2 años 17 semanas

Es el momento de las Américas: Santos

		
El presidente Santos inauguró la VI Cumbre de las Américas. -Maruja Parra - El U El presidente Santos inauguró la VI Cumbre de las Américas. -Maruja Parra - El Universal - El presidente Santos inauguró la VI Cumbre de las Américas. -Maruja Parra - El Universal -
Santos habló de la conexión que necesitan las Américas para que sean socios de la prosperidad.
Prensa Presidencia Santos llamó a tender puentes para unir a las américas.
LEDIS CARO D. -EL UNIVERSAL

El presidente Santos invocó en su discurso la solidaridad por Haití, a superar lo que llamó “terquedad ideológica” por Cuba y encarar la discusión necesaria sobre el tema.En un discurso aplaudido por el auditorio, el presidente Juan Manuel Santos, anfitrión de la VI Cumbre de las Américas que se instaló hoy en el Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala de Cartagena de Indias llamó a la unidad de los pueblos, a mirar en conjunto hacia Haití y abogó por la inclusión de Cuba en la próxima reunión hemisférica.
Santos, el presidente más aplaudido a su ingreso al auditorio Getsemaní del Centro de Convenciones, dijo en su discurso inaugural que este es el momento de las Américas.
“Hoy quiero proponerles que aprovechemos esta Cumbre para hacer que este sea ‘el momento de las Américas’. Un momento en el que nuestro hemisferio surja como una región-bloque con consensos fundamentales para la prosperidad y bienestar de nuestras gentes”, expresó.
Indicó que este es el momento de fortalecer la unión de Latinoamérica, entre países que han dejado atrás muchas de las situaciones que no permitían su prosperidad.

CUBA, EMBARGOS Y MÁS

Uno de los momentos en que el mandatario de los colombianos fue más aplaudido fue cuando habló de lo que él califica como el anacrónico e ineficaz embargo a Cuba.
“El aislamiento, el embargo, la indiferencia, el mirar para otro lado, han demostrado ya su ineficacia” afirmó Santos.
Dijo que en el mundo de hoy no se justifica ese camino, ya que no es más que “un anacronismo que nos mantiene anclados a una era de Guerra Fría superada hace ya varias décadas.
Afirmó que así como sería inaceptable otra Cumbre de las Américas con un Haití postrado, “también lo sería sin una Cuba presente”.
“Es hora de superar la parálisis a la que lleva la terquedad ideológica y buscar concesos mínimos para que ese proceso de cambio llegue a buen puerto, por el bien del pueblo cubano” señaló el Jefe de Estado.

DROGAS
Otro tema que todos esperaban que tocara Juan Manuel Santos fue el de las drogas.
Durante su discurso, Santos consideró necesario abrir una discusión sobre el tema de la lucha contra las drogas ilícitas.
“Colombia, y muchos otros países de la región, creemos que es necesario iniciar una discusión profunda sobre este tema que –sin prejuicios ni dogmas– contemple los diferentes escenarios y las posibles alternativas para enfrentar este desafío con mayor efectividad”.
Recordó que fue precisamente el Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, en 1971 el que declaró la guerra contra las drogas, y que realmente lleva más de 100 años, desde cuando se firmó en 1912 la Convención Internacional del Opio.
“Hoy, un siglo después, resulta más que oportuno hacer un alto en el camino para hacer una evaluación; para establecer dónde estamos y para dónde vamos”, dijo Santos.
Explicó que a pesar de todos los esfuerzos, el negocio de las drogas ilícitas sigue pujante, la drogadicción en todos los países es un grave problema de salud pública, y el narcotráfico continúa siendo el principal financiador de la violencia y del terrorismo.
“Debe ser una discusión abierta, sin sesgos ideológicos o políticos, rigurosa, y basada en la evidencia sobre los costos y beneficios de cada alternativa”, añadió el Jefe de Estado, al afirmar que esa discusión no puede servir de excusa “para dejar de hacer lo que todos sabemos que es indispensable: combatir con toda la firmeza y sin ningún descanso al crimen organizado”.
Consideró como víctimas a los consumidores –los drogadictos–; los que sufren la violencia que el narcotráfico estimula; los millones de presos en las cárceles del mundo; los ciudadanos que sufren los efectos de la corrupción, y los muerto caídos por causa de este negocio y su combate.
“La Cumbre no resolverá este tema pero puede ser el punto de partida para que se inicie una discusión que se está aplazando desde hace mucho tiempo”.

CLAMOR POR HAITÍ

El presidente Santos también clamó en su discurso por Haití y los problemas que afronta esa comunidad ante la vista de los demás gobiernos.
Invitó a contribuir colectivamente y a no impulsar agendas propias para que Haití entre por la senda del crecimiento y la superación de la pobreza extrema.
“No podemos llegar a otra próxima cumbre invocando un espíritu hemisférico si antes no somos capaces de contribuir, colectivamente, a que Haití entre con vigor por la senda del crecimiento y la superación de la pobreza extrema”, dijo.
Propuso en que vez de impulsar agendas propias los países del hemisferio deben acoger como suya la del propio gobierno haitiano, que conoce mejor que ninguno las necesidades urgentes de su gente.