'Ahorro' en personal de aseo y vigilancia preocupa a rectores

30 de abril de 2018 03:16 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las nuevas contrataciones de los servicios de aseo y vigilancia para los colegios oficiales han estado envueltas en críticas y disgustos por parte de los rectores, debido a los recortes en el personal, que según el alcalde (e) Sergio Londoño Zurek, corresponde a un “ajuste del contrato al presupuesto existente”.

Cargas laborales
“De cinco compañeras, ahora solo estamos tres, dos en la mañana y yo quedé sola en la tarde para todo el colegio, 21 salones y 2 baños, cada uno con 6 baterías”, expresó una de las aseadoras, quien prefirió no decir su nombre.

Trabaja 8 horas al día y tiene un salario mínimo, hecho que no cambió entre la pasada contratación y la nueva. Sin embargo, añade que aún no le han entregado los insumos para realizar el aseo y tampoco ha sido provista de uniformes.

La Institución Educativa Manuel Rodríguez Torices, INEM, es la más grande de la ciudad, tiene 7 hectáreas y media y ahora opera con 5 aseadoras menos, de 20 tienen 15 para hacer limpieza en más de 100 salones.

Por otra parte, el colegio Soledad Acosta de Samper tiene un área de 18.830 metros cuadrados y de 9 aseadoras ahora hay 6, para 31 salones, más oficinas, laboratorios y otros espacios.

“Nuestra petición respetuosa y legítima para que nos puedan enviar el número de operarias requeridas para que el servicio sea el más optimo y los procesos curriculares se den en las mejores condiciones, sin embargo, el funcionamiento del colegio no ha sido suspendido en ningún momento”, comentó Luis Ramírez, rector del colegio Soledad Acosta de Samper.

Cifras

Si se quería disminuir los costos, la nueva contratación es la prueba de que sí se puede, aunque todo indique que hubo reducción de dinero pero también de personal.

Los ahorros que tuvo el Distrito en ambas contrataciones rondan aproximadamente el 50 % con respecto a los gastos del 2017.

El contrato de aseo celebrado en 2017 con Centro Aseo fue de $8.424 millones, mientras que el de este año fue adjudicado a Mayordomía con un presupuesto de $4.453 millones. Cabe anotar que en esta ocasión la temporalidad del contrato disminuyó, ya que las 560 aseadoras asignadas a los colegios oficiales firmaron contrato por cuatro meses, mientras que las 144 operarias dispuestas en las oficinas administrativas tendrán una duración de seis meses, y según se conoció trabajan solo cuatro horas.

En el caso de la contratación de vigilantes, se pasó de un presupuesto en 2017 de $44 mil millones a $21.700 millones este año.

“El sistema de contratación de vigilantes no fue muy claro para algunos, teniendo en cuenta que trabajaron con la falsa expectativa de que podían ser ratificados en los cargos en que venían pero eso no se dio, ahora están buscando que los 45 días que trabajaron se los cancelen y parece que aún no han encontrado el dinero para cumplir con el compromiso que se tiene”, expresó Alfredo Martínez, presidente de la Asociación de Padres de Familia de la I. E. Soledad Acosta de Samper.

Hubo un estudio
Ante el desconcierto del recorte de personal, los rectores se preguntan con base en qué fundamentos se tomaron las medidas, algunos mencionaron que desde la empresa Mayordomía ha manifestado el interés de hacer seguimiento a la contratación para efectuar los ajustes necesarios.

“Hicimos un diagnóstico desde Secretaría de Educación que fue entregado a Secretaría General, se evaluó el estado de los colegios, las jornadas y de acuerdo al presupuesto y al número de estudiantes y de sedes se les asignó los aseadores, es un proceso de austeridad en el Distrito de hacer que la plata de los cartageneros rinda hasta donde más se pueda”, manifestó el alcalde (e) Sergio Londoño Zurek.

Esperan liquidación

Las aseadoras manifestaron que aún están esperando la liquidación de fin de año de Centro Aseo y el pago de los meses trabajados durante el 2018, además, aseguraron que les hicieron firmar un documento que daba cuenta del pago de la liquidación, aún cuando este no se ha realizado, muchas lo hicieron por no perder el trabajo.

Preocupa seguridad en las noches

Los rectores manifestaron que en las noches solo queda un vigilante en los planteles, poniendo en riesgo los equipos de las instituciones y la integridad del personal.

“Antes teníamos 6 vigilantes y ahora 4, siempre habían dos vigilantes en la noche, ahora solo hay uno, aquí hay más de $4.000 millones en dotación que están expuestos, si a un malandro se le da por meterse aquí se pierde el presupuesto público porque si son dos se cubren, pero uno solo qué puede hacer”, expresó Luis Gónima, rector de la Institución Educativa Luis Carlos López.

“La calidad del servicio de vigilancia está deteriorada, los sábados, domingos y festivos hay uno solo durante toda la jornada, y entre semana también hay uno solo en la noche”, comentó Juan Guerrero, rector del colegio Promoción Social.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS