San Felipe Neri se quedó sin licencia

San Felipe Neri se quedó sin licencia
Varias zonas del San Felipe Neri están selladas preventivamente por riesgo. //Julio Castaño.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Todos los meses de lucha de la comunidad estudiantil de la Institución Educativa San Felipe Neri, en Olaya Herrera, fueron en vano. La reconstrucción de su colegio se desvanece poco a poco tras conocerse que la Curaduría Urbana N°1 desistió la solicitud de demolición parcial y ampliación del colegio, y archivó el expediente por “no haber dado cumplimiento a los requerimientos hechos al proyecto dentro del término legal”.

El alcalde (e) de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, resaltó que pese a esta decisión se busca una solución eficiente y eficaz para la reconstrucción del colegio pues desde que llegó al mandato se comunicó con el contratista de 2016 y ha tratado de resolver el problema legal y contractual de este.

“El 4 de diciembre de este año se enviaron documentos para que se aprobara la licencia de construcción. El contratista envió los documentos pero no completos y el curador dijo que no esperaba más”, explicó el mandatario.

El Universal tuvo acceso a los documentos enviados por el contratista y las observaciones realizadas por la Curaduría N°1 que llevaron al rechazo de los mismos.

La Curaduría Urbana N°1 en septiembre indicó que debía presentar memorias de cálculo, revisión estructural independiente de acuerdo a la Ley 1796 de 2016 (medidas enfocadas a la protección del comprador de vivienda, incremento de la seguridad de las edificaciones y otras disposiciones). Además la supervisión técnica de acuerdo a la misma ley mencionada anteriormente, los planos estructurales firmados por el revisor estructural; los planos de cimentación firmados por el ingeniero geotecnista y que los planos estructurales deben tener numeración consecutiva.

Asimismo “el revisor estructural independiente y el supervisor técnico deben diligenciar los formatos de responsabilidad e inhabilidades de Curaduría 1 de Cartagena (solicitar formatos en recepción)”, se indica en el documento. Además, los despieces de vigas deben estar a una escala visible e indicar el acero de refuerzo de la misma y presentar planos estructurales completos, pues solo se había presentado la planta de cimentación y algunos despieces de vigas.

No siendo poco, los planos presentados no tenían la firma del diseñador estructural.

La primera carta, enviada por Elkin Estrada Coronado, representante legal del Consorcio Colegio Neri 2017, entregó copia de los planos y memorias estructurales para surtir los trámites pertinentes. Lo que evidencia falta de documentos.

Luego, el 12 de diciembre el representante legal envió planos originales firmados, correspondientes a planta de cimientos, planta de entrepiso y cubierta, igualmente el formulario único nacional del Ministerio de Vivienda. Esto firmado por profesionales a cargo del proyecto, para surtir los trámites pertinentes dentro del proceso de solicitud de licencia radicada el 9 de agosto de 2018.

Pero no fue suficiente, seguían faltando requerimientos lo que llevó al rechazo, siendo así la licencia se debe solicitar nuevamente.

“Me reuniré con el curador para ver qué se puede hacer. Una opción es liquidar legalmente el contrato y empezar un proceso nuevo en enero”, indicó el mandatario.

El proceso
Si se liquida legalmente el contrato con el anterior consorcio, en enero de 2019 se iniciaría la licitación pública para la reconstrucción del colegio y se pediría nuevamente la licencia de construcción a la Curaduría.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS