Indicadores económicos
2018-11-21

Dólar (TRM)
$3.189,51
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.810,00
Café (Libra)
US$1,39
Euro
$3.642,73
UVR, Ayer
$260,23
UVR, Hoy
$260,25
Petróleo
US$62,65

Estado del tiempo
2018-11-21

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 01:49

Marea max.: 25 cms.

Hora: 09:49

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 10 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Causación del Impuesto de Industria y Comercio - Supersociedades se pronuncia

En días pasados la Superintendencia de Sociedades emitió concepto respecto de la causación del impuesto de industria y comercio en proceso de reorganización empresarial. Al respecto precisó que el acuerdo de reorganización empresarial consagrado en la Ley 1116 del 2006 supone la concertación de un acuerdo entre la empresa y sus acreedores, para la reestructuración operacional, administrativa y de activos o pasivos, con el que se pretende la preservación de empresas viables y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias. Por lo tanto, obliga a todos los acreedores incluyendo a los disidentes y a quienes no participaron en el proceso.

En consecuencia, a partir de la fecha de inicio del proceso de reorganización no podrá admitirse ni continuarse demanda de ejecución o cualquier otro proceso de cobro en contra del deudor. Así mismo, se prevé que las acreencias generadas con anterioridad al inicio del proceso de reorganización, no relacionadas en el inventario de acreencias y por ello no incluidas en el proyecto de reconocimiento y graduación de créditos no objetado por el acreedor sólo podrán hacerse efectivas persiguiendo los bienes del deudor que queden una vez cumplido el acuerdo celebrado o cuando este sea incumplido, salvo que sean expresamente admitidos por los demás acreedores en el acuerdo de reorganización.

Sin embargo, esta entidad enfatizó que aquellas acreencias que sean causadas con posterioridad a la fecha de inicio del proceso de insolvencia, serán tomadas como gastos de administración y tendrán preferencia para su pago sobre aquellas objeto del acuerdo de reorganización y su cobro podrá exigirse coactivamente.

De otra parte, la Ley 14 de 1983 determina que el impuesto de industria y comercio recae sobre todas las actividades comerciales, industriales y de servicio que ejerzan o realicen en las respectivas jurisdicciones municipales, directa o indirectamente, por personas naturales, jurídicas o por sociedades de hecho, ya sea que se cumplan en forma permanente u ocasional,  en inmuebles determinados, con establecimientos de comercio o sin ellos, y se liquida sobre el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior. Este gravamen se causa entre el 1º de enero y el 31 de diciembre, es decir, su periodo de causación es anual y su base gravable se determina mediante los ingresos brutos del año inmediatamente anterior.

Así, el impuesto de industria y comercio se causa el 31 de diciembre de cada anualidad, con independencia de los plazos y condiciones para su declaración y pago establecidos por los municipios, verbigracia bimestral o con descuentos por pago anticipado.

Por último, la Supersociedades recalcó que el impuesto de industria y comercio que se causa entre la fecha de apertura de proceso y la terminación del acuerdo de reorganización, se considera gasto de administración, que debe ser cancelado inmediatamente y a medida que se vaya causando, salvo las mesadas pensionales y contribuciones parafiscales de origen laboral.

TEMAS