocó la Argentina de Messi y el Uruguay de Luis Suárez en la primera fase.  Y digo esto porque así a la tricolor le toca, en el papel, más fácil para avanzar en la Copa. 

La historia de esta Copa, que lleva a su versión 45, dice que Uruguay es el rey de reyes, con 15 galardones ganados. Argentina ha ganado en 14 oportunidades este trofeo. Tienen buenas selecciones, por características de sus jugadores ambos planteles son unos grandes guerreros en la cancha y están acostumbrados a ganar cosas grandes.

Más allá de Messi y Suárez, quienes llegan entre algodones, pero seguramente jugarán en cualquier momento,  Argentina y Uruguay tienen una tremenda banda y, además, pareciera que tuvieran la varita mágica en torneos cortos.

Es verdad que Chile, el del Rey Arturo Vidal, es el actual campeón, pero pienso que difícilmente le alcanzará para llegar a la final y, sobre todo, ganarla otra vez.

Aunque habrá que tener cuidado porque Brasil siempre será Brasil. En esta ocasión, con Neymar ausente, sí que les resultará complicado al amarillo y verde ganar el título. 

¿Y Colombia?. Este es un buen interrogante. A mí me gusta el equipo porque tiene experiencia, calidad y ganas. ‘El Pibe’ Valderrama y ‘El Tino’ Asprilla, dos grandes del fútbol colombiano, han dado a  nuestra selección como favorita.

Pero pienso que el plantel nacional tiene mucha renovación en su nómina y  solo el trasegar de los partidos irá diciendo para qué estamos en esta Copa. Sin embargo, insisto, me gusta Colombia, pero por ahora me inclino de entrada por Argentina y Uruguay.