“Le mostré a Gabo la buena música”: Pablo Milanés

14 de septiembre de 2015 03:01 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una amistad entrañable, adobada con música. Así era la relación entre el escritor Gabriel García Márquez y el compositor e interprete cubano Pablo Milanés.

Una amistad a la que el cantante hará homenaje el próximo primero de octubre en el concierto gratuito con el que se cerrará la celebración del Festival Gabriel García Márquez, que convoca la Fundación Nuevo Periodismo de Iberoamérica, que por tercer año seguido se realiza en Medellín.

Sobre los matices y anécdotas de esta relación, EL COLOMBIANO dialogó en exclusiva con Milanés desde su casa en La Habana, la misma de la que Gabo dijo que “no había más que espacio para la música”.

¿Cómo fue esa amistad con Gabriel García Márquez?
“Hubo una afinidad inmediata respecto a la música primero, que fue lo que indagó Gabo sobre mí. Él venía a mi casa, le gustaba indagar sobre lo qué hacía, sobre mi obra. Pero mucho más que sobre eso, le gustaba preguntar sobre lo qué se hacía en Cuba, lo que tocaban mis amigos, las cosas que no había escuchado y le fascinaban. Yo lo complacía, le traía gente que lo asombraba, gente que no había escuchado, venían mis amigos. Y a partir de eso hicimos una amistad entrañable, una amistad que resultó más musical que literaria, pero que perduró por los años en todos los sentidos”.

Su casa fue el centro de esa amistad...
“Mi casa resultó para él un remanso de paz, de tranquilidad, cuando quería escapar del mundo venía aquí y hacíamos unas veladas deliciosas, unas cenas deliciosas. Así transcurrieron los años. Lo que más resume la amistad nuestra son las palabras de él en el disco Querido Pablo (En la casa de Pablito era imposible caminar por entre baterías atravesadas en la sala, y saxofones sentados en sus sillas..)”.

¿Cuáles eran esos ritmos que él prefería?
“Él no tenía clasificación. Gabo disfrutaba lo que era bueno. Y yo tuve la fortuna de poder mostrarle mucha de la buena música”.

¿Qué van a escuchar los asistentes a ese concierto del primero de octubre acá en Medellín?
“Voy a presentar un disco que Gabo no pudo escuchar. Se llama Renacimiento. Tiene canciones muy influenciadas por el renacimiento y el barroco, pero al mismo tiempo mezcladas con ritmos cubanos que ya no se utilizan, o que están olvidadas, y que son ritmos que favorecen la creatividad, pero que los músicos desgraciadamente no acuden a ellos para hacer las nuevas obras y las nueva canciones

El disco contiene changüí, contiene danzón, guajira son, el propio son que es la expresión máxima de la música popular cubana, contiene la conga, y contiene jazz también porque es una de mis influencias musicales.
Es un disco muy completo por lo que he recogido, como música para enriquecer lo que yo hago”.

ANÉCDOTA

COMPAY SEGUNDO POR ENCIMA DEL PAPA

Era conocida la aversión de Gabriel García Márquez a todo lo que tuviera que ver con el protocolo, la pompa y la ceremonia. En 1998, cuando Juan Pablo II visitó Cuba, Gabo asistió a una de las misas que ofició, en La Habana, pero estaba tremendamente aburrido, y desde donde se celebraba la ceremonia llamó a Milanés y le dijo- cuenta Pablo- “no tienes algo nuevo que me enseñes, que estoy aburrídisimo aquí”. De inmediato el artista se comunicó con su amigo, el también compositor Compay Segundo, y junto con un joven trovador llamado Raúl Torres, atendieron el llamado de Milanés, se encontraron todos en su casa y Gabo pasó una tarde y parte de la noche escuchando algunos de los mejores ritmos cubanos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS