Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.934,58
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,64
UVR, Hoy
$242,67
Petróleo
US$51,08

Estado del tiempo
2017-01-19

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 23:33

Marea max.: 7 cms.

Hora: 06:29

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

2015: La Copa América y un año de crisis para la Selección Colombia

-A A +A
 

2014 fue un año mágico para la Selección Colombia. El buen papel en el Mundial de Brasil y el gran nivel de los jugadores que participaron en la cita orbital pusieron al equipo en la élite del fútbol.

Colombia no ganó ese mundial, pero se ganó el cariño, la admiración y el respeto de los aficionados y expertos del balompié.

Por eso, 2015 se contemplaba como el año de la consagración. Y la gran prueba sería la Copa América. Nunca antes Colombia estuvo tan igualada a Brasil y a Argentina como favorita al título continental, a los que también se sumó el local Chile.

Todas estas selecciones llegaron en un gran momento y se habló de la Copa América con mejor nivel en la historia del certamen.

Pero el panorama cambió de repente y poco antes del debut, el equipo no parecía tan fuerte como el que asombró un año antes. Pékerman reconoció el favoritismo en las ruedas de prensa, aunque advirtió que no alcanzaban el mejor nivel.

Antes de afrontar la Copa, el equipo se probó con tres amistosos ante rivales de poco peso. El objetivo era arrancar una renovación ante la salida de jugadores importantes como Mario Alberto Yepes, Faryd Mondragón, Luis Amaranto Perea, quienes en el proceso anterior fueron los líderes del plantel.

El primer amistoso se disputó el 26 de marzo ante Bahrein. Un contundente 6-0 hizo aflorar más las ilusiones de los aficionados, que vieron como Falcao García regresó con dos goles. Su suplencia en Manchester United se percibió como un capricho de su entonces técnico, Louis van Gaal. Junto a Falcao marcaron Bacca, Adrián Ramos, Johan Mujica y Andrés Rentería.

Cuatro días después, Colombia se impuso 3-1 a Kuwait con goles de Abel Aguilar, Edwin Cardona y Falcao García. El 'Tigre' llegó a 24 goles con la Selección ese día e igualó a Arnoldo Iguarán en la tabla de máximos artilleros.

Más allá de los resultados, el dato positivo lo dieron las nuevas caras que se sumaron al proceso, que parecía no ser tan dramático como anticipó Pékerman.

Previo a la Copa América, Colombia jugó otro amistoso ante Costa Rica, un partido que se resolvió 1-0 con un tanto de Falcao García. El goleador parecía volver sin problemas de su gran lesión y en él se centraron las esperanzas de la Copa América.

UNA COPA AMÉRICA PARA EL OLVIDO
Pero el choque duro contra la tierra ocurrió el 14 de junio. Ese día debutó la Selección ante Venezuela en un partido en el que se mostró un gran bajón en el nivel. Sin Abel Aguilar en el medio campo, con un Zúñiga sin su habitual rendimiento y un mediocampo desconectado, el equipo no apareció y se vio superado por el rival.

Derrota difícil que desnudó varios problemas en el plantel. Se notó la ausencia de los anteriores líderes, el bajón de los laterales, la falta de un volante mixto -como Abel Aguilar- que se asociara con los mediocampistas, James Rodríguez estuvo lejos del nivel que lo llevó al Real Madrid tras brillar en el Mundial y los delanteros nadaron solitarios en el ataque.

Ante Brasil, en la segunda fecha, Colombia se impuso 1-0 con un gol de Jeison Murillo. Una victoria que se consiguió más por el ímpetu que despertó el rival -verdugo un año antes en la cita orbital- que por argumentos sólidos.

Una derrota y un triunfo que obligaban a buscar un buen resultado en la última jornada. Pero las cosas no cambiaron mucho, el nivel no mejoró y en un compromiso sin muchas emociones, los dirigidos por Pékerman igualaron 0-0 ante Perú. Ese resultado obligó a esperar una victoria de Brasil sobre Venezuela para avanzar de ronda, algo que, por fortuna, ocurrió.

Ya en cuartos se esperaba que el equipo se tomara confianza y mostrara una mejor cara. El rival, Argentina, lo exigía. La única forma de clasificar ante la subcampeona del mundo era protagonizando un partido perfecto.

Esa perfección no llegó y solo David Ospina estuvo a la altura para llevar el duelo hasta la tanda de penales. El portero colombiano sacó todo tipo de remates y los que no pudo, los erraron los argentinos.

Parecía que la fortuna y los astros se alineaban a favor de los cafeteros, pero que Colombia avanzara habría sido un premio inmerecido. Como pocas veces, el fútbol fue justo y Argentina se quedó con el cupo a semifinales y acabó con las ilusiones de 48 millones de colombianos.

Colombia se despidió así de la Copa América, con una sola victoria y un gol marcado por un defensa central.

DURAS ELIMINATORIAS
Con el revés de la Copa América, el equipo no tendría tiempo para lamentaciones. Las Eliminatorias estaban encima y había que enderezar el camino lo más pronto. Un mes antes del arranque, el combinado patrio se probó en un amistoso ante Perú, curiosamente el rival con el que se enfrentaría en la primera fecha eliminatoria.

El duelo, que se disputó el 8 de septiembre, terminó igualado 1-1 con goles de Carlos Bacca y Jefferson Farfán. Más allá del resultado, ese día James Rodríguez sufrió una lesión que lo alejó de las canchas casi dos meses y que le impidió jugar las primeras jornada del clasificatorio.

El 8 de octubre Colombia se impuso a los incas 2-0 en Barranquilla con goles de Teófilo Gutiérrez y Edwin Cardona. Pero lejos de tranquilizar, ese partido dejó alarmas porque Perú se mostró mejor que los locales.

Las sociedades no aparecieron y el mal momento se ratificó en la segunda fecha, en la que Uruguay bapuleó sin contemplaciones a los colombianos y los golearon 3-0 en Montevideo.

Para la tercera y cuarta fecha se esperaba una mejor reacción con el retorno de James. Primero, el obstáculo era el campeón de la Copa América en la que Pékerman y sus dirigidos decepcionaron: Chile.  Allí, el equipo recuperó un poco la memoria y se llevó un empate por 1-1 ante un rival que terminó pidiendo tiempo. James Rodríguez marcó por la tricolor.

La igualdad permitió soñar con vencer en la cuarta fecha a una Argentina que sumaba dos derrotas y un empate, su peor arranque eliminatorio de la historia.

La localía en Barranquilla y el apoyo de los aficionados confiaban en seguir sirviendo como arma letal para intimidar a los rivales. Pero, como ante Perú, ni el calor y ni el aliento de los hinchas sirvió para que el equipo recuperara su juego vistoso.

En el que fue, quizás, el peor partido de Colombia como local en la era Pékerman, Argentina se impuso 1-0 y dejó al combinado patrio sumido en una crisis que solo se solucionará con triunfos en 2016.

Tras las cuatro primeras fechas, Colombia ocupa séptimo lugar de la clasificación, con 4 puntos de 12 posibles.

En la fecha 5, Colombia visitará a Bolivia, mientras que en la sexta recibirá al inesperado líder Ecuador.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2377 fotos
65744 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese