Indicadores económicos
2018-11-14

Dólar (TRM)
$3.197,20
Dólar, Venta
$2.935,00
Dólar, Compra
$2.780,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,36
UVR, Ayer
$260,12
UVR, Hoy
$260,17
Petróleo
US$65,47

Estado del tiempo
2018-11-14

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 00:13

Marea max.: 17 cms.

Hora: 16:29

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-11-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Víctor Barrios, el lanzador histórico que sacó 18 ceros en 1959

Víctor Barrios Piñeres es uno de los históricos de la “pelota caliente” en Bolívar. A sus 74 años se siente orgulloso de su hazaña, que quedó plasmada en la historia un 13 de septiembre de 1959.

En  la “lomita de los sustos” del estadio 11 de Noviembre, Víctor mostró toda su grandeza e impuso un récord que nadie ha podido igualar: lanzar 18 entradas completas en un mismo juego sin recibir carreras.

Vestía los colores de Flota Naar, que venció 1 carrera por 0 a Tigres de Arenal. El juego se inició a la una de la tarde y terminó a las 6 p. m. Durante todo ese tiempo, Víctor estuvo en el montículo lanzando  strike y sacando outs.

Sus ojos se humedecen cuando comienza a recordar ese momento, que desde entonces ha permanecido grabado en su mente todo el tiempo.
“Yo tenía 15 años, fue un gran día, mi brazo nunca sintió dolor, realicé más de 200 lanzamientos, me mostré a mí mismo que era tremendo lanzador”, dice don Víctor, quien desea ver su nombre algún día en los guinnes récords, en donde se registran hazañas, gestas, logros que son únicos e inigualables.

Para la posteridad

“Nadie ha hecho lo que yo hice. Quiero que mi logro quede para la posteridad.   18 entradas sin recibir carreras es algo que nadie ha podido igualar”, asegura lleno de orgullo Barrios, quien además recibió bases por bolas para que entrara  de “caballito” (habían bases llenas) la carrera del triunfo de su equipo para dejar en el campo a Tigres.
En el estadio 11 de Noviembre, en un mural en la entrada, a la vista del público, se encuentran los récords  y fotos de aquellos que han sido grandes en el béisbol de Bolívar. Y el nombre de Barrios se encuentra ahí.

Deporte por trabajo
Cuenta que desde esos 18 ceros que logró comenzó a ser importante. “Conseguí estudios y trabajos a través del béisbol. Desde los 16 años comencé a trabajar en la Policía, en un departamento de servicio secreto. Al béisbol le debo todo”, agrega.
Hizo parte del equipo Terminal, aquel  representativo de Bolívar, en donde los peloteros jugaban a cambio de trabajo. “Quedamos campeones del béisbol de primera categoría durante cinco años consecutivos. Fueron muy buenos años, el 11 de Noviembre se taqueaba para ver jugar al Terminal, Águila, Tigres de Arenal, Getsemaní, entre otros”.
Eran tiempos en donde el béisbol mandaba la “parada”. Ellos, los peloteros, se pavoneaban por las calles de Cartagena siendo los ídolos de los niños y se convertían en los héroes de las jóvenes de la época.

No me daban palo

“Yo jugué con grandes peloteros como Óscar Luis Gómez, Tomás Moreno (q.e.p.d.), Elías Del Valle, José Miguel Corpas y Alejandro Lián, por ejemplo”, comenta.

Hizo parte de selecciones Bolívar y Colombia, pero a los 26 años, estando en Medellín, ya el brazo,  de tanto   utilizarlo, poco le servía. “Luis García Salcedo me llevó a Medellín, en donde me pagó estudios y dio trabajo. Ya el brazo no era el mismo y comencé a jugar de jardinero central”.

Don Víctor saca pecho, dice que fue de los mejores lanzadores. “A mí no me daban palo, cuando el brazo desmejoró busqué otra posición. Fui un lanzador inteligente, lanzaba abajito, pero en la zona de strike, lo máximo que daba era dos bases por bola por juego”, relata.

Fue uno de los beneficiados con el programa de auxilio que el Ider le dio a las viejas glorias del deporte durante 20 meses pagándoles un sueldo mínimo. Pero eso ya se acabó hace algún tiempo.

Barrios, al igual que las otras glorias, otra vez quedó desamparado por el Distrito, por el Gobierno, que poco se acuerdan de sus héroes, de aquellos deportistas que durante años le dieron todo al departamento.

Hoy solo vive de los recuerdos, de contar logros, hazañas, gestas inolvidables e insuperables que marcaron la historia del béisbol colombiano...



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese