Real Cartagena: El fútbol es mi vida, dice Edwin Aguilar

30 de septiembre de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Saltó la valla y en su celebración emprendió una larga carrera que terminó en la tribuna occidental, en donde se encontraba Celio Contreras, kinesiólogo del Real Cartagena, quien fuera el hombre clave en su recuperación.
Edwin Aguilar, autor del gol que selló en Cartagena el empate 1-1 ante Junior, abrazó a Celio, en un gesto de agradecimiento  con la persona que estuvo cerca de él durante más de seis meses alejado de las canchas debido a una lesión  de rodilla.
El atacante panameño explicó su celebración. “Celio fue como un padre para mí todo este tiempo. Me aconsejó, me dio fuerzas para no bajar los brazos en mi recuperación, por eso salí a buscarlo y me abracé con él”, dijo Aguilar.  
Definió su regreso a las canchas como un gran momento en toda su carrera. “El fútbol es mi vida, volví a jugar y de inmediato el corazón comenzó a latirme rápido. Ahora que regresé a las canchas voy a disfrutar al máximo cada minuto en el terreno de juego, voy a gozarme pleno este deporte, porque uno no sabe en qué momento le pasa algo y se ausenta de lo que más le gusta hacer”, dijo Aguilar, de 26 años, quien la noche del miércoles llegó a 80 goles como profesional.
¿Además de Celio con quienes más está agradecido?
- Con Dios, con mi familia, con la gente de Real Cartagena y con todos los hinchas que creyeron en mí.
¿Cómo fue el gol, descríbalo?
- En el minuto 91, en un tiro de esquina que levanta Oscar Santos, decido ir al primer palo, me levanto, cabeceo bien  y logro anotar. Pese al intento de Sebastián Viera de  evitarlo, el balón pasó la raya de gol.  
Los tres goles que ha marcado con el Real Cartagena se los ha marcado a Junior...
- Sí. Me he convertido en todo un especialista en convertir goles en los clásicos. En el fútbol panameño fue así, en el América también y ahora estando con el Real he seguido por esa senda.
¿Desde cuándo estaba listo para debutar?
- Desde a principios de septiembre estaba listo para comenzar a sumar minutos. Venía haciendo las cosas bien en los entrenamientos y estaba a la espera de que me dieran un chance.  
¿Cómo se sintió en su regreso?
- Bien. Físicamente me sentí en buenas condiciones, no estoy al ciento por ciento porque necesito ritmo de competencia, pero lo que se aprende no se olvida, sé jugar y tengo gol.  
¿Para cuántos minutos está Aguilar en la cancha?
- No te puedo decir. Yo estoy para los minutos que me necesite mi equipo, así sean 45 ó 60 minutos. Eso lo decide el profe.
¿Cree que el gol marcado lo deja más cerca de la titular?
- Soy consciente de que hoy no soy el titular, de que ese gol no significa desplazar a nadie en el once inicial. Necesito minutos en la cancha y estaré esperando en el banco la oportunidad para darlo todo en el terreno de juego.   
A poner a Aguilar
-  Hace un mes regresó a trabajos de fútbol Edwin Aguilar, el referente del equipo en el frente de ataque. Hace 9 fechas, el panameño viene trabajando y solo hasta ayer recibió la oportunidad de jugar unos minutos.
Es verdad que Aguilar viene de una lesión larga, pero también es cierto que el ritmo de competencia lo toma sumando minutos en la cancha.
Se le notó falto de ritmo, aún no está para jugar 90 minutos, pero desde hace mucho rato que se debió llevar al banco e ir dándole minutos. Es un goleador, nuestro hombre fuerte arriba, eso hay que respetarlo.
La reflexión
- El profesor Huber Boderth se equivocó en  la conformación del banco y algunos cambios que realiza. Ante la ausencia de José Nájera y la presencia a medias de Emanuel Molina (lo intentaron recuperar rápidamente de un tirón para que estuviera ante Junior y era previsible que se resintiera en cualquier momento), Boderth no llevó al banco a Oswaldo Salgado o Yainer Acevedo, los otros dos volantes creativos que tiene el Real.
Es por eso que luego de sacar a Jhon Hernández y perder por lesión a Molina, el equipo pasó de jugar mal a peor, pues carecía de un conductor, de alguien quien intentara sociedades, paredes o pases al vacío que llevaran peligro al arco de Junior.  
Berbia, arriba  
Adrián Berbia regaló el gol de Junior en el clásico costeño, lo cual hizo que su calificación no fuera buena, aún y cuando le atajara un penal a Víctor Cortés en el trámite del juego.
A cualquier arquero del mundo le pasa, esas son cosas del fútbol. El meta uruguayo, uno de los mejores jugadores del Real en las dos últimas temporadas, ahora le toca levantar cabeza y seguir trabajando duro para ratificar esa gran condición que ha exhibido en su estadía en el equipo cartagenero.Charrúa, arriba...

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS