Indicadores económicos
2017-09-26

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Presentar cuentas de cobro no desvirtúa un vínculo laboral

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, a través de la Sentencia No. 41839 del 6 de Agosto de 2014, estableció que el hecho de darle una denominación diferente al salario o acudirse al mecanismo de cuentas de cobro, no resta la naturaleza jurídica de ese elemento del contrato laboral, retribución por el servicio prestado de carácter dependiente y subordinado, en virtud del principio de primacía  de la realidad sobre las formas.

Asimismo, sostiene la Sala Laboral de la Corte, que pueden darse casos en los que la utilización de términos como: contratista, interventoría, honorarios etc., no son más que modalidades para ocultar una verdadera relación laboral, principalmente cuando esta se ha ejecutado de manera personal y continúa. En dichos eventos, las denominadas cuentas de cobro pueden constituir prueba fehaciente de la existencia de uno de los elementos del contrato laboral –salario–.

A sabiendas de ello, deja muy en claro la corporación, que quedan por fuera las formas de pago inherentes a los contratos de carácter comercial y civil, siempre que de los hechos no se desprenda una situación jurídica diferente.
Con todo, destacó la Sala, que a la luz del artículo 24 del Código Sustantivo del Trabajo, al estar demostrada la prestación de un servicio personal, debe deducirse que los mismos se ejecutaron al amparo de un contrato laboral.

En consecuencia, en aras de desvirtuar la presunción de existencia de un contrato de trabajo, le corresponde al empleador probar que su supuesto trabajador realizó, con autonomía e independencia, las actividades para las cuales fue contratado.

TEMAS

DE INTERÉS