Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Obras de Picasso al rescate de barrio amenazado por demolición en Oslo

-A A +A
 

Los frescos realizados a partir de dibujos de Pablo Picasso que sobrevivieron al atentado con bomba perpetrado por Anders Behring Breivik en 2011 causan polémica en Noruega por el destino de dos edificios de ministerios amenazados de demolición.

"La Playa" y "La gaviota", así como dos versiones de "Pescadores" y "Sátiro y Fauno", dibujados por el maestro español, fueron reproducidos con chorro de arena por el noruego Carl Nesjar en las paredes de hormigón del barrio de los ministerios que surgió en el centro de Oslo después de la guerra.

Estas obras, realizadas en un estilo infantil fácilmente reconocibles, con personajes de geometría simple y una aparente carencia de perspectiva, son la primera diversificación del arte de Picasso hacia este tipo de material.

"Es un tesoro internacional", afirmó el ministro noruego del Medio Ambiente", Baard Vegar Solhjell, encargado de las cuestiones relativas al patrimonio cultural. "Su demolición desencadenaría una polémica a nivel internacional", declaró al diario Dagsavisen.

Sin embargo, esta cuestión se plantea desde que el militante de extrema derecha Anders Behring Breivik hizo estallar una camioneta cargada de explosivos en pleno centro del poder político el 22 de julio de 2011.

La explosión dejó ocho muertos --los primeros de una jornada sangrienta que en total costó la vida a 77 personas--, destruyó el "bloque H", una torre de 17 pisos donde se encuentran las oficinas del primer ministro desde 1958, y causó grandes daños en los ministerios vecinos.
   
A fines de junio, un grupo de expertos encargados de reflexionar sobre la futura sede gubernamental consideró que la solución más económica consistiría, entre otras, en destruir el "bloque H" y otro edificio ministerial, el "bloque Y", donde se encuentran las obras de Picasso.
   
Estas no serían demolidas, sino cortadas en el hormigón para ser utilizadas de otra forma.
   
Sin embargo, teniendo en cuenta su profunda relación con la arquitectura original, ¿pueden estos frescos abandonar las paredes para las cuales habían sido concebidos?
   
Tanto los especialistas del arte como los analistas de la prensa responden negativamente.
   
El director del patrimonio cultural, Joern Holme, quien destacó su importancia histórica, tanto desde un punto de vista arquitectónico como político y su fuerte contenido cultural, es partidario de la rehabilitación del "bloque H".
   
"Nosotros no podemos demoler lo mejor de un período cultural simplemente porque actualmente se considera que eso es feo", explicó a la AFP.
  
"Eso no es digno de una nación culta. Destruir lo mejor que hizo Noruega en una época dada de su historia es contrario a todos nuestros valores", insistió.
   
Por otra parte, la familia Picasso tiene derecho a expresar su opinión en nombre del derecho moral sobre la obra dejada por su ilustre antepasado.
   
"La obra de Picasso fue creada para formar parte de ese edificio. No pueden retirarla así, sin preguntar", subrayó Claudia Andrieu, jurista de la Administración Picasso.
   
"Nosotros no hemos sido interrogados, lo que es a la vez deseable y necesario", agregó, y subrayó que los sucesores de Picasso están abiertos "diálogo".
   
El "bloque H", una torre austera y severa, obra del arquitecto noruego Erling Viksjoe, que a una escala más modesta recuerda la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, nunca fue muy popular en Noruega.
   
Según una encuesta publicada en julio por el diario Verdens Gang, 39,5% de las personas interrogadas desean que fuera derribada, frente a un 34,3% partidarias de que sea conservada.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63910 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese