Película de WikiLeaks rodeado de misterio en apertura del Festival de Toronto

06 de septiembre de 2013 04:40 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La proyección del film "El quinto poder" (The Fifth Estate), que cuenta la saga de WikiLeaks con su torrente de revelaciones sobre secretos de Estado, estuvo rodeada de misterio y tensión en la apertura del Festival de Cine de Toronto (TIFF).

La exhibición para la prensa de la película, programada antes de su estreno mundial el jueves para inaugurar el TIFF, fue cancelada a último momento y sin explicación alguna.

Los promotores del film también restringieron el acceso de los periodistas al director Bill Condon ("Dreamgirls" y "The Twilight Saga") antes de la premiere. Los organizadores del festival dijeron que no se les dio ninguna explicación.

No dar a los críticos la oportunidad de ver una película antes de su estreno no habla bien de la preocupación de los distribuidores sobre la recepción que hará la prensa del film, señaló Now, un semanario de espectáculos de Toronto.

La publicación se preguntó si no es irónico que "la prensa no pueda desclasificar la película sobre (el fundador del sitio web WikiLeaks, Julian) Assange antes de que la opinión pública pueda sacar sus propias conclusiones", en alusión a la difusión por parte de WikiLeaks de miles de documentos de los servicios secretos, principalmente estadounidenses.

La película está basada en dos libros sobre Assange, uno escrito por su mano derecha y exportavoz del sitio web, Daniel Domscheit-Berg, y otro por dos periodistas británicos, David Leigh y Luke Harding.

Assange está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres después de solicitar asilo en ese país hace un año para evitar ser extraditado a Suecia, donde es buscado para ser interrogado por acusaciones de agresión sexual a dos mujeres.

El británico Benedict Cumberbatch ("Star Trek: Into Darkness") interpreta a Julian Assange, mientras que el alemán Daniel Brühl ("Good bye, Lenin!") encarna a Domscheit-Berg, en esta cinta muy cuestionada por el propio fundador de WikiLeaks.

El viernes, Cumberbatch consideró "pionero" a Assange y confió en que pueda continuar exponiendo secretos.
"Lo que me gustaría ver es que el hombre puede llevar a cabo su labor como fundador de WikiLeaks", dijo. Es "un pionero absoluto y ha hecho una gran diferencia".

RECEPCIÓN FRÍA

Pero Assange "hasta donde sabemos, todavía no ha visto la película", dijo el director Bill Condon. Y criticó enérgicamente una primera versión del guión, que "tiene poco que ver con la película que hicimos", se lamentó el cineasta el viernes.

Basado en lo que sabía, en enero Assange dijo que la película era una mentira y una "campaña de propaganda masiva contra WikiLeaks".
Durante el estreno en Toronto, la recepción del público fue fría.

El presidente del festival, Cameron Bailey, salió sin embargo en defensa del film. "Creo que esta película es sólo una forma más de tratar de entender a Julian Assange y WikiLeaks", dijo a la AFP.
"Esto no es una invitación para amar u odiar a Assange. No es ni un héroe ni un villano, sino un personaje mucho más complejo, y el punto central de la película es mostrar la complejidad", agregó.

Esta exhibición en calidad de primicia mundial tuvo lugar pocas semanas después de la condena a 35 años de prisión de Bradley Manning, culpable de haber filtrado unos 700.000 documentos oficiales de Estados Unidos -notas militares y cables diplomáticos- a WikiLeaks, que los divulgó provocando un escándalo diplomático.
El TIFF, considerado uno de los principales del mundo y una importante vidriera para la industria, se extenderá hasta el 15 de septiembre con 366 películas programadas, incluyendo 146 estrenos mundiales.

A diferencia de los festivales de Cannes y Berlín, Toronto no tiene una competición oficial ni un jurado, pero entrega un premio del público, que suele funcionar como antesala para los Óscar de Hollywood.

En el primer día del TIFF, "La vida de Adele", Palma de Oro en Cannes este año, así como su director, Abdellatif Kechiche, y sus protagonistas, Lea Seydoux y Adele Exarchopoulos, fueron muy aplaudidas.

Este éxito, sin embargo, no oculta el malestar creado por los mordaces comentarios de ambas actrices, que  describieron en una reciente entrevista en Estados Unidos el "horrible" rodaje del film, que trata sobre el amor homosexual, y aseguraron que no trabajarán "nunca más" con el director.

Kechiche por su parte, denunció la indecencia de esos comentarios, cuando se trabaja en uno de los mejores oficios del mundo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cine

DE INTERÉS