Delantero de Junior protagoniza riña en estado de embriaguez

23 de marzo de 2010 05:21 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A la desastrosa actuación de Atlético Junior en el juego que en la noche del sábado perdieron frente a Real Cartagena en Barranquilla, se le sumó un escándalo protagonizado por el atacante del equipo rojiblanco Carlos Bacca, quien fue denunciado por dos personas que fueron víctimas de supuestas agresiones cuando el deportista se encontraba borracho. Aunque el joven jugador no se ha referido al tema, los testimonios de sus paisanos del balneario de Puerto Colombia, ubicado en el Área Metropolitana de Barranquilla, lo acusan de haber asumido comportamientos agresivos e intolerantes. Según se supo, Bacca se encontraba ingiriendo licor en la noche del domingo en compañía de su padre, un hermano y un grupo de amigos. Cuando departía en un estadero llamado Zimbawe, un lugareño le reclamó por su desempeño en el juego ante Real Cartagena, en el que Bacca fue expulsado por una agresión sin pelota contra un rival. La respuesta no sólo fue verbal, sino que el jugador, sus familiares y amigos la emprendieron a golpes con el desconocido, lo que generó una gresca en el establecimiento. En medio de la confusión, los Bacca y sus acompañantes se trasladaron a la cantina contigua, donde se encontraba Hermes De la Cruz. Esta persona, quien estaba tomando algunas cervezas, le pidió buen comportamiento y calma a los recién llegados, lo que desencadenó una agresión contra De la Cruz. “A mi hermano lo corretearon y lo golpearon en varias partes del cuerpo, está bastante mal. Él tuvo que esconderse en una casa, expresaban que lo iban a sacar y a matar”, informó Arturo De la Cruz, hermano del agredido. La sirena de una patrulla de la Policía de Puerto Colombia que fue alertada, disuadió a la turba de continuar con la gresca. Sin embargo, una mujer del municipio también denunció haber sido agredida por Bacca y sus parientes. Dos horas después del incidente contra De la Cruz, Bacca y su grupo de acompañantes regresaron para intentar nuevamente sacarlo de la casa. Margarita Sanjuan, quien estaba en el festejo de un cumpleaños en una casa vecina, le pidió al jugador que se calmara, ganándose un golpe en el brazo de parte de Bacca que, dos días después, no le permite moverlo con normalidad. Por su parte, el joven jugador no se quiso referir al tema cuando los periodistas se lo preguntaron, limitándose a decir que eso “era pura envidia”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS