Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La naturaleza de nuestro conflicto

Escribo con la palabra desarmada de calificativos agresivos –como los que utilizara el general Bedoya en la entrevista que le hiciera  María Isabel Rueda, contra el ex presidente Samper  (El Tiempo 9/5/011)-, dentro de la polémica que surgió a propósito de la frase del presidente Santos en el sentido de que en Colombia sí hay un conflicto interno.

En relación con la discusión, fijé mi  punto de vista en el documento que elaboré para la Convención Nacional de mi Partido en 1988, celebrada en Cartagena; documento que titulé “Mientras llega la paz, humanicemos la guerra”, en el cual, además de exponer varios conceptos jurídicos y políticos sobre la naturaleza de nuestro conflicto, comenté la conferencia que había dictado en la misma ciudad el ex presidente Alfonso López Michelsen, un año antes. En esa conferencia, el  ex presidente opinó que por tratarse precisamente de un conflicto armado interno, le era aplicable el artículo 3º –común a los  cuatro convenios de Ginebra– y  mediante  el cual se extendió el ámbito de las reglas internacionales a las partes comprometidas en esa clase de conflictos.

La extensión de esas reglas hace referencia a las de índole humanitaria que deben observarse también en los conflictos no internacionales. Y entre cuyas normas se dejó establecido –para despejar dudas–, que su aplicación  “no surtirá efecto sobre el estatuto jurídico  de la Partes en conflicto”. Alusión pertinente que bastaría para desvirtuar el argumento de  que con el reconocimiento del conflicto interno se le pueda otorgar el status de beligerancia a la guerrilla colombiana, sin que ésta, además, hubiera aceptado someterse a sus reglas.

Ese debate, bien lo recuerdo, lo adelantamos en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que tuve el honor de presidir y en el cual salió a relucir un concepto del ex embajador en Ginebra, Héctor Charry Samper, para quien la adhesión a los Convenios de Ginebra y con especial referencia al artículo 3º común, y a su Protocolo II, podría conducir al reconocimiento de beligerancia de la insurgencia colombiana; tesis que intranquilizó a los altos mandos militares, pero que fue desvirtuada durante el debate de marras.

Afirmar que en Colombia no hay un conflicto armado, es, de otra parte, contraevidente. Por ello, cuando el presidente Santos y ahora el propio Comandante de las Fueras Armadas, manifiestan que dicho conflicto existe desde hace más de veinte años, no hacen sino reconocer una verdad de a puño.

Aunque tuve la oportunidad de decirlo en reciente artículo publicado en El Tiempo y en El Universal “Sí hay conflicto armado interno”, hoy quiero agregar otro argumento: el Protocolo II Adicional a los Convenios de Ginebra, sólo excluye  de su  aplicación “a situaciones de tensiones internas, de disturbios inferiores y aislados de violencia y actos análogos que no son conflictos armados”.

Contrario sensu, aquellos fenómenos que lejos de ser esporádicos, han mantenido su  vigencia durante varios años, su presencia e influencia territorial y mandos jerarquizados, deben considerarse como conflictos armados internos, dentro de la concepción del derecho internacional. Es el caso colombiano. 

*Ex congresista, ex ministro, ex embajador.

edmundolopezg@hotmail.com

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese