Indicadores económicos
2017-04-26

Dólar (TRM)
$2.928,07
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.189,54
UVR, Ayer
$248,99
UVR, Hoy
$249,03
Petróleo
US$49,62

Estado del tiempo
2017-04-27

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 07:32

Marea max.: -8 cms.

Hora: 11:53

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-04-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Periodistas de El Universal y Q'hubo debatieron sobre periodismo judicial

El programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Seccional del Caribe, abrió en la mañana de este miércoles 22 de abril, un debate en torno a la crónica roja o página judicial de los periódicos tradicionales y de diarios llamados populares, para indagar qué hay detrás de las prácticas periodísticas para hacer posibles estas leídas páginas, y además conocer cómo perciben los lectores este tipo de periodismo.

Para ello convocó al editor del diario Q’hubo, Javier Ramos y al periodista judicial de El Universal, Wilson Morales, quienes contaron sus experiencias en torno a este ejercicio, el cual catalogaron como “un verdadero entrenamiento para cualquier periodista”. Así mismo, fue convocada Alexandra Clavijo, quien se desempeñó como editora de locales de El Universal y en este momento maneja un blog en este diario en el cual reflexiona sobre periodismo, comunicación y cultura.

El objetivo del conversatorio, según lo explicó el Coordinador del programa de Comunicación Social de la Utadeo, Luis Carlos Zúñiga, fue relacionar las experiencias de los periodistas judiciales o editores de periódicos de corte popular, con los adelantos que han tenido durante la investigación ‘Recepción de prensa sensacionalista en jóvenes de Cartagena’, que se realiza en el grupo ‘Región, Identidad y Patrimonio’ de la Utadeo.

Los periodistas debatieron en torno a 3 preguntas: ¿Cuáles son las características que tiene su ejercicio en nuestro contexto (donde algunos de ustedes lo ejercen y otros leemos)?, ¿cuál es la relación entre la crónica roja y el lenguaje popular? y ¿qué les ha enseñado este género del periodismo?

Javier Ramos, editor de Q’hubo fue muy enfático al explicar las diferencias entre la prensa sensacionalista y la amarillista. “Q’hubo no es un periódico exclusivo de tragedia o crónica roja; pretendemos ser  un periódico familiar, un periódico que despierte sensaciones y le dé cabida a la gente del común. Es un medio por y para la gente. Q’hubo  llegó a llenar ese vacío que la prensa tradicional dejaba en los sectores populares, quienes ahora se ven más identificados con su barrio, con su ciudad y su cultura en las páginas de Q’hubo (…) El amarillismo es aprovecharse del dolor ajeno y hasta jugar con él, mientras que la prensa sensacionalista maneja con altura y profesionalismo cada situación trágica y la convierte en una historia que genere sensaciones y hasta permite reflexionar de ella”, afirmó.

Por su parte Wilson Morales, un periodista joven pero experimentado en periodismo judicial, quien maneja la sección Sucesos de El Universal aseguró que la crónica roja o periodismo judicial exige exactamente lo mismo que una nota de otro género por eso no debe ser menospreciada. “Muchos creen que cubrir esta fuente es más fácil y exige menos, pero la realidad es que todo es igual, pero hasta con mayor responsabilidad. Tú debes llegar al lugar de los hechos, indagar, recoger información, confrontar fuentes, observar, para después contar la historia con total respeto hacia la víctima y sus familiares, y en un lenguaje que sea comprensible para cualquier público, pero guardando el rigor del periodismo”, mencionó.

Alexandra Clavijo quien ejerce en la actualidad como comunicadora organizacional, entiende los retos que tienen los periodistas y sobre todo los futuros comunicadores, y lo enriquecedor de estos espacios en los que se puede pensar y reflexionar sobre la labor. “Considero que el periodista judicial tiene uno de los retos más grandes del periodismo y es el escribir de un hecho que causa dolor en otras personas, es una fuente que te pone a prueba, que exige, por eso me parece que este, más que ningún otro ejercicio, requiere de buenas personas que se encarguen de él”, decía.

Ante un auditorio lleno de futuros periodistas se llevó a cabo esta iniciativa que suscita un diálogo importante entre el oficio del periodismo y la academia, y que sobre todo reafirma la necesidad de que se sigan promoviendo espacios de intercambio entre estudiantes y periodistas en ejercicio para que éstos puedan relacionar la teoría que ven en las aulas de clases, con la práctica.

“Próximamente abriremos estos mismos espacios para hablar de reportería gráfica, nuevas tecnologías, periodismo ciudadano, derechos, nuevos lenguajes y otros temas en los que podamos aprovechar la experiencia de los periodistas de nuestros medios, a quienes esperamos tener muy de cerca en la Utadeo”, concluyó el profesor Santiago Burgos, moderador del conversatorio.

 

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese