Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

José Pékerman 'perdió' el segundo semestre de 2016 con la tricolor

-A A +A
 

La Selección Colombia de Fútbol de Mayores cerró este martes el 2016 deportivo con una de las peores rachas desde que el seleccionador argentino José Néstor Pékerman llegó a la tricolor. Los segundos semestres de 2015 y 2016 han sido deficientes y ahora el cuerpo técnico argentino debe recomponer el camino en el 2017 para seguir alimentando el sueño de ir a Rusia-2018.

La Eliminatoria Suramericana al Mundial tuvo un intenso segundo semestre, con seis jornadas en tres meses, que fueron negativas para la tricolor, porque de los 18 puntos en juego sólo sumó 8, para un rendimiento del 44% que generó la salida del grupo de los cuatro clasificados directos y del quinto del repechaje.

Tras la derrota 3-0 sufrida el martes pasado en San Juan contra Argentina, el equipo de Pékerman ahora marcha sexto con 18 unidades, pero sigue en la pelea por dos cupos directos y el del repechaje, teniendo en cuenta que Brasil y Uruguay ya parecen ser dueños de los dos primeros tiquetes para Rusia-2018.

Brasil manda en el clasificatorio con autoridad, al completar 27 unidades, seguido por Uruguay que cuenta con 23. Luego vienen cuatro países: Ecuador (20), Chile (20), Argentina (19) y Colombia (18), que luchan por dos cupos y el del repechaje, mientras que más atrás Paraguay (15) y Perú (14) todavía se ilusionan, mientras Bolivia (7) y Venezuela (5) ya piensan en Qatar-2022.

El panorama en el cierre del año es oscuro para la tricolor, porque tuvo un descenso de rendimiento notable, que le habría costado la cabeza a cualquier entrenador, pero el peso y respaldo que le han dado a Pékerman los resultados del cuatrienio anterior le permiten seguir al frente del equipo, a pesar de sumar dos puntos de los últimos nueve posibles. De hecho, a Leonel Álvarez lo despidieron por sumar cuatro puntos de nueve posibles.

Si bien el 2016 no ha sido el peor año de Pékerman desde que llegó en 2012 a Colombia -el peor fue el 2015- en la Eliminatoria ha dejado muchas dudas, desde sus planteamientos, hasta los resultados, por ejemplo, en Barranquilla nunca había dejado de ganar dos partidos seguidos, de hecho de los 13 que ha dirigido en la arenosa, sólo ha igualado tres y perdido uno en cinco años. La derrota fue en 2015 contra Argentina y los empates este semestre contra Uruguay y Chile.

Barranquilla fue el fortín de la tricolor en el clasificatorio anterior y este año no lo fue. Camino a Brasil-2014, Barranquilla representó 19 puntos en siete partidos, lo que da un rendimiento del 90%, sin embargo, rumbo a Rusia-2018, cuando faltas tres duelos en Barranquilla, la Casa de la Selección reporta un rendimiento del 61%, que si bien es positivo, está muy por debajo de la anterior eliminatoria y no es necesario hasta ahora para clasificar.

Otro aspecto que no deja bien a la Selección al final del 2016 es la diferencia de gol. La comparación con el camino a Brasil-2014 es inevitable y en esa oportunidad la tricolor marcó 27 goles y sólo recibió 13, mientras que a la fecha 12 de esta edición, ya le marcaron más goles, pues David Ospina sufrió 15 anotaciones y el equipo sólo ha marcado 15, para una diferencia de cero, frente al +2 de Argentina, +4 de Chile y +6 de Ecuador, los rivales directos.

Mientras en el clasificatorio a Brasil-2014 Falcao era el goleador natural y cerró con nueve anotaciones, seguido por su compañero frecuente, Teófilo Gutiérrez, quien festejó seis, en esta eliminatoria Colombia no ha podido consolidar un delantero goleador, pues los máximos artilleros hasta ahora son Carlos Bacca, James Rodríguez y Edwin Cardona, cada uno con tres goles.

LO QUE VIENE

Ahora en 2017 el camino será largo en tiempo, pero corto en compromisos, porque sólo hay seis en el camino, tres en Barranquilla y tres por fuera, con 18 puntos en juego, de los que Colombia debe sumar al menor 12 para estar tranquilo entre los cuatro o 10 para sufrir con una opción de repechaje.

La primera doble jornada de la tricolor durante el 2017 será pronto, en marzo, con dos partidos claves, como los seis que restan. La primera cita será frente a Bolivia en Barranquilla. El ya eliminado equipo del altiplano es la esperanza de reivindicación para ganar tres puntos, sumar goles y llenar a los jugadores y al país de confianza.

El último recuerdo fue 5-0 y así debería ser ese 23 de marzo de 2017, porque la confianza es vital para afrontar la segunda final del 2017: Ecuador en Quito. Ese es el partido para sumar, si gana, Colombia daría un paso firme y si empata también, porque es un rival directo al que le quitarían puntos de su casa, pero si pierde, sería dar ventaja y empezar a complicar el sueño mundialista.

Además de sus partidos, lo clave en esta doble jornada será lo que pase con sus rivales directos. Uruguay y Brasil chocarán en Montevideo, pero lo clave para el país estará en Argentina, que recibe la visita de Chile, los dos países que están delante de la tricolor y en Asunción, donde Paraguay recibe a Ecuador, con la idea de seguir vivo, algo que apretaría la tabla y ayudaría a Colombia, que tendría el rival 'fácil'.

La siguiente doble confrontación será hasta septiembre, con una particularidad, por primera vez en tres años los jugadores tendrán descanso largo a mitad de año, pues en 2014 hubo Mundial y en 2015 y 2016 Copas Américas y los mejores años de Pékerman en la tricolor fueron precisamente en 2012 y 2013, cuando sus jugadores descansaron en esa época, como lo harán en 2017.

Y esos de los de septiembre también serán claves. Son las dos semanas más difíciles en lo que queda, porque primero visitará a Venezuela y luego recibirá a Brasil en Barranquilla. Para destacar será que Venezuela ya está eliminado y seguramente Brasil llegará clasificado.

El cierre del clasificatorio será en octubre, con dos partidos para cumplir con el sueño mundialista. El calendario le favorece a la tricolor porque jugará en Barranquilla contra una posible eliminada Paraguay y la última jornada será en Lima, frente a Perú, que podría llegar con opciones de repechaje o también ya pensando en Qatar-2022.

Es por eso que el panorama de marzo y octubre es alentador para sumar esos 10 puntos que Colombia necesita, con lo que también pueda sumar en septiembre, para asegurar un lugar entre los países que por Suramérica viajarán en 2018 a Rusia, pero el trabajo que tiene José Pékerman es arduo y debe empezar a consolidar un equipo base como lo hizo rumbo a Brasil-2014, pues en este clasificatorio no ha encontrado el equipo titular y se nota en el rendimiento y los resultados.

Notas recomendadas
2459 fotos
69333 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

MEJOR PLANIFICACIÓN Y MAS TRABAJO EN MICRO CICLOS

Tenemos grandes falencias y un panorama complicado pero lo bueno de esto es que se depende de si mismo y pienso que debe haber una mejor planificación en la escogencia de los jugadores mirando los internos y no solamente a Nacional porque hay jugadores que pueden dar la mano , realizando micro ciclos para que se adapten al esquema táctico del equipo y no depender únicamente de las individualidades

HAY QUE TRABAJAR.....TRABAJAR....TRABAJAR... SR PEKERMAN

La federación también debe de exigir un mejor trabajo del cuerpo técnico y no hacer improvisaciones que lo único que han hecho es perjudicar al equipo y a los jugadores . Son 5 millones de dolares que gana este cuerpo técnico y desde miami y buenos aires no se pueden se puede dirigir. Hay que trabajar con la consecución de laterales explosivos que ataquen y acompañen y a james bajarlo de la nube