Comercializadora de mango, opción para los productores

28 de mayo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una semana después que El Universal denunciara la pérdida de al menos el 50% de la cosecha de mango  en la zona  de mayor producción de la fruta en Santa Catalina (vereda Pajonal o Lomas de Guayacán), varios actores vinculados con la actividad reaccionaron frente a la problemática y plantearon algunas alternativas de solución hacia el futuro.

(Le puede interesar: Los mangos se pudren en fincas de Santa Catalina).

Mientras algunos productores insisten en atribuir la situación a la falta de canales efectivos de comercialización, quienes tradicionalmente compran la fruta en la zona defienden los programas allí implementados y hablan de ‘superproducción’, las autoridades sanitarias insisten en las recomendaciones para el manejo fitosanitario, la Secretaría de Agricultura de Bolívar solo plantea la posibilidad de un proyecto de asistencia técnica; mientras que Asohofrucol, el gremio que presta asistencia técnica a los productores de la zona desde hace 3 años, avanza en una iniciativa para crear una comercializadora regional que podría ser una buena opción para los pequeños productores.

Mientras esas iniciativas se materializan, el balance para los productores es negativo. En Santa Catalina, según Édgar Ramírez Redondo, presidente  local de la Asociación de Usuarios Campesinos (ANUC), para los más de 200 productores las pérdidas se estiman en más 2.000 toneladas, el 50% de la producción de la zona, justo en un año donde hubo una mayor producción.

En la última semana, asegura el dirigente, el ingreso de camiones para sacar la carga ha sido menor y aclaró que muchos de los productores solo tienen compromisos verbales con los compradores, no hay contratos.

LOS COMPRADORES

En la zona de Santa Catalina dos son los compradores de mangos más reconocidos. Dagonelson Coneo, representante de la Fundación para el Progreso Étnico Caribeño de Santa Catalina de Alejandría (Funproesat), a través de una alianza productiva de la que forman parte 120 productores, comercializa mango que tiene como destino final una reconocida marca de refrescos. A través de esa fundación se canaliza la venta de unas 600 toneladas de mango de hilaza (o de puerco) por cosecha.

La otra comercializadora que actúa en la zona es CEA (Compañía Envasadora del Atlántico), con planta en la Zona Franca de Barranquilla. La ingeniera Luisa Lezama, vocera de esa compañía, señaló que desde abril se empezó la compra de mango en Santa Catalina.

Hasta mediados de esta semana, esa firma había comprado unas 385 toneladas de esa fruta en ese municipio. Señaló que de estas compras se benefician entre 50 y 60 productores.

Agregó que para este año hay una superproducción de mango en la región, lo cual supera la capacidad de la planta, que es de 2.400 toneladas. Esta firma provee las canastillas donde los productores depositan la fruta.

CEA exporta el 98% de su producción de pulpa de mango a mercados como los Estados Unidos, Europa y Asia.

Lezama señaló que su compañía, a través del Programa CEA, solo trabaja con quienes hacen parte del programa, y son rigurosos en la selección de los proveedores, quienes deben cumplir ciertos requisitos. “La planta no posee una capacidad infinita. Se compran las cantidades necesarias”, señaló.

EL PROYECTO DE ASOHOFRUCOL

La Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), a través de su coordinador departamental, Luis Carlos Álvarez, cree que una alternativa para mejorar la comercialización del mango en el norte de Bolívar y la Región Caribe es la creación de una comercializadora, a través de la llamada Red Caribe. Sería una comercializadora de frutas y hortalizas que en sus inicios tendría un centro de acopio en cada departamento de la Costa.

Los socios de esta comercializadoras serían productores y empresarios, con el liderazgo de Asohofrucol. Una inversión inicial se estima en 10.000 millones de pesos. Se avanza en esa iniciativa y esperamos el apoyo de las gobernaciones de la región, dijo Álvarez.

RECOMENDACIÓN DEL ICA

El ICA Bolívar, como autoridad sanitaria, recomienda a los productores de mango que reportaron pérdidas en la cosecha hacer una adecuada disposición final del producto de desecho. Leoncio Jaimes, vocero de ese instituto insistió en que en cada finca se habilite un área para cavar una fosa y en ella depositar los mangos podridos.

Es importante que esa disposición se haga por capas y entre cada una de ellas se debe rociar cal o tierra. Con todo ello se busca evitar la proliferación de plagas, como la mosca de la frutas, entre otros, que podrían propagarse en sucesivas cosechas. Esta recomendación es para todos los productores de las zonas.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS