Indicadores económicos
2017-10-24

Dólar (TRM)
$2.947,69
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,43
Euro
$3.460,58
UVR, Ayer
$252,01
UVR, Hoy
$252,02
Petróleo
US$51,90

Estado del tiempo
2017-10-24

marea

Marea min.: 19 cms.

Hora: 14:48

Marea max.: -8 cms.

Hora: 23:59

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 10 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El salto de equipo chico a grande, o el temor al fracaso

Es como pasar de la necesidad a la holgura, de las falencias a las comodidades, del anonimato a la fama, de la pobreza a la riqueza... Muchos futbolistas colombianos y extranjeros, en algunas ocasiones, naufragan en ese salto que deben dar en sus carreras.

En el país existen varios ejemplos de jugadores que brillaron en clubes denominados "chicos" y, a la hora de ser contratados por elencos de mayor trayectoria y poder económico, incomprensiblemente, bajaron su rendimiento.

Para muestra, lo sucedido en el pasado con Stalin Motta (Equidad), Óscar Passo (Tolima), Danny Santoya (Tolima), Víctor Giraldo (Equidad), Carlos Hidalgo (Pasto) y Carlos Villagra (Pasto), quienes pasaron por Nacional y Medellín. 

La lista se tornaría amplia y hasta podría cobrar más vigencia, pero el repunte de algunos jugadores en el remate de la pasada Liga Postobón y el comienzo de la actual, los salva de entrar a este grupo. 

Pero también hay quienes aprovechan las oportunidades, se consolidan y terminan como ídolos y transferidos al exterior, como sucedió con la mayoría de negocios del Envigado con James Rodríguez, Gio Moreno, Dorlan Pabón, Fredy Guarín, Jairo Palomino y Juan F. Quintero. 

El secreto, anota el presidente del club naranja, Felipe Paniagua, está en vender en el momento oportuno, cuando el jugador adquiera madurez, sin anteponer el dinero, porque "en vez de abrir una puerta, cerramos dos". 

Sin embargo, el objetivo de este informe es encontrar las causas del fracaso de algunos futbolistas al pasar de un equipo chico a uno grande. Entre ellas se mencionan las carencias de mentalidad, liderazgo y carácter, fallas en los criterios de selección y entornos complejos. También, irresponsabilidad de clubes, dirigentes y empresarios que aprueban ventas sin que los muchachos estén preparados para dar ese paso. 

PRESIÓN PERMANENTE 

"Llegar a un equipo en el que hay que convivir con la presión exige mucha personalidad y carácter. Por eso es tan importante hacer una buena elección y seguimiento a los deportistas en entrenamientos, juegos amistosos y entorno familiar. 

"No contratar por una buena campaña", dice Carlos Navarrete, quien padeció este fenómeno en Nacional, el club más afectado en Colombia por este hecho en el pasado, pero que hoy en día vive otra realidad por los parámetros que intenta establecer Juan Carlos Osorio. 

Cuenta Navarrete que en 2006, el zaguero Passo le pedía al presidente Rubén Darío Restrepo que, para evadir la presión de la tribuna, no lo pusieran en los partidos en casa, a lo que él hacía caso omiso. El defensor, que llegó del Tolima, fue bicampeón con los verdes y terminó fuera del fútbol por una lesión. 

Otro factor que incide es la imposición de jugadores por parte de dirigentes y técnicos, sin tener en cuenta a la afición. Cuando hay empatía existe más probabilidades de tolerancia y comprensión con el deportista. 

Arribar de ciudades intermedias a otras que atrapan, como Medellín, Cali, Bogotá y Barranquilla les cuesta a muchos futbolistas que, obnubilados por la fama, el dinero y las tentaciones femeninas, descuidan sus obligaciones deportivas. 

Diego Peralta, quien acaba de incorporarse a Nacional, habla de esos aspectos que inciden en el rendimiento. "Primero debes contar con la confianza del entrenador. Por más buen jugador que seas si el técnico no confía en vos es muy difícil sobresalir. Después que los compañeros crean en tu fútbol. También cuenta la empatía que se cree con la hinchada, la adaptación a una ciudad, la competencia interna que tengas con jugadores de un nivel similar al tuyo". 

Cléider Alzate, volante del DIM, opina que en la adaptación a otro club influyen mucho los estilos de juego y el manejo de grupo de los entrenadores. "Hay equipos con más nombres de respeto, en los que se piensa más en lo colectivo que en lo personal. Todo necesita su tiempo". 

Pasar a un elenco de mayor tradición requiere, además de talento, personalidad, disciplina y carácter, y mucha cabeza fría. 

OPINIONES 

Juan Pablo Nieto 
Volante de Nacional 
"Jugar en un equipo grande requiere más responsabilidad, hay más ojos sobre uno y eso es difícil de llevar. Las obligaciones son distintas, por eso creo que a muchos jugadores les cuesta adaptarse. Esto no es sólo de condiciones futbolísticas, sino también de fortaleza mental". 

Óscar Pérez 
Entrenador del Medellín 
"Hay jugadores que lastimosamente no son capaces con la exigencia de algunos equipos. En los clubes con menos tradición la afición y la prensa no influyen tanto, como sí sucede en los llamados grandes. Hoy hay futbolistas que tienen capacidad mental de enfrentar cualquier reto". 

Víctor Marulanda 
Gerente deportivo de Nacional 
"No se puede generalizar el tema. Todo pasa por la mentalidad y por las ganas de superación que tenga el jugador, por su competitividad. En Colombia los clubes se basan en las recomen.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese