Indicadores económicos
2017-05-25

Dólar (TRM)
$2.905,29
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.251,89
UVR, Ayer
$250,07
UVR, Hoy
$250,11
Petróleo
US$51,36

Estado del tiempo
2017-05-25

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 06:26

Marea max.: 28 cms.

Hora: 23:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Colegio Olga González Arraut le apuesta a la literatura

Cada rincón de la institución Educativa Olga González Arraut es ideal para leer. Los estudiantes se acomodan en el piso, sentados o acostados; algunos les basta con recostarse a la pared para sumergirse en las letras y paisajes de un cuento.

La idea de convertir toda la institución en una biblioteca surgió como estrategia para promover la lectura y facilitar el aprendizaje de la escritura.

“Los textos escolares pueden ser un obstáculo para que los niños se acerquen a la lectura, entonces pensamos que los libros de literatura pueden servir para apalancar el proceso de lectura y escritura”, explica Olga Acosta Amel, rectora de la institución.

Por ello se instalaron estantes con libros en todos los pasillos del colegio. Los niños no necesitan ir hasta la biblioteca para leer, pueden hacerlo en las horas de  recreo o al terminar la jornada, mientras sus padres llegan por ellos.

“Hemos logrado que los libros permanezcan en el colegio. Que ningún alumno se robe un libro, es algo revolucionario, ellos saben que los libros están ahí, que les pertenecen, pero que tienen que regresarlos para que pueda seguir circulando la lectura y la escritura”, expresa la rectora.

Solidaridad y compañerismo

En el Olga González Arraut, la lectura no es un ejercicio individual: los niños con discapacidad visual que asisten a la institución, escuchan la lectura que hacen sus compañeros, quienes también describen los paisajes e ilustraciones de los libros, convirtiendo a la lectura  en una expresión de solidaridad y hermandad.

“Se trata de un compromiso de acompañamiento que no es impuesto. Estos chicos se unen espontáneamente”, afirma Acosta Amel.

Los alumnos videntes reciben una clase semanal de Braille para apoyar a aquellos jóvenes que además de la limitación visual, tienen dificultad de aprendizaje.

Así todos pueden aprovechar la literatura en Braille que hay en los estantes.

El “pick up lector”

Durante la consolidación del proyecto Escuela - Biblioteca, los docentes han ideado herramientas, conectadas con el contexto, para masificar la lectura, en el colegio y en la comunidad aledaña.

El “pick up lector” son dos cajas, que imitan a unos parlantes, pero que en su interior cargan libros. Este pick up también cuenta con un portátil con cuentos narrados para la población invidente.

Un grupo de estudiante del Olga González Arraut ha asumido, voluntariamente el cargo de Promotores de Lectura, cuya función  es llevar  el pick up lector a las calles aledañas, para que los vecinos de la institución también  tengan la oportunidad de leer.

Transformación de los estudiantes

Al proyecto de Escuela Biblioteca acceden 1200 estudiantes de tres jornadas: mañana, tarde y noche. A esta última, asisten adultos, que se han apropiado de las herramientas dispuesta en el colegio, desarrollando sus  habilidades en la lectura al tiempo que acceden a otras perspectivas, que logran ponerlos a reflexionar en torno a varios aspectos de su vida.

“Los estudiantes de la nocturna son personas que tienen problemas en su vida diaria, y este proyecto ha logrado que llegar al colegio se un momento de descanso y dispersión. En ellos se está produciendo un cambio, no sabemos la magnitud, pero estamos seguros de que sí se está produciendo”, asegura Nelsy Luna Pérez, coordinadora de la jornada nocturna. 

Donaciones

En el Olga González Arraut aún hay estantes esperando por libros. Todas la personas interesadas en donar literatura infantil y juvenil, pueden acercarse a las instalaciones del colegio, en el Alto Bosque o llamar al 3014404600.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Menos restricción en la biblioteca

Me parece genial ! Pero existen dos aspectos negativos 1) No se les debe impedir a los estudiantes el acceso a la biblioteca cuando ellos requieren leer libros (Eso ocurre actualmente)
2) Las aulas son muy pequeñas y el calor que se percibe en ella es antiacademico ,los niños se desesperan. (coloquen un sistema de aire acondicionado)