Indicadores económicos
2018-04-23

Dólar (TRM)
$2.799,45
Dólar, Venta
$2.778,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.425,96
UVR, Ayer
$257,08
UVR, Hoy
$257,15
Petróleo
US$68,64

Estado del tiempo
2018-04-24

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 13:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 06:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.3 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2018-04-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Álvaro López, el peso de una dinastía

Desde antes de que comenzara el “50 Festival de la Leyenda Vallenata, Cuarta Edición Rey de Reyes”, entre el público vallenatófilo del Caribe colombiano se comentaba que lo más probable era que ese título lo ganara Wilberth Mendoza, por ser hijo del primer Rey de Reyes que tuvo el certamen en 1987, Nicolás ‘Colacho’ Mendoza.

Colacho fue uno de los amigos más entrañables de ‘la Cacica’ Consuelo Araújo Noguera, y uno de los primeros acordeonistas juglares que dieron a conocer las canciones del compositor Rafael Escalona Martínez.

Los triunfos de ‘Colacho’ Mendoza en el Festival siempre fueron polémicos, dado que el público consideraba que la corona la merecían otros, discusión que revivió cuando Wilberth Mendoza se coronó Rey Vallenato en 2013, pese a que otros competidores demostraron mejores destrezas. De todos modos, fue coronado.

Aunque a medida que avanzaba el festival de este año, esa concepción iba perdiendo fuerza, en tanto que la figura de Álvaro López se agiganta, puesto que pertenece a una de las dinastías más célebres del estilo vallenato, como lo es la familia López, del municipio de La Paz (Cesar).

Fueron precisamente Los hermanos López, con la voz del cantante Jorge Oñate, quienes marcaron, en la década de los años 70, un hito importante en la evolución del estilo vallenato, sobre todo por la nota, toda vez que el acordeón de Miguel López (el padre de Álvaro) empezó a proponer arreglos que daban paso al llamado vallenato lírico, pero sin abandonar del todo los parámetros de la música raizal.

Miguel López se coronó Rey Vallenato en 1972, en una elección polémica no por sus cualidades como acordeonista (que las tenía de sobra), sino porque nunca cantó, como lo hacían los viejos juglares, sino que se sirvió de las calidades de Jorge Oñate, quien para entonces era un muchachito que aprendió a tocar en pocos días la guacharaca en aras de acompañar a López.

De ahí en adelante, la figura del cantante dentro de una agrupación vallenata cobró la relevancia que ha permanecido hasta estos días en que el acordeonista ya ocupa un segundo plano.

Otros parientes de Álvaro López, como Elberto y Navín López también se coronaron reyes vallenatos en diferentes épocas, pero fue solo hasta 1992 cuando el entonces joven prospecto alcanzó ese título, haciendo parte de la agrupación de Jorge Oñate, quien, dicho sea de paso, es el vocalista que más acordeonistas ha llevado a coronar en la tarima de Valledupar.

Por esto último, no eran tan descabelladas las afirmaciones según las cuales Wilberth Mendoza tendría un duro escollo para conseguir la corona, pues Álvaro López no solo contaba con su trayectoria a nivel discográfico sino también con el respaldo del llamado Jilguero de América.

En cuanto al mundo fonográfico, Álvaro López se dio a conocer con Oñate en 1986 cuando publicaron la producción “Ahora con Álvaro López”, de donde se desprendieron éxitos como “Irene” y “Cómo pudo terminar”. De ahí en adelante se conocieron diez producciones más de innegable notoriedad, hasta que la unión se disolvió y López hizo pareja con el Rafael Santos Díaz, mediante el trabajo discográfico “El Turpial”.

Ahora volvió a reunirse con Jorge Oñate, pero antes logró grabar algunas producciones con el cantante Diomedes Díaz, convirtiéndose en el último acordeonero que acompañó al reconocido Cacique de La Junta.

El jurado del Festival Vallenato otorgó a Christian Camilo Peña el segundo lugar; y a Almes Granados, el tercer puesto.

Cabe destacar que la actuación más aplaudida fue la de Cristian Camilo Peña, pues la enorme calidad de cada una de sus ejecuciones fue más que evidente, razón por la cual las rechiflas no se hicieron esperar cuando el jurado comunicó que le habían dado el segundo puesto.

Para algunos conocedores, si el título de Rey de Reyes hubiera recaído en Almes Granados el fallo hubiese sido más que acertado, pues, en todo momento, el mariangolero (de María Angola, Cesar)  mostró talante de juglar, buen canto y nota reposada, al estilo del verdadero vallenato.

Homenaje a Diomedes
El Rey de reyes del 50 Festival de la Leyenda Vallenata ofreció su corona al Diomedes Díaz, a quien acompañó con su acordeón hasta diciembre de 2013, cuando falleció el Cacique de La Junta. También dedicó su triunfo al fallecido hijo del Cacique, Martín Elías Díaz; a Jorge Oñate, su actual compañero de fórmula; a su padre Miguel López y a sus hijos.

“Esta corona quiero brindársela a mi compañero de fórmula Diomedes Díaz; me pegué al alma de él para este concurso, me enfocó y aquí están los resultados”, expresó López.

El hijo de Leandro

En la primera ronda del Concurso de la Canción Inédita Vallenata, uno de los jurados era el cajero Pablo López Gutiérrez, otro de los componentes de los López de La Paz, quien renunció a ser calificador en cuanto Ivo Díaz cantó el merengue “El rey de los cajeros”, dedicado al célebre al percusionista pacero.

En cuanto a esta elección no hubo discusiones, ya que desde el primer momento “El rey de los cajeros” se perfiló como posible ganador, decisión que no sorprendió, dado que Ivo Díaz (hijo del compositor Leandro Díaz) siempre ha sido reconocido como excelente compositor y el mejor cantante que tiene el vallenato raizal en estos momentos.

Se dio a conocer, para el mundo discográfico, en 1983, cuando hizo pareja con el desaparecido Rey Vallenato Rafael Salas. En ese momento el compromiso fue grande para Díaz, pues debía reemplazar a un monstruo como Armando Moscote, quien unos meses atrás había muerto en plena cúspide de su carrera.

Posteriormente, hizo pareja con Colacho Mendoza, Beto Molina, Raúl “El Chiche” Martínez y Hugo Carlos Granados.

Fue también uno de los principales protagonistas de la colección “Cien años de vallenato”, de los periodistas Daniel Samper Pizano y Pilar Tafur.

Ivo Díaz también guarda la gracia de ser considerado uno de los mejores presentadores de canciones inéditas que ha dado el vallenato, lo que se demuestra con muchos triunfos a nivel de los festivales del Caribe colombiano.

En segundo lugar quedó la canción “Hola Forastero” (Paseo), de Sergio Moya Molina; y  “Puya pa’l Diablito”,  (Puya), de Adrián Villamizar, un argentino amante de la música vallenata.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese