Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

"Cállate corazón", cumple 60 años

-A A +A
 

"Calláte Corazón, Calláte", el 21 de julio del corriente, exactamente a las once de la mañana, cumple sesenta años de haber sido creada por el maestro de maestros del vallenato, Tobías Enrique Pumarejo Gutiérrez, Don“Toba”. Han sido sesenta largos años sin que esta joya, o más bien, sin que esta “Joya de la Corona” del vallenato pierda su vigencia. Es más, podría asegurar, que así como ha acontecido, en la medida en que sigan transcurriendo los años, "Calláte Corazón, Calláte", seguirá presentandose cada vez más fresca, más renovada, y de seguro, que este ritmo de embellecimiento y de renovación a que nos tiene acostumbrado, le seguirá acompañando hasta la eterna eternidad, como ha bien se lo merece.

Y a la fecha, lo que reafirmaría su vigencia y relevancia, ¿de cuántas interpretaciones de esta insuperable canción, tanto a nivel nacional como internacional, podríamos estar hablando?

Incluyendo la primera grabación que hiciera de este tema Luis Enrique Martínez y su conjunto en el año 1956, disco de 78 RPM, que tituló, “No Llores Corazón”, y que fue prensado en el sello Popular, serial 912, tan solo en mi discoteca, sin contar las repeticiones en diferentes albumes del mismo intérprete, lo que daría 47 grabaciones en total, poseo 33 versiones diferentes, y de seguro que existirán muchas más, me atrevería a baticinar, que el doble como mínimo, de ahí su importancia, razón esta por la que me he esforzado lo indecible para no dejar que esta trancendental fecha pase inadvertida para los amantes de la música clasica vallenata.

Desde que la grabó Luís Enrique Martínez y su conjunto, agrupación que en ese momento estuvo conformada por Luis Enrique, voz y acordeón, Belisario Ariza caja y Carlos Vélez guacharaca, pasando por Orlando "Nola" Maestre con la orquesta de Juancho Esquivel, otro disco de 78 RPM del sello Popular, serial 959, muchisimas son las agrupaciones que han interpretado este clásico del vallenato, entre las que cabe destacar, por Colombia, Nicolás "Colacho" Mendoza, Bovea y sus vallenatos, Jimmy Salcedo y su Onda Tres, Luchó Bermudas y José Darío Martínez "Chabuco"; por Venezuela, Pastor López y Pablo Armitano; por Cuba, El Trio la Rosa y José Fajardo; y por parte de México, la insuperable orquesta de Rafael de Paz.

Y es que su letra y su línea melodica son de tanta calidad y belleza, y además, son tantos los sentimientos que enbarga sus armoniosos acordes, que ha sido capáz de soportar todo tipo de interpretaciones, buenas, muy buenas, excelentes en grado sumo, regulares y malas, sin que por ello su integridad armonica se haya visto menoscabada en lo más mínimo. Y por igual, y con el mismo estoicismo, ha soportado a través de todos estos años, los cambios de ritmos a los que, por doquier, se ha visto sometida, partiendo de su ritmo original, el paseo, Luis Enrique Martínez, para luego pasar a la parranda, Bovea y sus Vallenatos, a la guaracha-Salsa, Trio la Rosa, al porro, Luchó Bermudes, al porro-cha, José Fajardo, al tecnho-pop, Ventaja Numérica, al tropical-pop, Café Moreno, a la sinfonía tocata vallenata de Alfredo Gutíerrez, hasta incluir, de momento, el flamenco en la interpretación magistral de "Chabuco". Y a esperar a futuro, quien sabe que otras ocurrencias rítmicas se le quieran medir a esta inigualable composición. Pero, eso sí, pongale la firma, "Calláte Corazón, Calláte", con el mismo estoicismo, pasará incólume, todas y cada una de las pruebas por venir.

Sin embargo, de toda esta gama diversa de interpretaciones, la que más me ha calado y la que jamás he sido capaz de olvidar, fue la que escuche en el Club de Santa Marta, año 1966, en la voz de Doris Elizabeth Martínez, la cantante estrella de la orquesta salvadoreña de Rafael "Lito" Barrientos, que por ese entonces visitaba a nuestro país. Y lo más curioso es que en ese momento no sabía nada de su compositor, Tobías Enrique Pumarejo, como tampoco recuerdo si con anterioridad había escuchado la interpretación de Luis Enrique Martínez o la de otros interpretes de ese tema. Pero, de ese irrepetible momento, lo único que alcanzó a recordar fue el efecto emocional que me causó las veces, unas tres o cuatro, en la que Doris, acompañada de esta inigualable orquesta, la orquesta de moda en las decadas de los años 60 y parte de los 70, llenó, con su melodiosa voz, todos los rincones de este recinto.

Muchos años después de esta inolvidable experiencia, año 1992, cuando formalmente me dí a la tarea de coleccionar todo el material discográfico disponible-existente de este insigne compositor, también me di a la tarea de buscar, de manera paralela, el registro que de "Calláte Corazón, Calláte" hiciese, de acuerdo a mi presunción, esta emblematica orquesta, ya que no atino a persar, que no fuese así. Pero, aunque de momento la búsqueda ha sido infrustuosa, por ello no pierdo la esperanza de que este registro exista, y que a bien lo pueda rescatar en cualquier momento. De lo contrario, ese es mi parecer, seria una falla imperdonable, que tan excelsa orquesta, la haya dejado al margen, después de tenerla, como quien dice, prácticamente montada.

Me comentaba Gustavo Gutiérrez Cabello, que después de “La Víspera de Año Nuevo, que es la canción más conocida de Don “Toba”, ya que se escucha todos los diciembres, "Calláte Corazón” es su composición más sentida. Y que, en lo que respecta a la obra musical de Tobías, hay tres versos que los tiene como prototipo de poseía hermosa y de arte mayor, y que han sido su guía permanente en la construcción poética-lirica de sus canciones. El primero de ellos corresponde a “La Cita”: “/Yo la acarició y me corresponde/ me corresponde con desespero/”, y los dos siguientes hacen parte de la estructura poética de "Calláte Corazón, Calláte”. Estos versos son: "Cuando pases por el puenteno bebas agua del río/ Ni dejes amor pendiente/ como dejaste el mío/", y el siguiente, "/Yo tire una flor al viento/ y el viento se la llevó/ amor con odio se paga/ como a mí me sucedió/".

Pero, hablemos ahora de la musa, o más bien de las dos musas, que fueron, cada una en su lugar y en su momento, pilares incuestionables para darle forma definitiva a esta inigualable composición. La primera de ellas, Maria Marta Samper Martínez o "Marimar", como la bautizó Don “Toba”, y la segunda, Elvira Martínez, una morena de ojos grandes y ensoñadores.

De "Marimar, nacida en Pivijay (Magdalena), según la apreciación de Don “Toba”, se trataba de una jovencita elegante, delicada y de bonito cuerpo, que residía en la finca "Santa Rita", jurisdicción de El Copey (Cesar), finca no muy alejadada de la suya, "El Otoño". Esta cercanía entre estas dos haciendas, y el hecho de que su padre adoptivo, Manuel Gaviria, y de que su madre, Elma Rosa Martínez, además de administrar a "Santa Rita", también administraran en ese mismo predio un expendio, en el que, entre otros artículos, vendian licores y cigarrillos, fue lo que le permitió a Don “Toba” fijarse en "Marimar", y viceversa.

Don “Toba” y sus amigos de parranda visitaban con cierta regularidad, algunas veces con conjunto a bordo, a este expendio donde eran muy bien atendidos por los padres de "Marimar". En estas visitas parranderas que aveces duraban hasta dos días, y en algunos cruces por el camino con la futura musa, la química entre esta pareja empezó a funcionar, y de que manera. Don “Toba”, como siempre, un detallista consumado, empezó a alagarla con regalos espléndidos para la época, entre los que no faltaba, cada seis meses, un estuche de cosméticos marca Yardley, los que “Marimar” recuerda con mucho cariño.

Aunque, de acuerdo al relato de "Marimar", entre ella y Don “Toba”, ya existía cierta quimica, sus amoríos como tal, tan solo se formalizaron como un mes antes de su cumpleaños número 14 (para esos tiempos, ya se encontraba en edad para merecer), los que cumpliría el 21 de julio antes referido.

Sin embargo, una semana antes de celebrarlo, entre los dos se dio la primera contrariedad, contrariedad que se motivo por los celos de Don “Toba” hacia su compadre, sobrino y ahijado, Luis Joaquín Pumarejo, el "Negro Quin". Escena que se dio en el puente del río Mallorquín. Y todo se debió a que "Quin", gentilmente le dio la mano y le sonrío, sonrisa que cariñosamente fue devuelta por "Marimar", un gesto, que por alguna razón no fue de buen recibo por parte de Don “Toba", lo que llevó a que esta reciente relación sufriera su primer tropiezo. "Marimar", sin pensarlo dos veces, dio por terminada esta relación, y antes de que Don Toba reaccionará, dio media vuelta y compungida se dirigió hacia Santa Rita.

Las relaciones entre los dos quedaron tensas hasta la madrugada del 21 de julio, cuando Don“Toba”, tipo cuatro de la mañana sorprende a "Marimar" con una serenata que la dejó, según sus palabras, desarmada. A capela le cantó un hermoso vals, "Despedida", el cual, desde ese entonces, no ha podido olvidar ni su letra ni su melodía: /Si estas dormida mi bien/ deja ese sueño/ para que escuches, tu apasionado te llama// Si estas despierta mi bien/ asómate a la ventana/ para decirte un adiós, porque me voy (bis)// Perdoname si en algo te he ofendido/ perdoname si te ofenden mis cantares/ solo he venido a decirte mi bien, que no te olvido/ y a dirigirte un adiós, porque me voy/.

Y Don“Toba”, no solo sorprende a “Marimar” con esta serenata tempranera, sino que lo hace con otro detalle no menos relevante. Al abrir la puerta de su habitación que daba hacia el patio, a su frente, y para su grata sorpresa, “Marimar” encuentra, amamantando a su ternero, a una novilla recién parida que respondía, como si fuera un cuento de hadas de los hermanos Grimm, al nombre de "Pan de Azúcar". Toda duda, todo recelo, todo resabio de “Marimar” hacia Don“Toba”, quedaron saldados con estos dos detalles o detallazos.

A partir de las nueve de la mañana, incluido Luis Enrique Martínez y su conjunto y los familiares de "Marimar", empezaron a llegar los restantes invitados, entre otros, Don Tito, hermano de Don“Toba”, Luis Joaquín, su ahijado, el entonces Senador Pedro Castro Monsalvo y los ganaderos de la región Luis Mariano Bornacelly y Juancho Pérez.

Pero, un poco antes de las once de la mañana, Don“Toba” que no quería que "Marimar" mirara y le sonriera a nadie que no fuera él, vuelve a lo de "Quin", que no dejaba de mirarla y de sonreírle. "Marimar" contrariada por segunda vez, se retira hacia una habitación contigua. Don “Toba” la sigue, y acto seguido la vuelve a reprender. "Marimar" se pone a llorar, y Don“Toba” confundido por estas lágrimas imprevistas, solo atina a decir, "Marimar" voy a componerle una canción a esas lágrimas que a raudales, y con tanto sentimiento, brotan de tus ojos. Y de ese instante maravilloso, y como por arte de magia, empezó a surgir, de lo más profundo de su ser, los versos más dicientes de "Calláte Corazón, Calláte", incluido, uno que no podía faltar, aquel que recordara, y para siempre, la reciente escena sentimental acaecida días antes en el puente Mallorquín: /Cuando pases por el puente/ no bebas agua del río/ ni dejes amor pendiente/ como dejaste el mío/.

Los celos por parte de Don“Toba” y el llanto por parte de "Marimar", se esfumaron en ese irrepetible instante, y todo quedó perdonado. Y en lo que al folclor vallenato se refiere, el más beneficiado, se apropió de la pieza musical más sentida de todos y para todos los tiempos: "Calláte corazón, calláte/ calláte corazón no digas nada/...../".

Un tiempo después de este feliz acontecimiento, es cuando entra en escena Elvira Martínez, la segunda de las musas de "Calláte Corazón". Al respecto, Álvaro Gutiérrez Céspedes, primo de Don “Toba” y hermano de Rafael Gutiérrez, el autor de "La Fregona" y de "Dime Por Qué", me comentó, que en una visita que le hizo en "El Otoño", su primo le pide que lo acompañe a San Ángel (Magdalena), donde residía su novia Elvira, de la que tenía como tres meses de no saber nada de ella. Alvaro le acepta la invitación, y a caballo, dos horas de camino, parten hacía San Ángel. Una vez que arriban a esta prospera población, se dirigen, después de una breve pausa, hacia la casa de Elvira. Pero cuál no sería la sorpresa de Don “Toba”, cuando en el momento de llegar donde su amada la encuentra en brazos de otro pretendiente. A Don“Toba”, ante este imprevisto inesperado, no le quedó más remedio que retirasre cabizbajo, para emprender, adolorido, el regreso hacia "El Otoño". Después de unos largos minutos donde lo único que reinaba era un silencio sepulcral, Don“Toba”se dirige hacia su compañero de infortunio y andanzas, para decirle, Álvaro mira como son las cosas, "Ayer lloraba por verla y hoy lloro por que la vi". De esta frustración, que lo conmovió lo indecible, surge uno de los versos más dicientes de esta joya musical: "Una pena y otra pena/ son dos penas para mi/ ayer lloraba por verla/ y hoy lloro por que la vi/". Sin lugar a dudas, un aporte de primer nivel, para los que amamos la música vallenata.

Por su parte, Luis Enrique Martínez me comentaba, que después del cumpleaños de "Marimar", no habia parranda en la que Don “Toba" no cantara "Calláte Corazón", y que él, al término de las mismas, una y otra vez le pedia que le escribiera la letra de esta canción porque queria grabarla, y que Don “Toba”, por su parte, siempre le prometía que se la iba escribir, hasta que aburrido de tanta promesas incumplidas, decide, a comienzos de 1956, grabarla sin su autorizacion. "No Llores Corazon", como fue denominada en esa oportunidad por el sello Popular, la primera canción de las tantas que "El Pollo Vallenato" le grabó a su maestro Tobías, se convirtió de inmediato en un exito rotundo, y tal fue su dimensión, que duró sonando alrededor de cuatro años. Así lo recuerda, y con vividos detalles, una sobrina de Don“Toba”, Gloria Pumarejo de Ovalle, que como Reina del Carnaval de Valledupar de 1958, bautizó a su carroza, la que también adorno con notas musicales, con el sugestivo nombre de "Calláte Corazón", seguido del nombre de su autor.

Y es que, Tobías Enrique Pumarejo, el compositor más relevante del vallenaro, ese genio inigualable e insuperable quien nos ha regalado las piezas más hermosas de nuestro folclor, entre ellas "Calláte Corazón, Calláte", la cual, con estos, sus primeros sesenta años de vigencia, de seguro que ha iniciado y sin proponerselo, su definitiva carrera hacia la eterna eternidad. Don“Toba”, nuestros respetos y más sinceros agradecimientos por hacernos partícipes de esta "Joya de la Corona" de nuestro folclor.

 

CÁLLATE CORAZÓN

   (Paseo)

Una pena y otra pena

Son dos penas para mí

Ayer lloraba por verla

Hoy lloro porque la vi (bis)

    CORO I

No llores corazón no llores

No llores corazón no llores

No llores corazón no llores

No llores corazón no llores

 

         II

 

Cuando pases por el puente

no bebas agua del rio

ni dejes amor pendiente

como dejaste el mío (bis)

 

CORO I

 

III

Yo siempre te he dicho negra

que sufro mucho por ti

pero no vale la pena

para que sufras por mi (bis)

 

CORO II

 

No sufras corazón no sufras

No sufras corazón no sufras

No sufras corazón no sufras

No sufras corazón no sufras

 

IV

Yo tire una flor al viento

y el viento se la llevo

amor con odio se paga

como a mí me sucedió (bis)

 

CORO I

 

V

 

Morena si tú me quieres

no se digas a nadie

ponte la mano en el pecho

dile al corazón que calle (bis)

 

CORO III

 

Cállate corazón cállate

Cállate corazón cállate

Cállate corazón cállate

Cállate corazón no digas nada.

 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Callate Corazon

Me encanta la canción. Escuchen y vean esta versión con un poco de humor de la televisión mexicana de los años 60´s
https://www.youtube.com/watch?v=NQpt8jr1EgM
Jorge Monroy
Los Hermanos Monroy