Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Cartagena, un nuevo territorio grafitero

-A A +A
 

Un lugar abandonado para depositar basuras o un punto de encuentro de la delincuencia puede cambiar su imagen con una explosión de colores, un sinnúmero de disparos de spray, muchas pinceladas y un mensaje transgresor; es decir, puede cobrar vida con un grafiti.

Los grafitis tienen un toque transformador que le ha cambiado la cara a Cartagena en los últimos años, y aunque algunos continúan viéndolo como un acto vandálico, lo cierto es que con él se han recuperado espacios “oscuros” de la ciudad y se le ha dado vida a paredes que poco o nada captaban la atención de nuestra vista.

Getsemaní y más recientemente un lote baldío en el sector El Papayal de Torices han sido testigos del poder que está detrás de los grafiteros y su toque artístico.

En diciembre de 2013 se dio el que puede ser considerado uno de los pasos más grandes para que los grafiteros sean vistos con buenos ojos por la ciudadanía, cuando se dio el I Festival Internacional de Arte Urbano de Colombia en Getsemaní, con apoyo del colectivo Vértico Grafiti y de otras organizaciones.  Más recientemente en la ciudad han surgido otros movimientos como la Toma de Graffitti Cartagena, que llegó hace 10 días a su tercera versión, así como también han llegado artistas internacionales dedicados a este arte, como el artista finlandés Fin Dac, quien visita por tercera vez la ciudad y ha dejado su trabajo en las calles de La Heroica y el Museo Histórico de Cartagena.

Estos dos últimos eventos que se realizaron para la misma fecha han dado cuenta de la necesidad que tiene el grafiti de sentirse y de transmitir su mensaje; pero también del toque transformador que dan. Fue así como una pared en Torices que hasta hace poco estaba plagada de propaganda política vencida ahora transmite miles de significados a cada una de las personas que a diario transitan por allí y como una pared en blanco de una construcción reciente en la avenida El Pedregal ahora tiene la obra de Fin Dac mirando desde varias perspectivas hacia “la otra Cartagena”.

FIN DAC
El grafitero cartagenero ha ido tomando fuerza en la ciudad, en parte porque su trabajo ha mejorado con el paso de los años y porque con la llegada de extranjeros, como Fin Dac, se ha encarrilado una lucha para quitar el estigma vandálico que los rodea (Lea aquí: Famoso artista urbano Fin Dac pintará tu cara en el Centro).

En el extranjero, aunque no en todas partes, la perspectiva a este arte urbano ha ido cambiando para bien, sitios valorizados por el grafiti ahora se convierten destinos turísticos para un segmento de viajeros amantes del arte.

Es por ello que la obra de artistas como la del irlandés Fin Dac,  maestro del stencil y uno de los exponentes más importantes del movimiento del arte urbano europeo, cuyo trabajo ha sido plasmado en el Distrito de Wynwood, una antigua zona  deprimida cercana al centro de Miami, que se ha convertido en el epicentro mundial del muralismo urbano, cobra relevancia para este tipo de expresiones en la ciudad.

Para Eduardo Hernández, director de Artes Plásticas de la Fundación Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar, arquitecto, artista plástico, curador de arte y administrador de museos, “su presencia es una forma de apoyar esta expresión que ha estado inexplicablemente puesta en duda. Hemos visto que ha habido muertes de grafiteros, no solamente en Bogotá sino en Miami, generando grandes respuestas de la gente. La actividad del grafitero todavía se sitúa en un campo de transgresión que creo que incomoda a algunas personas y genera esas reacciones” (Lea aquí: La cara de Cartagena, en el arte de Fin Dac).

Time-lapse: Fin Dac pintando en Getsemaní:

¿QUÉ ES EL GRAFITI?
Un grafitis tal como los define la Real Academia es una “firma, texto o composición pictórica realizados generalmente sin autorización en lugares públicos, sobre una pared u otra superficie resistente”, pero para aquellos que se han apropiado de esta expresión el significado es más profundo y puede variar para cada artista.

Bluny, uno de los grafiteros cartageneros que participó en la feria del 2013 y de la Toma que se dio en Torices, afirma que para él “es un estilo de vida y lo puedes ver desde mi manera de vestir, hablar, mi habitación”.
Para Eduardo Hernández el grafiti “es una de las formas más contemporáneas de la pintura que tiene una capacidad reactiva, de expresar y decir las cosas más allá de si estoy dentro de las normas, la ley o no. El arte en general es una transgresión permanente y el grafiti enfatiza más esa transgresión” (Lea aquí: Las paredes de El Papayal se llenaron de grafitis).

Este artista plástico agrega que “el grafiti es una forma contemporánea de muralismo. El muralismo (que practica Fin Dac) y el grafiti son hermanos, tienen la misma esencia, que es que se opone a la obra individual, que asume el valor público del arte, que se compromete con todos, que está ahí expuesta, que no es eterna porque se deteriora con la lluvia. Es como la pintura griega de la que después no quedó nada”.

LA RUTA DEL GRAFITI: CIUDAD MURAL
El grafiti ha ido tomando tanta fuerza en la ciudad que en 2013 gracias a la intervención de Vértigo Grafiti se realizó el I Festival Internacional de Arte Urbano de Colombia, con el cual se plasmaron 23 obras en diferentes puntos del barrio Getsemaní.

Estas obras adquirieron relevancia para los raizales de este barrio y para el turismo por lo que se diseñó la Ruta Ciudad Mural, la cual de acuerdo con la Fundación Tu Cultura, uno de los promotores, ha tenido una gran acogida que ha ido creciendo con el paso de los años.

Esta ruta se hace en bicicleta o caminando. Hay ruta corta (que muestra la mitad de los murales) y larga (que muestra la totalidad). El valor está entre los 30 y 60 dólares, dependiendo del recorrido. El costo incluye hidratación, bicicleta.
“Está plasmada en aspectos culturales de ayer, hoy y la prospectiva de Getsemaní donde se está viviendo un problema de gentrificación (proceso de transformación urbana en el que la población pobre original de un sector o barrio deteriorado es desplazada). En la ruta se da el significado de cada mural, así como el contexto histórico, político y económico del barrio y sus sitios emblemáticos”, dijo Merly Beltrán Vargas, directora de la Fundación TuCultura.

Beltrán Vargas sostuvo que por la importancia que esta ruta ha tenido para el turismo se está pensando realizar un segundo Festival que vaya desde Getsemaní hasta el Mall Plaza, para ampliar la ruta.

Pero no todo lo que recibe esta Feria y posterior recorrido turístico son comentarios positivos, pues para el artista plástico Eduardo Hernández “la iniciativa de pintar grafitis allí llegó un poco tarde, debió darse hace unos 30 años, porque ya Getsemaní no nos pertenecía. Es una paradoja, el grafiti debía servir para denunciar el desplazamiento urbano al que hemos sido sometidos en Cartagena, no que lo vengan a traer cuando el daño ya está hecho, porque agrega valor a los que están ahí, entonces el grafitero se convierte cómplice por omisión, porque no lo sabe, pero es manipulado” (Fotos: Grafitis y otros murales que transformaron las paredes de Getsemaní y Torices).

HABLA FIN DAC
Fin Dac notó el avance que se ha presentado en los últimos años en la ciudad, se mostró contento con las obras que vio en Getsemaní durante su estancia en la ciudad y habló de las obras que realizó en La Heroica.

Es la tercera vez que Fin Dac viene a Cartagena. En su segunda visita plasmó dos de sus murales, uno en una casa de madera en San Francisco (lo que le permitió conocer “la otra Cartagena”) y otro en la Plaza de la Trinidad de Getsemaní. Ahora también se va dejando dos obras de arte en las que retrata a una joven que ganó el concurso 'La cara de Cartagena' que organizó el portal web This is Cartagena.

“Esta obra (la que hace en la avenida El Pedregal) me gusta porque siempre pinto mujeres asiáticas, entonces pintar una mujer de otra etnia me llama mucho la atención, para hacerla utilizo pintura de pared y spray con una técnica inusual para las sombras que es un puntillista, que sirve para dar sombras y volumen. Por eso me demoro unos 4 días haciéndola”, señaló Fin Dac, quien se va dejando una huella para el arte urbano, especialmente el muralista, así como la invitación implícita a apropiarse más de este arte.

*Obra de Fin Dac en el Museo Histórico de Cartagena.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2324 fotos
63953 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese