Indicadores económicos
2017-12-17

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

Hacia dónde va la TV pública colombiana

Si no es por el TV Cable los colombianos no tenemos mucho de dónde elegir para ver televisión: dos canales privados y una televisión pública que intenta resistir la ignorancia de la audiencia.

RCN y Caracol marcan el ritmo del rating  con sus realities y sus series, ahora apegadas a la moda de hacer producciones inspiradas en casos reales y con ello las historias esculcadas de la vida de narcos, artistas, desmovilizados, guerrilleros, etc. El resto de la parrilla, a excepción de  las noticias y programas de opinión con líneas editoriales bastantes marcadas y monopolizadas, la conforman en su mayoría contenido importado.

¿Cuál es el reto de los canales regionales frente a ese panorama? ¿Por qué el Canal Uno está a las puertas de ser desahuciado? ¿La televisión pública en Colombia da ganancias o pérdidas al Estado?

Los canales regionales trabajan en resignación frente al poco público que los ve, el bajo presupuesto y las pocas probabilidades que ello representa para hacerle competencia a los privados, parece haberlos encasillado en ser una opción que le resulta poco atractiva al televidente.

En entrevista con eluniversal.com.co, Angela María Mora Soto, directora de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), cuenta cuál es la apuesta futura de la televisión pública colombiana.

¿La televisión pública en Colombia es un negocio rentable o da pérdidas?
No las estamos midiendo. Hasta ahora eso no se ha hecho. La ANTV acaba de contratar un estudio que se llama Impacto de los recursos asignados por el Fondo para la TV Pública. En diciembre de este año tenemos que saber cuál fue el impacto en cuánto a rating porque por supuesto no puedes echar plata a la basura porque es plata estatal, pero hay que tener muy presente que no puedes comparar igual el rating de los privados con el de la TV pública porque el rating de los privados solo se mide en once ciudades, donde se supone que se concentra la mayor teleaudiencia; pero nosotros tenemos 1122 municipios que atender.

¿Se trabaja a pérdida, entonces?
No. La televisión pública es importante para el Estado porque hay ejes que nadie más cubre. La cultura, la identidad y  la diversidad son temas que en los canales privados no se cubren porque no les interesa, porque no les da rating, pero el Estado debe garantizar que lleguen al público, que la teleaudiencia reciba estos contenidos; por eso no se puede comparar la tv pública con la privada en materia de rating, pero sí le corresponde al Estado en este caso a la ANTV invertir en esos renglones.

La ANTV acaba de aprobar (a mediados de junio) $7.200 millones para los canales regionales ¿Cuál es la expectativa de esa inversión?
Lo más importante es que son $7.200 millones adicionales porque a principio de año dimos 50 mil millones para todos los canales. Son ocho canales regionales y Señal Colombia, que es el nacional. Esos recursos se dividen más o menos equitativamente, estamos hablando de seis mil y tantos millones para cada canal.
Estos $7.200 millones salen de una convocatoria que se hizo para que los canales hagan proyectos especiales con tres ejes temáticos: series argumentales, paz e inclusión. Esta última orientada a abrir espacios a discapacitados y a minorías étnicas.  La idea es que en el segundo semestre de este 2016, los canales hagan la contratación, la producción y logren siquiera emitir un capítulo este año.
Resultado de estas convocatorias es la serie de La Niña Emilia que producirá Telecaribe. Es una serie argumental. La ANTV exige que estos contenidos tengan al menos diez entregas y sean multiplataformas para que la gente pueda verlos desde cualquier terminal.

¿A qué le quiere apostar la televisión pública con esto. Cuál es el plan para ganar audiencia?
No hemos explotado lo que tenemos y ya es hora de hacerlo.  El tema del deporte en la Costa Caribe es impresionante por eso hicimos un esfuerzo para que Telecaribe comprara derechos de trasmisión de boxeo, béisbol y básquetbol. A los costeños le gusta ver deportes y gracias a esa estrategia en algunos momentos el canal regional ha logrado quitarle rating a los canales privados.
En Bogotá, el fuerte son las noticias, la gente las consume mucho, entonces estamos haciendo un esfuerzo para que el Canal Capital fortalezca esa parte. En Antioquia, el tema es el regionalismo y a eso va la apuesta a que el canal vaya a sus municipios y muestre sus ferias. Queremos explotar lo que cada región es. No se puede medir lo mismo que se ve en Bogotá que en Santander.
El otro elemento es aportarle a miniseries argumentales, pero con temáticas de cada región. No le corresponde a la ANTV regular contenidos, pero sí podemos aportar dinero bajo la descripción de esta visión.

CANAL UNO

A través de una ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero se intenta tumbar la facultad de que ANTV defina el concesionario del Canal Uno. ¿Cuáles son las ventajas o desventajas si esto llegara a ocurrir?
Para nosotros sería terrible porque ya verificamos los pros y los contras de los modelos. Evaluamos el modelo como estaba en la 680 y es un modelo que fracasó, tan fracasó que el Canal A se apagó. El modelo del 25% está condenado al descalabre.
Hoy hay cuatro concesionarios que programan en ese canal y cómo se ven las cosas desde ANTV será muy difícil que se siga viendo tv en Canal Uno. Se hicieron los estudios y  la junta de Tv determinó que la mejor manera de que haya garantía de pluralismo para que la gente pueda ver otro contenido diferente a Caracol y RCN es el Canal Uno. Sería perjudicial para la audiencia que se acabe.

Cuando la gente escucha la propuesta de la ANTV para que haya un solo concesionario se piensa en monopolio. ¿Cuáles son las razones que argumentan ustedes para que sea un solo operador y no cuatro o más como lo es hoy en día?
Porque el modelo del 25% no es rentable. Es difícil. Recordemos la tragedia del terremoto en Ecuador, fue un sábado y hay un noticiero que cubre noticias de 9 a 10:15. Cuando había réplicas en Cali y era terrible el señor tuvo que cortar su trasmisión a las 10:30 porque debía entregarle a otro concesionario. Ahí los colombianos perdimos la oportunidad de ver noticias de otra manera porque no hay flexibilidad en la parrilla, porque es una parrilla flotante, restringida y limitante. Así no puedes hacer competencia, no puedes hacer nada, pasa una tragedia y no tienes cómo informar, no puedes interrumpir un programa, no puedes hacer absolutamente nada. Présteme su espacio señor y el otro responde: no, no se lo voy a prestar.

Por eso somos partidarios de que haya un solo concesionario y la junta determinó que la licitación salga en los próximos días, salvo que algo extraordinario ocurra. No es monopolio, todo lo contrario. Tener un solo concesionario garantiza la flexibilidad y el pluralismo del contenido.

¿Cómo se garantizaría el pluralismo con un solo concesionario?
En la medida en que se permitan las uniones temporales y los consorcios pueden participar varios concesionarios de una sola oferta y eso permitirá tener varias opiniones editoriales diferentes, que no sea una sola que es lo que pasa en los canales privados en estos momentos.

Yo quiero es que la gente entienda que por no haber cuatro concesionarios no se va a perder el pluralismo, es posible que lo que perdamos sea el Canal Uno.

La convocatoria para que los operadores interesados en el tercer canal se inscriban está abierta hasta el mes de noviembre. A la fecha no hay ningún inscrito ¿Cómo se interpreta esto luego de tanta lucha e insistencia para que fuera aprobado este tercer espacio?
Todo el mundo está esperando a ver qué pasa con el Canal Uno porque en el tercer canal el operador tiene que comprar la infraestructura, tiene que montar las torres, las estaciones, mientras que en Canal Uno, no. En éste opera bajo la república de RTVC que es del Estado. Entonces no inviertes en infraestructura sino en contenido, es económicamente menos costoso.

Si finalmente la corte determina, que a la ANTV no le corresponde definir el operador del Canal Uno seguramente todos los ojos va a emigrar al tercer canal porque  ese no tiene ninguna limitación que esté en los organismos judiciales. El tercer canal es otra cosa, es un canal que funcionará igual que cualquier canal como RCN y Caracol; tendrán que buscarse una infraestructura, serán dueños de su contenido y de su parrilla y se les asignará una parte del espectro.

¿En una frase, cuál es la meta a largo plazo de la televisión pública colombiana?
Enganchar la audiencia a contenidos alternativos de calidad que le apuesten al entretenimiento, pero también al conocimiento de datos que aporten a la educación, la cultura y el crecimiento de la gente.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese