Indicadores económicos
2017-03-23

Dólar (TRM)
$2.936,82
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,61
Euro
$3.173,82
UVR, Ayer
$246,64
UVR, Hoy
$246,72
Petróleo
US$48,04

Estado del tiempo
2017-03-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:37

Marea max.: 12 cms.

Hora: 06:58

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 2.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El día que Julio Teherán ganó su quinto juego completo

-A A +A
 

Sentí una sensación de victoria desde que inició el día. El pasado domingo 19 de junio  me levanté muy temprano para trasladarme de New Jersy hacia un hotel en Manhattan y así  encontrarme con Julio Teherán Pinto, el estelar lanzador de los Bravos de Atlanta, nacido en Cartagena, en el populoso barrio de Olaya Herrera.

Del hotel, en una camioneta azul turquí, marca Toyota,  salimos muy temprano, tipo 9 de la mañana, para el estadio Citifield de Nueva York, en el que a la 1:10 de la tarde, Julio buscaría ganar su tercer juego en la temporada del béisbol de las Grandes Ligas.

En el trayecto, Teherán se emocionó mucho hablando de Colombia, del país de origen, ese mismo que no pudo representar en las Eliminatorias del Clásico Mundial de Panamá, en donde la tricolor alcanzó hace algunos meses la histórica clasificación a esta cita orbital que se realizará en Estados Unidos.

Sus ojos brillan más al momento que habla de Colombia. “Me dolió mucho no estar ahí compa, quería sudar mi camiseta para ayudar en la clasificación al Clásico. Eso sí, me dio mucha alegría porque los muchachos dieron todo y lograron el cupo”, dijo Julio en tono alto.

La organización de los Bravos le pidió que se quedara en los campos de entrenamiento con los lanzadores jóvenes, pues él es el referente. “Los juegos me pusieron nervioso, son emociones incontrolables, lloré de la felicidad cuando Dilson dio el jonrón del triunfo en el último partido”.

Y sigue desbordado en el tema. “Ya hablé con el gerente y todo está listo para vestirme con los colores de Colombia en marzo del próximo año. No tenemos un grupo fácil, pero daremos la pelea para ganar”.

De repente se queda en silencio. “Ya llegamos al Citifield mi vale, voy con todo,  quiero ganar hoy”, dice mientras se baja del vehículo y se despide de su gran amigo Freddy Aycardi, quien nos transportó hasta el estadio.

El momento para Julio había llegado. Se fue para el bullpen y se metió de lleno en el juego ante los Mets, el tercero en la serie en Nueva York.

LA BANDERA LO MOTIVÓ
Una bandera de Colombia se alcanza a divisar en las graderías del Citifield. En el centro de la misma se observa el nombre de Cartagena. Varios cartageneros se encuentran allí brindándole el apoyo a ese muchacho,  que le hizo un zigzag a las diferentes situaciones de riesgo que vivió de niño en un barrio peligroso para convertirse en lo que es hoy: un Grandes Ligas y todo un ejemplo de superación para las nuevas generaciones.

Se vino el juego. Luce el número 49,  el de la suerte. Se sube al montículo y despacha a los tres primeros bateadores, el último de ellos con un ponche.  Acto seguido, antes de ir al dugout, Julio mira a las graderías de su izquierda, se toca la visera de  la gorra y con ese gesto saluda al grupo de cartageneros que además de la bandera también tienen puesto el uniforme de Colombia.

Y de ahí en adelante, en cada episodio, Julio se crece, domina a todos los bateadores, solo recibe un hits, sin carreras, no concede bases por bolas, poncha a 7 y se apunta, en nueve entradas completas, un triunfo para él en la victoria 6-0 de los Bravos sobre los Mets.

No fue cualquier triunfo, no. Estuvo cerca de hacer un no hit no run. No pudo, pero sí logró su quinto juego completo ganado desde que está en las Grandes Ligas. Y eso es grande.  

Luego, los cartageneros esperaron que saliera y se tomaron fotos con él. Julio agradeció el  apoyo que le brindaron en el juego. “Ver la bandera de Colombia me emociona mucho”, afirma.

Entonces, me vuelvo a encontrar con él, y aprovecha para dedicarle el triunfo a su papá. “Hoy es el Día del Padre y está victoria es para él, ponga eso en la nota compa”, remata.

4:33 minutos de la tarde, Julio corre hacia el bus de los Bravos que está a punto de partir. Antes de subir al vehículo se frena, empuña su mano derecha y se la lleva al corazón.

Notas recomendadas
2452 fotos
69168 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Buena , Buena!!!!

Ojalá sigan los éxitos , buena nota Universal!!!! , seguir apoyando lo nuestro