Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Julia Salvi, el alma del Festival Internacional de Música Clásica

-A A +A
 

No es sencillo hacer un certamen de la talla del Festival Internacional de Música Clásica como el que se hace en Cartagena de Indias, pero cuando se conoce a Julia Salvi, su presidenta y fundadora, inmediatamente queda develada la fuente que ha hecho posible el éxito de esta ambiciosa idea durante ocho años consecutivos.

Ella es capaz de trasmitir su amor por la música con tanta fuerza y claridad que resulta placentero contagiarse de su pasión por propiciar espacios adecuados para que los músicos experimenten un espíritu libre que los lleve a inspirar a otros mediante infinitas melodías.

En el Festival Internacional de Música, Salvi ha encontrado un norte a su anhelo de ayudar a otros a soñar que sí es posible concretar en realidades los deseos más encumbrados mientras se trabaje con disciplina y voluntad.

Es satisfactorio ver el lleno total de los escenarios dispuestos para los conciertos de música clásica, en una ciudad donde el pan de cada día es el repiquetear de tambores, el bullicio de los picós y el sonar de ritmos musicales bailables.

¿Cómo nació su amor por la música?

Tuve la fortuna de vivir en el viejo mundo (Europa) y casarme con Víctor Salvi (italiano), un hombre extraordinario que no solamente ama la música sino que vive para la música y eso es algo que se contagia. Él nació en una familia de músicos y hacedores de instrumentos musicales, es una labor tan linda, tan llena de espiritualidad y valores que eso te inspira.

¿De quién fue la idea de hacer el Festival Internacional de Música Clásica y por qué escogieron Cartagena para que fuera la sede?
El Festival es un sueño de Víctor, él encontró en esta ciudad algo mágico y quiso aprovechar ese encanto a través de la música. Desafortunadamente él no está presente en esta versión porque ya por su edad, por su salud, no viaja; me quedé yo con la misión de extender en el tiempo su sueño. Soy caleña y Cartagena ha sido por años el lugar de encuentro de la familia en vacaciones, en esas vivencias uno reconoce la ciudad de distintas maneras, hay quienes se dan cuenta que sirve para hacer un hotel, otros que sirve para hacer un restaurante, nosotros nos dimos cuenta que era propicia para construir un programa que ayudara a que la música sea parte de la vida de cada uno, para que sea un instrumento que llene los espacios y tantas amarguras que deja la pobreza. El 90% de los jóvenes que estudian música en Colombia son del estrato uno y dos, cuando conoces eso y te das cuenta que viven en un país donde todos los días se hace un esfuerzo muy grande, desde la base, para salir adelante, entonces tienes una misión y una responsabilidad. La música es algo sofisticado, costoso y complejo.

¿Quién fue la persona clave en la que encontraron apoyo para hacer el primer festival?
Charles Wadsworth, pianista. Es el creador de la música de cámara de los Estados Unidos, fundó la Sociedad de Música de Cámara de Nueva York.  Somos amigos porque los que estamos en el mundo de la música nos conocemos, hablamos un mismo lenguaje y en esa confianza absoluta que se tiene en la amistad lo invitamos para que conociera Cartagena, sabíamos que si él aceptaba el festival se hacía; se enamoró de Cartagena inmensamente y fue la primera gran figura invitada en la primera versión del festival.

¿Con qué recursos se hace el festival?
Los recursos salen de la inmensa generosidad de las empresas privadas, el país es afortunado de tener empresarios que lo aman y son responsables. El primer festival sí lo construimos mi esposo y yo. Asumimos las responsabilidades que requería entender y hacer comprender a la gente que en Cartagena se puede  hacer un festival como este. En el primero, trajimos 80 músicos e hicimos 16 conciertos, en este año son 175 músicos para 31 conciertos programados.

¿Los concertistas que vienen cobran tarifas especiales al Festival?
A todos se les paga, se les da todo lo que ellos requieren porque trabajan arduamente, porque su trabajo merece ser pagado, pero si ellos cobraran lo que cobran normalmente sería imposible para nosotros sostener el festival. Los gastos más altos que tiene el festival son el pago de hoteles y los tiquetes de vuelo. Lo importante es que la ciudad entienda que los músicos que vienen son nuestros embajadores, que un músico contento, bien recibido que pueda interpretar y hacer su trabajo bien es un músico embajador, significa que otros músicos vengan con voluntad y felicidad porque el músico escoge a donde va y sobre todo los músicos de la calidad que invitamos. Si ellos no quieren ir a un sitio porque no lo consideran apropiado le puedes pagar todo el dinero que quieras, pero no van.

¿Cómo escoge el Festival a los artistas que invita?
Debe ser un gran artista reconocido, no solamente porque pinte bien sino porque su vida y su trabajo es serio y es dedicado y sirve de ejemplo a los jóvenes.

Además de los conciertos que es lo más notorio del Festival, este tiene un componente educativo ¿Cuál es?

Durante los días del Festival, Cartagena se convierte en un conservatorio donde los músicos invitados comparten su sabiduría con estudiantes y profesores de música. Esto se hace para que el Festival sea un espacio que les sirva a estos jóvenes que tienen sed de conocimiento y de contacto con personajes como los artistas que traemos, quienes entienden que el espíritu del Festival es incentivar en estos muchachos el deseo de sobresalir. Becamos jóvenes de todas las ciudades del país para darle una oportunidad a los que estudian con excelencia, también hay quienes vienen por sus propios medios porque están deseosos de ver la música, la quieren sentir, es distinto escuchar la música a sentirla y verla.
Las convocatorias para participar en estas clases, donde se enseña desde como limpiar un instrumento musical hasta cómo organizar un festival, se abren desde octubre.

En Colombia hay muchos músicos talentosos, pero también hay muchos que no logran llegar a la cumbre del éxito ¿Cuál es su mensaje para ellos?
Todos podemos salir adelante. Muchos músicos muy importantes fueron muy pobres, sus mamás planchaban en casas de familia, no tenían recursos económicos, pero ellos tuvieron el deseo, y la disciplina, trabajaron durante horas continuas. Cuando hay la disciplina, el deseo y la voluntad se logra, como se logró el festival.

¿Usted toca algún instrumento?
No. Otros lo tocan y yo hago posible que lo puedan tocar con tranquilidad y que el público pueda disfrutarlo. Mi esposo Víctor sí toca el arpa, un instrumento originario de Mesopotamia y traído a Sudamérica por los Jesuitas.

¿Qué es la música para usted?
La vida, el espíritu, el alma, la razón, una caja de armonía, de sensaciones, de sentimiento. La respeto.
 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

opinion

este tipo de eventos hacen que se humanice la cartagena violenta que surjan historias de admirar y es una gran ventana para los jóvenes que se dedican a la música felicitaciones a la señora julia salvi por tan maravillosos proyecto y ojala sean muchas mas las versiones que se realicen.