Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

"Sé que la reforma es dura, pero habría sido mucho más duro no hacerla"

Por Arcadio Gonzalez Ardila

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, es consciente de que por estos días es la persona más impopular del país por cuenta de la aprobación en el Congreso de la reforma tributaria en la que se empeñó a fondo durante los últimos meses.

Aún así, afirma sin titubeos que la reforma "es dura pero muy importante" para mantener muchos de los programas sociales que benefician a la población más necesitada.

En diálogo con COLPRENSA, el Ministro dice que ahora lo que viene es el ajuste los gastos del Estado, descarta que esté pensando en renunciar y afirma que no está pensando en ser Vicepresidente de la República.

- Bueno Ministro, finalmente se aprobó la reforma tributaria…
Ha sido uno de los trámites más difíciles que yo haya tenido en el Congreso por la complejidad de los temas que se estaban tratando pero también por el momento político del país. Yo he y tenido que tramitar más de 40 proyectos en el Congreso y, sin duda, este ha sido el más difícil.

- ¿Cuál es la importancia de esta reforma para el país?
Yo sé que la reforma es dura, pero habría sido mucho más duro no hacerla. El país habría entrado en una espiral de no crecimiento económico, más inflación, desmonte de muchos programas sociales que les llegan a los colombianos más necesitados y habríamos lamentado esa situación. Sé que es difícil, que todos estamos haciendo un gran sacrificio, pero lo puedo afirmar con toda seguridad: si no lo hubiéramos hecho el país estaría preguntándose más adelante por qué no actuamos a tiempo.

- La principal crítica a esta reforma es que golpea a las clases más pobres…
No es cierto, si algo hace esta reforma es evitar que el IVA afecte los productos de primera necesidad como los alimentos, el transporte, la educación, los útiles escolares, etc., que quedaron por fuera del aumento del IVA.

Al mismo tiempo, la reforma protege a los asalariados porque mantiene las misas tarifas y no amplió la base, es decir no se incluyeron nuevos declarantes sino que se mantuvo el mismo número de personas que hoy están obligadas a declarar.

Pero yo diría que la mayor protección que se da a los sectores más vulnerables de la población es que se aseguran los recursos para mantener programas como los subsidios a los servicios públicos de los estratos 1, 2 y 3, como Familias en Acción, la gratuidad de la educación, la alimentación escolar, etc.

- ¿Qué viene en materia de ajustes en 2017?
Con estos recursos el Gobierno puede mantener en los próximos años una serie de programas en materia de infraestructura que van a aportar al progreso y a la reducción de la pobreza. De no tener estos recursos, seguramente el país iría a retroceder en materia social y de crecimiento económico, entraríamos en una etapa muy, muy difícil.

(Sin la reforma) Lo más inmediato que hubiera ocurrido es que las agencias calificadoras hubieran reducido la calificación Triple B  a nuestro país y con eso se habría encarecido la financiación del crédito externo, los créditos de las empresas y de los hogares. De manera que s muy positivo que podamos mantener la calificación Triple B.

Otro de los efectos que se habrían dado es que al perderse la calificación Triplo B llegan menos divisas al país y esto habría significado un amento del dólar y más inflación. De manera que la reforma es dura, pero más dura, insisto, es no haberla hecho.

- ¿Pero qué viene en 2017?
Nosotros somos conscientes de que el Estado debe mejorar en eficiencia, no estamos hablando de aumentar los recursos sino que estamos compensando lo que perdimos por cuenta de la caída de los precios del petróleo.

Entonces mantenemos el mismo tamaño del Estado colombiano después de haberlo recortado desde 2014 pero tenemos que hacerlo más eficiente con los recursos públicos, es decir hay que ir desmontando los programas que no estén dando los resultados esperados y reforzando los que tengan un resultado positivo y contundente sobre la población. Para eso se conformó una comisión y en eso estaremos dedicados e todo 2017.

Es decir, hay que reducir donde se pueda, por eso hemos propuesto reducir en 50 por ciento los esquemas de seguridad de todos los funcionarios públicos, estamos en una etapa del posconflicto en que las FARC están entregando las armas, esa es una buena razón para que los funcionarios que tenemos protección del Estado reduzcamos los esquemas en 50 por ciento y que esas personas se dediquen a proteger a los ciudadanos.

- ¿Qué otros programas podrían ser recortados o eliminados?
Es prematuro decirlo, pero el debate en adelante es cómo ir concentrando al máximo los recursos públicos en los programas de máximo impacto, cada peso debe invertirse para que produzca el mayor impacto en el crecimiento económico y la equidad.de manera que hay que hacer una evaluación a fondo de la eficiencia del gasto.

- ¿Le gusta la idea de que, para recortar el gasto público, se disminuya el sueldo de los congresistas?
Cuando se habla de la remuneración de los servidores del Estado no se puede circunscribir exclusivamente en los congresistas, porque la remuneración que reciben los congresistas es la misma que reciben muchos otros servidores del Estado colombiano especialmente en los entes de control y en la Rama Judicial. De manera que hay que hacer una revisión integral de todos los servidores del Estado que reciben la misma remuneración.

Son decisiones que se deben evaluar dentro de la eficiencia integral del Estado colombiano, pero donde está el mayor ahorro y la mayor eficiencia es que el Estado opere con su propia nómina y no con lo que se conoce como ‘nóminas paralelas’ o supernumerarios.

- Pero igual, ese recorte hay que hacerlo en el Congreso, en las altas Cortes, en todas las entidades del Estado…
Sí, pero también hay que hacer comparaciones internacionales, porque también hay que pensar que la remuneración de un congresista o un magistrado debe estar acorde con su responsabilidad.

- ¿Cómo pinta 2017 en materia económica?
Estoy muy optimista, va a ser un mejor año que 2016, la reforma tributaria va a ayudar mucho, el Gobierno también va a tener más recursos para estimular la inversión pública, las tasas de interés ya comenzaron su descenso, eso ayuda mucho en materia de crédito.

Todo indica que tendremos menos inflación y aunque el tema del salario mínimo siempre será polémico y ningún salario mínimo nunca será suficiente porque sabemos de las necesidades de las familias colombianas, se logró un incremento que responde tanto a la inflación de 2016 como a la inflación de 2017 con lo cual hay una mejora en la capacidad adquisitiva.

- ¿El amento del salario mínimo pudo ser un poco más alto?
Sí, si hubiera habido concertación de los trabajadores con los empresarios. Nosotros les dimos más flexibilidad a los empresarios que a los sindicatos.

- La CGTD plantea que a futuro el salario mínimo debería discutirse en febrero o marzo, no en diciembre. ¿Le gusta esa propuesta?
No es una idea descabellada, es una idea que requiere análisis y reflexión. Tiene cierta lógica que para definir lo que ocurre durante todo un año se tengan ya las cifras de lo que ocurrió el año anterior. De manera que es una propuesta en la que podemos pensar con mucha serenidad.

- ¿Ha pensado en dejar este año que comienza el Ministerio de Hacienda?
No, tenemos muchos retos. Pasada la reforma tributaria tenemos muchos retos: la financiación del posconflicto requerirá muchas horas de trabajo. Pero en este tema de la permanencia de los Ministros es el Presidente de la República quien tiene la decisión de cómo quiere la recta final de su mandato.

Yo simplemente me considero un seguidor de la causa del Gobierno, del presidente Juan Manuel Santos, de la causa del país, y estaré donde él considere que debo estar.

- ¿Le preocupa el desgaste que le dejó la reforma tributaria para su imagen y sus aspiraciones políticas?
A los Ministros de Hacienda no se nos mide por popularidad, se nos mide por la capacidad de sacar adelante iniciativas difíciles pero necesarias para el país.

Por ahora me siento muy satisfecho porque he cumplido mis funciones como Ministro de Hacienda con mucha responsabilidad, sé que la reforma es impopular pero también sé con mucha conciencia de que es necesaria y que el país lamentaría mucho no tener un Ministro de Hacienda dispuesto a asumir estos costos. Ya lo que venga a futuro el tiempo lo dirá. Pero también sé que desempeñar esta función con seriedad quedará en la hoja de vida.

- Ministro, usted siempre ha sonado como potencial Vicepresidente si renuncia Germán Vargas. ¿Le gusta esa idea?
Yo prefiero que sea el Presidente el que tome esas decisiones tan delicadas. Cualquier comentario mío me parece impertinente. Yo, por ahora, tomo mi tarea como Ministro de Hacienda con toda dedicación y satisfacción. Me siento plenamente realizado con mi trabajo.

- Pero eso no es incompatible con ser Vicepresidente de la República…
Esas ya son especulaciones. Nunca he sido intrigante ni exigente. De manera que me siento muy satisfecho porque aunque el país hable de muchos otros temas nada se puede hacer sin una economía que funcione bien. De manera que en lo personal me siento muy, muy satisfecho de desempeñar esta responsabilidad que me dio la patria.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

COMISIONES

Si en los contratos del Estado no cobraran comisiones no se hubiera echo necesaria la reforma tributaria !!!, además de los altos costos de seguridad a dignatarios empezando por la numerosoa escolta de Alvaro Uribe

Claro hptaa que hubiese sido

Claro hptaa que hubiese sido dura no hacerla, porque les tocaba bajarse el sueldo a los congresistas, tienen al pais fregado y al pobre mas pobre.

Siempre termina pagando el mas pobre.

Se espera que en este primer ano de reforma el gobierno capte alrededor de 8 billones de pesos adicionales, observen el titular de la nota que hay mas arriba en la pagina web de este diario: Bienes incautados por la fiscalia ascienden a 5.1 billones, alli nada mas esta el 64% de ese billete, lo que sucede es que ahora se los dan a administrar a los amigos del gobierno que se roban esos bienes.

Reforma innecesaria

Esa reforma es innecesaria, es bien sabido que el problema fiscal del pais pasa en primer lugar por la evasion y en segundo lugar el gasto publico. Se necesita mayor control en los recaudos tributarios y tambien en el gasto publico, hay mucha burocracia en el gobierno. Se estima que se recauda entre 60 y 65% de los impuestos, se necesita llegar al 80 u 85%.

ALCABALEROS DE LA CORRUPCIÓN

Triste suerte que hayan familias que por generaciones sus vástagos vallan siendo reconocidos como “Alcabaleros” recaudadores del botín, al servicio de la corrupción de las diferentes dinastías presidenciales. La huella es larga y miserablemente fructífera…. Federación de Cafeteros, Dragacol, Reficar, Isagen, etc, etc, etc.