Indicadores económicos
2017-12-13

Dólar (TRM)
$3.029,75
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,14

Estado del tiempo
2017-12-13

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 01:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:43

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-12-13

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
1 - 2 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Martín Masan, violín sublime

Martín Masan vino de Suiza a Cartagena, a compartir los secretos de su violín prodigioso que toca desde que era un bebé.

Participó en la III Clínicas Instrumentales de 2017, promovidas por el Conservatorio de Música Adolfo Mejía de Unibac. En ese evento musical, el más significativo y el de mayor proyección internacional, organizado por Unibac, participaron músicos de Suiza, Israel, Estados Unidos, Rusia, Brasil y Colombia.

Martín Masan, nacido en Basilea(Suiza), se inició en la música con su padre, profesor de viola, y su madre, profesora de piano. Culminó sus estudios en la Universidad de Música y Artes Escénicas de Viena. Ganó el Primer Premio en el Concurso de Música de Cámara de Zürich. Es integrante del Sonoris Quartet de Viena.

Ante una partitura
Pese a que una partitura entraña una obra en el tiempo, él confiesa que “es algo vivo. Y pese a que toco el violín todos los días, es una experiencia nueva”, me dijo. Interpretar una obra clásica  es asimilar estilo, carácter, pero también hay una parte espontánea del intérprete”.

“Cuando uno está frente a una obra musical, no hay pasado ni futuro, solo el instante en que el artista gestó esa obra. Es la mezcla de la música y la vida del músico, y el intérprete está ante algo vivo, que está naciendo mientras la ejecuta. La técnica debe servir a la expresión musical. Puede haber un costo enorme en la expresión, cuando intentamos tocar perfecto. En las clínicas instrumentales, busco transmitir el fuego de corazón a otro, una ciencia y un saber, pero no es suficiente la técnica. Hay que buscar muy adentro, recordar lo mejor de ese proceso creativo.Motivarlo, inyecta ese amor a través de la admiración. No es posible la imitación perfecta. Pero cuando hay admiración sincera, no hay peligro de perder la personalidad, por la influencia del otro. Cada artista debe buscar su estilo". El intérprete interioriza la pieza clásica. Le conté que en un concierto al aire libre, fui testigo en Cartagena, de un instante que me dejó pensando: el viento sacudió y elevó por los aires la partitura, pero el músico siguió tocando como si nada hubiera ocurrido. La partitura estaba en su alma.

El maestro Germán Céspedes, quien es el anfitrión del violinista suizo  en Cartagena, y a su vez, es uno de los maestros mencionados por el músico invitado, agrega en este diálogo que “el perfeccionismo y la presión de lo perfecto,  es nocivo”. A propósito, uno de los debates de las clínicas incluyó el miedo escénico y el pánico que sufren ciertos músicos que antes del concierto son sublimes y en escena, tienen miedos de no ser altamente competitivos y excelsos".

Martín Masan participa de la Sociedad Chopin que desarrolla seis conciertos al año. Dice que es complicado enumerar músicos que han sido decisivos en su formación, pero solo me escribe cinco, empezado por el mismo Céspedes, y continuó con Henryk Szeryng, Jasha Heifetz, Arthur Rubinstein y David  Oistrakh.
 

Colombia es música
“En Colombia, me ha sorprendido que la gente lleva la música en la sangre, es parte de la vida, se siente, hay una predisposición. Tienen ritmo y melodía. Pero más allá de la disposición técnica, hay que desarrollar y seguir musicalmente esa vocación. Se aprenden cosas a fuerza de creatividad. Me llevo una impresión muy agradable del nivel que he percibido con los jóvenes estudiantes de Unibac”.
 

Epílogo
Martín Masan fue al Festijazz de Mompox a descubrir una realidad avasallante al pie del río Magdalena. Se fue a Suiza, cargado de paisajes sonoros y de vivencias gratificantes. El violín cruzó los mares, descubrió horizontes inauditos y llevó la memoria ardiente del Caribe.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese