Indicadores económicos
2018-07-17

Dólar (TRM)
$2.868,96
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,32
Euro
$3.362,42
UVR, Ayer
$259,39
UVR, Hoy
$259,43
Petróleo
US$71,84

Estado del tiempo
2018-07-17

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 09:49

Marea max.: 14 cms.

Hora: 02:37

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.6 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-07-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El Universal, la segunda “casa” de Irene Cassalins

Cuando me propusieron escribir una crónica de mi paso por El Universal, me sentí entre halagada y desconcertada, no sabía exactamente sobre qué podría escribir, fueron tantos años, tantas experiencias, tanto aprendizaje.

Llegar a El Universal fue cuestión de pura suerte, no lo puedo negar, la misma que me ha acompañado desde que empecé tímidamente mi carrera como profesional en este medio de comunicación.

Confieso que mis inicios no fueron precisamente ese salto a las noticias, en busca de la chiva o del buen reportaje con lo que había soñado desde mis años de adolescencia y mi paso por la universidad.

Me decepcioné al comienzo... mis bríos de periodista recién graduada desembocaron en una pasiva cartelera de Televisión que tenía que hacer diariamente, cuya única emoción que provocaba era el reto de poderla terminar sin “embarrarla” en menos de tres horas. Luego de unos cuantos días, ya era cuestión de 30 minutos...

Fue así como después de mis quehaceres y ante la energía desbordada que me invadía por salir al “ruedo”, pedía que me enviaran a cubrir alguna noticia. De esta forma, hice una que otra nota sobre política, sector salud y hasta sucesos, las suficientes como para descubrir que correr tras la chiva no era lo mío.

Me fascinaba y me fascina escribir, pero no bajo presión ni con pautas precisas de noticia. Siempre he sido de escritos largos, decorados, reflexionados y por qué no decirlo, escogidos.

Tal vez, por esta razón, comencé a tomarle más cariño a “mi” cartelera, sobre todo en el momento en que uno que otro “lector” empezó a llamarme a hacerme alguna sugerencia, cometario o a preguntarme por algún artista, algo que me sorprendió gratamente. Sí había interesados en lo que yo “escribía”.

Entonces propuse una página que aparte de llevar la cartelera incluyera también, por lo menos una vez a la semana, un artículo sobre gente de la farándula que estuviera de moda en las telenovelas de aquella época.

Fue aprobado y comencé a entrevistar a los famosos de nuestra televisión, no muy convencida de que  iba a funcionar. El primero fue Marcelo Cezán, que era el sueño de toda adolescente.

Mi gran satisfacción fue, al subirme a un bus el día de su publicación, ver cómo 5 colegialas se “peleaban” el artículo que yo había escrito sobre este galán, lo leían en voz alta, lo acariciaban, lo piropeaban y lo abrazaban. “Funciona”, pensé, sonriendo complacida.

Luego seguirían María Helena Doering, Luigi Aicardy, Angie Cepeda, Viena Ruiz, por nombrar algunos.

Fue así, como desde esa “simple” cartelera de televisión se me abrió todo un mundo de aprendizaje, enriquecimiento profesional y satisfacciones indescriptibles. Fui ascendiendo y descubriendo también en El Universal las verdaderas y perennes amistades, el compañerismo profesional, la enorme utilidad que encontré en las paginas Sociales, cuando las coordiné y, además de destacar actividades como cumpleaños, matrimonios, inauguraciones, también podía ayudar a la gente que lo necesitaba, así fuera mediante una corta “nota social”.

A la par, en mi papel como coordinadora de Facetas aprendí a profundizar en los reportajes sobre lugares, personajes e historias, escritas cada semana con empeño y satisfacción, al mismo tiempo que los compartía con grandes periodistas que colaboraban en este magazín.

En realidad,  son miles de experiencias que sentí, escuché y viví durante los 5 años que trabajé en El Universal, al que yo llamo mi verdadera escuela periodística, mi segunda “casa”, mi gran apoyo. 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese