Indicadores económicos
2018-07-18

Dólar (TRM)
$2.878,28
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,32
Euro
$3.367,58
UVR, Ayer
$259,43
UVR, Hoy
$259,43
Petróleo
US$72,16

Estado del tiempo
2018-07-18

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 10:30

Marea max.: 15 cms.

Hora: 17:48

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.6 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-07-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

SuperIndustria emite concepto sobre vulneración del secreto empresarial

En días pasados la  Superintendencia de Industria y Comercio emitió concepto respecto de las circunstancias que se deben presentar para que se entienda configurada la vulneración del secreto empresarial.

Al respecto la entidad hizo especial énfasis, en que el secreto empresarial es un conjunto de conocimientos o informaciones que no son de dominio público, que son necesarios para la fabricación o comercialización de un producto, para la producción o prestación de un bien o servicio, o para la organización y financiación de una empresa o de una unidad o dependencia empresarial, y que, por ello, procura a quien los domina, una ventaja.

Así mismo, advirtió que dicha información debe cumplir con las siguientes condiciones:

·        Ser secreta, en sentido de que, como conjunto o en la configuración y reunión precisa de sus componentes, no sea generalmente conocida ni fácilmente accesible por quienes se encuentran en los círculos dentro de los cuales normalmente se maneja este tipo de información.

·         Tener un valor comercial por ser secreta.

·         Haber sido objeto de medidas razonables tomadas por parte de su legítimo poseedor para mantenerla en secreto.

En consecuencia, el secreto empresarial se protegerá siempre y cuando cumpla los requisitos mencionados, y en todo caso no requerirá de trámite alguno, pero quien detente el secreto debe tomar las medidas necesarias para evitar su divulgación y, en general, mantener las condiciones de protección expuestas en el artículo 260 de la Decisión 486 de 2000.

De esta manera, precisó la Superintendencia que quien de manera lícita tenga un secreto empresarial estará protegido contra su divulgación, adquisición o uso por parte de terceros, lo cual puede suceder porque se divulgue el secreto o porque se explote.

La situación se presenta en el evento en que una persona, con ocasión de un vínculo contractual con el titular del secreto, tuvo acceso legítimo a esa información, desconoce el inherente deber de reserva y la comunica o revela sin autorización a un tercero que no debería acceder a la misma, el cual, con base en esa revelación y sin autorización, la utiliza aprovechándola en beneficio propio.

Adicionalmente, la entidad recalcó que, si bien es cierto que la norma antes mencionada, no establece una forma específica de proteger el secreto empresarial, sí se señala que el poseedor tendrá la carga de adoptar los mecanismos que resulten razonables para evitar que la información sea de conocimiento general para impedir un fácil acceso a la misma.

Por último, esta Superintendencia puntualizó que uno de los métodos más usados para tal fin, es emplear cláusulas de confidencialidad, mediante las cuales se restrinja el uso público de la información que se comparte en virtud del contrato, ya que estas cláusulas generan una relación de confidencialidad entre los participantes, y producen la obligación de guardar y no revelar a terceros información que las partes deseen proteger.

 

TEMAS



DE INTERÉS