Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Los Grandes Lanceros de la Independencia: héroes de las tradiciones novembrinas

-A A +A
 

Del mismo modo como la canción vallenata “Costumbres perdidas” del maestro Dagoberto López, relata con nostalgia una serie de cambios y modificaciones en las costumbres pueblerinas, un sentimiento parecido se apoderó de muchos cartageneros, que durante muchos años fueron dolientes y observaron con melancolía cómo las Fiestas de Independencia de la ciudad perdían aquellos elementos que las identificaban, hasta llegar al margen de la desaparición.

Como medida que contrarrestara tal efecto, en el año 2004 se creó una junta representativa de cartageneros, llamada Comité Asesor de Fiestas, con la misión de rescatar las costumbres y prácticas novembrinas que se habían ido perdiendo.

Este comité se integró por instituciones académicas, universidades, el Observatorio del Caribe, la Cámara de Comercio, la Red Cultural de Educadores, el Banco de la República, y entidades públicas y privadas, quienes en dicho momento realizaron el seminario “Repensar las Fiestas de Independencia” donde se crearon unas mesas de trabajo, de las que nacieron diversas posturas.

Las ideas planteadas allí, se plasmaron en un documento llamado “Principios para unas políticas de fiestas” el cual sugiere una serie de prácticas, actividades y acciones a implementar por el IPCC, con el fin de impulsar, promover, y salvaguardar, la identidad y raíces de las Fiestas de Independencia.

El profesor Alfonso Arce manifiesta que “en ese momento el documento se convirtió en una bitácora de reflexión para que nuestras fiestas se oxigenaran de nuevo, recuperaran lo perdido, trascendieran, y se revitalizaran. Hoy el comité se llama Revitalización, precisamente para darle esencia a eso, y en consecuencia, nos hemos dedicado fundamentalmente a empoderar en los niños, jóvenes, ciudadanía, y comunidades, que lo que celebramos es la Fiesta de Independencia, más no unos certámenes de belleza, aunque hagan parte de las mismas”.

Entre los postulados creados por los miembros del Comité Asesor de Fiestas, hoy Comité por la Revitalización de las Fiestas de Independencia, se planteó la descentralización de la fiestas novembrinas, partiendo del principio de visibilizar mucho más al actor festivo, es decir, los disfraces músicos, bailarines, confeccionistas, maquilladores, entre otros. En consecuencia, una de las figuras insignia que nació para incidir de manera directa en los procesos y políticas de salvaguarda es el Lancero.

De acuerdo a las reminiscencias del profesor Arce (Gran Lancero 2011), la creación del Gran Lancero y la Gran Lancera, surge a raíz de la reflexión de Jorge García Ústa (QEPD) quien se preguntaba: ¿qué se podía hacer para que las Fiestas de Independencia tuvieran su propio personaje que las identificara y diferenciara de los Carnavales? Los cuales ostentan figuras representativas como por ejemplo El Rey Momo. Fue allí cuando en sus reflexiones, fundamentadas bajo la historia libertaria de la ciudad, se propuso al Lancero, por ser uno de los personajes más importantes en el proceso de independencia de Cartagena de Indias.

Por consiguiente desde el 2006 hasta la actualidad, dos personajes, uno femenino y otro masculino, se encargan de recorrer los diferentes rincones de la ciudad promoviendo la apropiación de las verdaderas raíces cartageneras hacia las Fiestas de Independencia.

La artista plástica y gestora cultural Mildred Figueroa, Gran Lancera del Bicentenario de la Independencia en el 2011, considera un gran honor ostentar dicho título, el cual llevará hasta el día que parta de este mundo. El hecho de que exista una mujer como Lancera, para Mildred, es de gran importancia porque de alguna manera la mujer cartagenera se ve representada a través de esta figura.

El Gran Lancero y La Gran Lancera, son la principal autoridad festiva de las Fiestas de Independencia, encarnando un homenaje a los hombres y mujeres que lucharon por consagrar la independencia de la ciudad, la cual inició el 11 de noviembre de 1811.

En esa fecha, el nacido en Matanzas (Cuba) Pedro Romero, acompañado de un ejército civil de getsemanisenses, compuesto por negros, mulatos, artesanos, herreros, carpinteros y domésticas, se apoderaron de los principales sitios estratégicos donde se encontraba la milicia que resguardaba la ciudad. Seguidamente se trasladaron hasta la plaza de Gobierno, con armas artesanales y herramientas de trabajo (machetes, palas, azadones, y lanzas que se usaban para trancar las puertas), obligando a la Junta Suprema de Cartagena a firmar el acta de independencia.

Hoy el Lancero no es un personaje bélico, sino de armonía y unión, el cual busca rescatar, con la misma valentía de sus antepasados, las tradiciones de Cartagena. El Comunicador Social Lester González, Gran Lancero 2016, expresa que dicho galardón es  “un gran orgullo, un sueño cumplido y una gran responsabilidad para seguir trabajando por mi ciudad hacia mejorar el estatus, mantenimiento y conformación de nuestras Fiestas de Independencia. Porque no es solo participar, sino llevarlas a donde queremos, a que sean vistas, valoradas y declaradas patrimonio inmaterial. Hay que enseñarle a las nuevas generaciones que pasó el 11 de noviembre, por qué lo celebramos. Somos la única ciudad en el mundo que celebra esta fecha de independencia, aquí no celebramos un carnaval, aquí conmemoramos las Fiestas de Independencia, esa es nuestra gran diferencia.”

En este sentido, desde el IPCC, se está promoviendo la figura del Lancero en las distintas escuelas, sectores, comunidades, barrios, centros comerciales y hasta empresas de la ciudad. La idea es que tanto los reinados como los actores festivos tengan la misma importancia para rescatar la identidad festiva, dejando claro, que las fiestas no solamente son certámenes de belleza sino folclor, música, disfraces y patriotismo.

El personaje de Lancero y Lancera, no se caracteriza por tener un vestuario específico, aunque sus atuendos, por lo general coloridos, buscan homenajear las raíces y el sacrificio de nuestros antepasados. Lo que siempre los identifica y acompaña es la lanza, batuta que con una actitud alegre, es la principal forma de promover el verdadero sentido de las Fiestas de Independencia. En palabras de Lester González “un lancero con la cara dura, brava, que no sepa bailar, que no sepa lo que es un ‘Pie Pelúo’, un ‘11 de noviembre’, un ‘suena buscapié’, no es Lancero. El Lancero es un actor festivo que anoche se vistió de sangre y hoy se viste de colorido, alegría, paz, unión y afectividad”. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese