Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.029,75
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,14

Estado del tiempo
2017-12-13

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 01:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:43

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Mesura en el gasto y apretón de bolsillo en el 2016

Las acostumbradas alzas de principio de año que usted siente, desde el litro de leche hasta el pago del transporte público, no serán las tradicionales en este 2016. Así que sea cuidadoso con cualquier movimiento que haga de sus finanzas, según aconsejan los expertos. 

Y es que este año pinta bastante apretado para el bolsillo de los consumidores. A diferencia de 2014, hay varios temas que influirán en el gasto, entre ellos el dólar y el fenómeno de El Niño, hasta la posibilidad del incremento del IVA. 

En el caso de los bumangueses, las variaciones de los precios se hicieron sentir, por ejemplo, en el costo del pasaje de Metrolínea, que se disparó $200, un termométro que ya empieza a marcar lo que será el año que arranca. 

Y es que las razones para que este año el bolsillo de los colombianos esté más ‘apretado’ llueven. 

SUBEN LOS PRECIOS 

Aunque es un tema reiterativo, una de las razones de más peso, que empezó a descuadrar las cuentas, fue el precio del dólar. Para los colombianos, el dólar terminó 2015 con un alza de más de 40% frente al cierre de 2014, posicionando al peso colombiano como una de las tres monedas más devaluadas del mundo. 

Teniendo en cuenta la cantidad de artículos importados que usted usa día a día, y la cantidad de materias primas que las empresas colombianas compran en el exterior, muchas compañías tuvieron que hacer un reajuste en el costo de sus productos y servicios desde mitad de año, lo que impactó directamente al consumidor final. Por ejemplo, en el caso del pollo o del huevo, algunas avícolas tuvieron que reajustar sus precios debido al alza en el maíz. 

Para los analistas del consumo en el país, la situación del dólar ha traído dos efectos fuertes: “El primero es real, que es la inflación. El mayor costo de los productos importados hará que las personas compren menos cosas y que deban redefinir su canasta de gasto y frecuencias de consumo; el segundo es perceptual, porque la gente cree que por la devaluación no podrán comprar cosas y suponen que son mas caras y eso causa una caída en la confianza del consumidor. Por esto, es fundamental reducir las expectativas de inflación, para que el mercado se tranquilice”, aseguró el CEO de la firma de consumetría Raddar, Camilo Herrera Mora. 

Según los expertos en ventas de productos de consumo masivo, el fuerte incremento del dólar, que ha impactado el costo de las materias, ha mermado considerablemente las ventas de productos como café, chocolate, azúcar, harinas y hasta el alimento para mascotas. 

“El consumidor está reestructurando su canasta de consumo y hace rendir lo que lleva. Estos productos han tenido alzas entre el 3% y el 5% y las ventas se han reducido en casi 10% durante el último año. Por ahora, no se han evaluado más alzas en estos productos, pero el año pasado sí se evidenciaron dos contraalzas”, dijo a Vanguardia Liberal una ejecutiva de cuentas de una multinacional de alimentos. 

Por otra parte, para Herrera Mora, la inflación no ha repercutido en un descenso considerable en el consumo. “La caída de la venta de vehículos (cercana al 12%) se explica más por las mayores ventas en 2014, que por los cambios de precio; y en el caso de los bienes agrícolas, por más que ciertos productos como el arroz, la papa y el frijol han subido mucho, los hogares los siguen comprando, porque son parte de sus costumbres de consumo: simplemente, no se puede hacer ajiaco con yuca”, indicó. 

Más elementos 

A esta receta de la economía familiar para el año que empieza no solo hay que sumarle un dólar sobre los $3.200. El fenómeno de El Niño también empujó los precios de la canasta familiar, lo que provocó que la meta de inflación proyectada por el Emisor, que oscilaba para principio de año en un rango de 2% a 4%, se saliera de sus casillas, hasta llegar al 6,7%, una cifra que no se veía desde hace seis años en el país. 

Por último, para completar esta ecuación, toda una encrucijada para la política monetaria del país, el Emisor determinó que para contrarrestar el gasto de los colombianos debía subir las tasas de interés interbancarias, luego de 13 meses en las que permanecieron quietas, lo que había propiciado un buen ambiente para que los usuarios del sistema bancario adquirieran más créditos. 

Gran parte de esta situación se evidenció en las compras navideñas. De acuerdo con un estudio publicado por la firma Deloitte, el 36% de los colombianos manifestó que gastaría menos dinero este año, respecto al año anterior. 

Sin embargo, el estudio también destacó que Colombia es el país que más está comprando en tiendas de descuentos y almacenes mayoristas, con un 54%, seguido de Perú, con un 48%. 

Pese a que estos factores sirven en gran medida para contrarrestar directamente la influencia de la economía mundial sobre el país, del interior también vendrían presiones para el bolsillo de los consumidores. 

Estas vienen dadas por las recomendaciones formuladas por la comisión de expertos que han analizado los puntos coyunturales que se deben plantear en la próxima reforma tributaria, entre ellos, un incremento de dos puntos porcentuales en el IVA, para llevar ese gravamen hasta el 18%. 
Subir el IVA 

De acuerdo con análisis hechos por firmas como Raddar, un incremento del IVA impactaría de forma inmediata el consumo de los hogares, que en Colombia ha venido creciendo a tasas del 5% durante los últimos años. 

Según indicó Raddar, el IVA representa un gasto cercano al 5% del consumo total de los hogares. 

¿ENDEUDARSE O NO? 

Si está pensando en adquirir nuevos créditos este año, tenga en cuenta que los intereses podrían incrementarse sustancialmente en los próximos meses. ¿Por qué? Luego de trece meses en los que las tasas del Banco de la República permanecieron inalteradas, el Emisor decidió subirlas escalonadamente desde noviembre del año pasado, hasta llevarlas al 5,75%, y según algunas entidades bancarias, este año podrían llegar al 6%. 

Para los expertos, el incremento de los nuevos desembolsos será ineludible. “Los créditos con los cuales ya hay una tasa fija o pactada no tendrán variaciones. Hay que tener en cuenta que los bancos revisan sus tasas trimestralmente, por lo que estos incrementos podrían no darse inmediatamente para el usuario o deudor. Sin embargo, en lo que sí se ven directamente reflejados estos incrementos es en las tasas de intermediación para el uso de tarjetas de crédito, que es uno de los productos con los que más se endeudan las personas”, indicó Alexandra Rodríguez, magistra en Inversiones y Finanzas de la Universidad Strathclyde de Glasgow. 

En el caso de los créditos hipotecarios, la tasa variará, si está inexada a la UVR o el IPC. De acuerdo con Rodríguez, el Banco de la República seguiría con su política contractiva, para mitigar el efecto de la inflación y ofrecer mejores tasas a los inversionistas. “Los anuncios de la FED serán un referente también para el comportamiento de las tasas en el país, ya que se debe asegurar la confianza inversionista ante países como Estados Unidos, que también están incrementando sus tasas y ofrecen un clima seguro”, añadió Rodríguez. 

Hay que tener en cuenta que el Interés Bancario Corriente efectivo anual para la modalidad de crédito de consumo y ordinario quedó establecido en 19,68% desde el pasado primero de enero, lo que representó un aumento de 0,35%. 

La entidad aclaró que, en cuanto a los intereses remuneratorio y moratorio, estos no podrán exceder 1,5 veces el Interés Bancario Corriente, es decir, el 29,52% efectivo anual para la modalidad de crédito de consumo y ordinario. 

Respecto a la tasa de usura, en el primer trimestre de este año se situará en 29,52% efectivo anual para créditos de consumo y ordinario, lo que representó un incremento de 0,52%, respecto al periodo anterior. 

EL PESO DEL CONSUMIDOR 

Ante un panorama exterior lleno de incertidumbre, algunos expertos le han dado más peso al consumo interno, que le daría una vía más estable al crecimiento económico. 

Sin embargo, no será un año fácil para el consumo mundial. 

Al respecto, la Cepal ya afirmó que la región crecerá solo el 0,2% el próximo año. 

De continuar la devaluación de las monedas, la inflación obligaría a los bancos centrales a seguir aumentando las tasas y, como parece indicar, la producción petrolera actual. 

Pese al buen momento que registra el consumo de los hogares en el país, con un evidente crecimiento de la clase media en el último año, las condiciones no son alentadoras para Colombia. Mientras que en Estados Unidos se mantenía el optimismo por el consumo interno de los hogares, basado en un dólar fortalecido y en el bajo precio de los commodities, panorama que se opacaría por el ajuste en las tasas de la FED, en el país, no solo el peso se la juega como una de las monedas más devaluadas del mundo, sino que, además, se disparó el precio de los comodities y existe una presión por que las tasas de interés sigan subiendo. 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese