Indicadores económicos
2017-04-26

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-26

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:44

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:35

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El alumno cucuteño de los pilotos fallecidos

Las autoridades colombianas siguen tras la pista de las posibles causas que ocasionaron el accidente aéreo que dejó 71 personas fallecidas, la mayoría de ellas integrantes, directivos y aficionados del club brasilero de fútbol Chapecoense, cuando el avión en el que se trasladaban entre Bolivia y Colombia se estrelló en una zona montañosa a cinco minutos del aeropuerto José María Córdova, de Medellín.

Algunos expertos en Colombia y Brasil han señalado que la aeronave BA Avro RJ85 pudo haberse quedado sin combustible cuando se precipitó el lunes en la noche.

Julián Hurtado Villamarín es un piloto cucuteño formado en la escuela de aviación Aerodinos, en Bolivia, y conoció muy de cerca a los pilotos Miguel Quiroga y Fernando Goytia, dos de los tripulantes que fallecieron en la tragedia aérea del lunes.

El capitán Quiroga en la cabina del avión, junto con algunos jugadores de Chapecoense.

El centro de aprendizaje tiene pilotos de la Fuerza Aérea Boliviana, y entre los instructores estaban el capitán Miguel Quiroga, quien era socio de la escuela, y el coronel Fernando Goytia.

“Como Quiroga era socio de la escuela y de la aerolínea (Lamia), a nosotros los estudiantes nos daban la oportunidad de ir en esos vuelos. En esos tramos nos llevaban a nosotros como extras, y simplemente estábamos dentro de la cabina y nos mostraban cómo era todo el proceso de un vuelo, era una experiencia bastante chévere”, expresó el cucuteño, que llegó hace unas semanas de Bolivia y está a la espera de poder convalidar su licencia de vuelo en Colombia.

Sobre las hipótesis que rodean el siniestro, Hurtado Villamarín prefirió abstenerse de señalar alguna de las causas que hoy son materia de investigación, pero confirmó que la falta de combustible sigue siendo una de las posibilidades.

“Yo preferiría esperar después de la investigación para ver qué datos arroja, y ahí sí sacar nuestras propias conclusiones, no es prudente afirmar algo ahora”, dijo.

No obstante, explicó que la tripulación antes de emprender un viaje debe calcular muy bien el combustible que va a necesitar para el traslado, previendo las distintas situaciones que pueden presentarse y afectar el normal desarrollo del mismo.

“Antes de iniciar un vuelo uno tiene que hacer unos cálculos de combustible de acuerdo a los pesos, eso contempla un aeropuerto alterno, una espera en el aire, y todos estos tiempos se tienen que sumar y ahí se calcula el combustible. Desconozco cómo fue el planeamiento de este vuelo pero es posible que se quede sin combustible, como le pasó al avión de Avianca hace varios años llegando a Nueva York”.

El piloto Boliviano también transportó al plantel de Atlético Nacional, y aprovechó uno de los viajes para fotografiarse con el entrenador colombiano Reinaldo Rueda.

El Boeing 707-321B, con matrícula HK 2016, de Avianca, se estrelló el 25 de enero de 1990 luego de quedarse sin combustible antes de llegar al aeropuerto internacional John F. Kennedy. Setenta y tres personas murieron.

Julián Hurtado estudió con uno de los hijos del coronel Fernando Goytia, y compartió con su familia en varias integraciones que se hicieron en la escuela de aviación.

De la empresa boliviana Lamia, Hurtado Villamarín consideró que a pesar de ser relativamente nueva, estaba enfocándose en el transporte de equipos y selecciones suramericanas, y esto le estaba ayudando a posicionarse bien en el mercado latinoamericano.

“Esta empresa empezó el año pasado y encontraron un mercado muy grande como lo es el traslado de los equipos de fútbol. Casualmente yo asistí al traslado de un equipo, el San José de Cochabamba, en un viaje al sur de Bolivia, frontera con Argentina. La última vez que hablé con el  capitán Quiroga me dijo que les estaba yendo muy bien con eso, que estaban programando el otro año iniciar con la Copa Libertadores”, aseveró.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese