Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Subastan obra de Banksy pintada en un remolque

Pintado por uno de los artistas callejeros más famosos del mundo, el remolque de un camión de carga que estuvo estacionado primero entre mucho lodo en un festival musical y después bajo un roble, fue inicialmente la casa de una pareja británica itinerante y después de toda la familia ya con hijos.

En 1998, el dueño del camión de carga conoció a Banksy como alguien con el que había actuado alguna vez en una calle en Bristol, Inglaterra, y como un amigo del novio de su hermana, y por unas 200 libras (unos 300 dólares de entonces) aceptó convertir la parte lateral del remolque en un lienzo para el festival de música de Glastonbury.

La obra de Banksy llamada “Silent Majority” fue retirada del remolque y será subastada en París; la pintura describe a los miembros de un comando militar en acción que instala equipo de sonido para una fiesta.

La casa de subastas Digard expresó confianza en captar cuando menos 400.000 dólares por la pintura. Si fracasa la transacción, hay planes para ofrecer la obra en una venta privada.

El dueño sólo quiso que se difundiera su primer nombre, Nathan, para evitarse mayores molestias a causa de esta obra valiosa y extraña que es de su propiedad.

Los cuatro hijos de Nathan, que también fueron a París,  continuaron tratando la obra sin mayor interés; pasaban a un lado de la pintura en la calle donde estuvo en exhibición el fin de semana.

Nathan había vivido la mayor parte de su vida desplazándose de un lugar a otro cuando Banksy le preguntó sobre el remolque que era su casa en aquel entonces.

A cambio de un poco de dinero y algunos boletos para el festival de música, el artista entonces desconocido cerró el trato para pintar el remolque. Banksy y un colaborador conocido como Inkie se pusieron a trabajar y a pintar durante el festival anual, cuyo punto más memorable aquel año fue que el lodo cubría hasta los tobillos.

Banksy pintó “Silent Majority” a mano, sin utilizar los esténciles que lo caracterizan, y es un ejemplo raro de las primeras obras del artista, dijo Mary McCarthy, experta británica en arte callejero que contribuyó a organizar la subasta del lunes.

La pintura, arte público
El arte incorporado al espacio público no solo embellece sino que hace menos rígidas las relaciones humanas en los contextos urbanos. Un pájaro que aletea entre las hojas, una niña  que eleva su corazón como si fuera una cometa, escenas de obreros en sus cotidianidad, tal como lo ha pintado Banksy, es una lección para el arte en nuestras ciudades.

Aún en Cartagena de Indias, para aterrizar esta nota internacional al contexto local, los artistas que utilizan los muros de la ciudad como si fuera un lienzo, sufren los equívocos y los prejuicios de quienes malinterpretan estas manifestaciones creativas. El arte que surge de la vida vuelve a la vida por múltiples filtros de la tradición, la modernidad y la conciencia. Pero es un arte de resistencia entre nosotros.

Expresa los conflictos de las exclusiones, las discriminaciones sociales, raciales, religiosas, políticas, sexuales. Las intolerancias. Es una catarsis que depura sus lenguajes, sus formas y sus contenidos. Otro arte deambula en las plazas de Cartagena de Indias,  con un propósito comercial: acuarelas de calles y escenarios locales, en una capital que tuvo al más grande acuarelista: el precursor Hernando Lemaitre y hoy a uno de los revolucionarios de ese género, al cartagenero César Bertel que deslumbra en las galerías de Colombia y el mundo. La pintura refleja tiempos vividos, instantes, historias cifradas, aperturas y encrucijadas del ser y la sociedad. Es curiosa y casi ya en la leyenda la historia de la artista cartagenera Cecilia Porras que pintó a un payado de tamaño natural en el reverso de una puerta, y la puerta viajó por las casas del tiempo, cambiando de destino y lugar, según la bella crónica de García Márquez. El arte encuentra tarde o temprano,  su lugar. GTG
 

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese