Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

A son de Guerra se enciende el Hay Festival

-A A +A
 

Sencillo, pero muy cálido. Juan Luis Guerra, 57 años, uno de los mayores referentes de la música latinoamericana cuyo genio de la composición es indiscutible, fue el encargado de encender la décima edición del Hay Festival.

El cantautor ofreció una serie de anécdotas que lo vinculan sentimentalmente con Colombia. Durante la charla, que sostuvo con el periodista Roberto Pombo en un Teatro Adolfo Mejía repleto y ávido de canciones, el ganador de 15 Grammy latinos reveló su profunda admiración por los Gaiteros de San Jacinto y Lucho Bermúdez.

De entrada se ganó al género femenino del auditorio cuando, interrogado por Pombo sobre su pareja, dijo que “el que quiere a su esposa se quiere a sí mismo”, haciendo alusión a la constancia en su matrimonio.

El dominicano mantuvo un tono de voz sereno y suave. Explicó que antes de ser uno de los artistas más reconocidos internacionalmente, había decidido, intentando complacer a sus padres, estudiar contaduría. El público rió con la ironía. “No duré ni dos días”, admitió.

La ansiedad y la fe
Contó a los espectadores cómo su tío le fue mostrando, de camino a su colegio, la bachata, género que quedaría impreso muy temprano en su infancia.

Relató también cómo los azares de su vida lo llevaron a estudiar música, a principios de los años 80, en Berklee College of Music, Boston, Estados Unidos, lugar en donde conoció a su esposa Nora Vega. “Una amiga me dio una carta para que se la llevara, creo que con segunda intención. Cuando la vi me di cuenta que era muy alta, dije: ¡Wow, qué gran regalo!”.

Acompañado por su guitarra acústica, interpretó su tema Ojalá que llueva café, generando uno de los instantes más emotivos de la charla de una que se desarrolló a las 12:30 de la tarde. Dijo que el tema surgió luego de una de las visitas que realizó a Santiago, República Dominicana, y tras entrar en contacto con la poesía rural de su país.

Además confesó que antes de ganar su primer Grammy, pensaba que aquel galardón solucionaría la mayoría de sus “problemas”. No obstante, desveló que luego de obtenerlo, sufría “ataques de ansiedad” que sólo encontraron sosiego cuando se refugió en la fe cristiana. Aquel vuelco en su carrera -descubrió- le ha permitido lograr la estabilidad emocional que había sido esquiva en sus inicios.

El genio creativo
Sobre el proceso de composición de sus temas clásicos que le han dado la vuelta al mundo llegando a vender más de 20 millones de discos, el cantautor ha manifestado que la melodía es lo primero que surge. Después su cerebro musical va detallando los arreglos con su orquesta 4.40, y por último elabora la letra de sus canciones.

Guerra estremeció a los asistentes de este conversatorio inaugural. Lo hizo ejecutando fragmentos de canciones ampliamente coreadas. Lo hizo sonriendo ante cada petición musical del periodista. Y, sobre todo, lo consiguió matizando uno a uno sus recuerdos con su carisma.

Entre pregunta y respuesta, el guitarrista tocó al menos cuatro de los temas que conforman su reciente producción discográfica titulada ‘Todo tiene su hora’. Fue poco a poco introduciendo a la audiencia en el danzón, el merengue, la bachata y el rock and roll. Este último género musical -dijo- fue la clave del sincretismo de lo que ha sido su obra. La música anglosajona que le llegó, en principio, a través de los Beatles fue la que determinó su éxito. Lo explicó mejor con su guitarra interpretando su canción Bachata Rosa y luego ejecutando el arpegio inicial del tema Here comes the sun, de la banda más famosa de la historia.

Canto a Colombia
También hubo tiempo para una de las anécdotas más curiosas y desconocidas: aquella vez en 2008 cuando él y otros músicos, entre ellos, Alejandro Sanz y Juanes viajaban de regreso a Miami luego del concierto denominado ‘Paz sin fronteras’, realizado en Cúcuta, Norte de Santander. Narró cómo el avión que los transportaba atravesaba una fuerte tormenta y toda la tripulación, salvo él, estaba nerviosa. Dijo que la tranquilidad y confianza, basada en su creencia espiritual, le permitió calmar a los pasajeros. “A quince mil pies de altura todos somos creyentes”, bromeó.

La charla concluyó con una presentación de imágenes de los múltiples paisajes de las regiones del país, musicalizadas por el tema Canto a Colombia, de su último álbum editado el año pasado.

Juan Luis, casi sin proponérselo, alumbró en Cartagena una charla vital, aguerrida, brillante y puntiaguda que vaticina la altísima calidad de las conversaciones que enmarcan el festival de literatura más importante de Colombia.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese