Los mangos se pudren en fincas de Santa Catalina

21 de mayo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En la finca de Oswaldo Ramírez Jiménez, de la  Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc Santa Catalina), los mangos podridos debajo de los árboles, en los caminos y en la cuenca de los arroyos se cuentas por centenares.

Similar situación pasa en los predios de Camilo Pérez, un veterano campesino que con honda tristeza narra como después de dos años de estar impactados por la sequía del fenómeno del Niño, su cultivo de mango se reactivó, pero lastimosamente buena parte de la cosecha de este año se pierde por fallas en la comercialización.

Como estos dos campesinos, en la vereda Pajonal, al oriente de Santa Catalina, más de 400 pequeños productores de esa fruta lamentan sus pérdidas sin que hasta ahora nadie les ayude a encontrar un seguro comercializador.

En la zona, en promedio, cada cosecha produce cerca de 4.500 toneladas de mango y este año buena parte ya está podrida, dejando pérdidas incalculables a los campesinos.

Allí normalmente los intermediarios le compran la fruta a los productores, a razón de  2.000 pesos la canasta de 18 kilos, precio que está invariable desde hace años y no deja mayores márgenes de ganancia a los productores.

La cosecha no se comercializó y lo que ahora se avecina es una situación sanitaria crítica. En una próxima entrega más detalles de esta problemática y algunas alternativas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS