Todavía no hay fecha de inauguración de colegios públicos

18 de abril de 2017 12:49 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“El lunes después de Semana Santa se iniciarán las clases en los colegios que tenían obras pendientes”, dijo Germán Sierra Anaya, secretario de Educación, el pasado 5 de abril tras una publicación de El Universal en la que padres de familia y rectores aseguraron que aunque los trabajos estaban listos, los estudiantes aún no estrenaban los espacios.

Pese al anuncio hecho por Sierra Anaya, ayer tampoco se iniciaron las clases en las sedes reconstruidas y tampoco se ha determinado una fecha para la inauguración de estas.

Los estudiantes perjudicados con la demora en la entrega de las obras son de las sedes Niño Jesús, del colegio Las Gaviotas y Sectores Unidos de Mercedes Ábrego, quienes reciben clases hacinados en las sedes principales, pues los trabajos incluyeron demolición y reconstrucción de las edificaciones.

En los colegios Ambientalista y San Lucas, que también tenían obras pendientes desde la administración de Dionisio Vélez y donde se realizaron trabajos de ampliación, ya los alumnos están haciendo uso de los nuevos salones y demás espacios. Otros planteles con trabajos pendientes que no se han inaugurado son Francisco de Paula Santander y República de Argentina.

Los rectores de los colegios Las Gaviotas, Mercedes Ábrego y República de Argentina confirmaron a este medio que esperan la fecha de inauguración por parte de la Secretaría de Educación del Distrito para comenzar a usar los espacios y que ya cuentan con la dotación de sillas.  

Recorrido para el visto bueno

“Para mañana (hoy) tenemos programado un recorrido por las instituciones educativas junto al contratista y a los interventores para dar el visto bueno a las obras.Luego de esto el secretario le dará instrucciones a los rectores para que se lleve a los niños a las sedes reconstruidas”, explicó un funcionario de la oficina de Infraestructura de la Secretaría de Educación.

Discuten mudanza

Rodolfo Díaz, rector del colegio Las Gaviotas, afirmó que pese a que los padres de familia se resisten al traslado de los estudiantes a la sede recién reconstruida porque una antigua pared amenaza con desplomarse, discute con algunos profesores la posibilidad de mudarse con la garantía de aislamiento de la estructura en riesgo.

“Aunque la pared del cerramiento no se incluyó en el contrato de obras ya la Secretaría nos dijo que había disponibilidad presupuestal ($220 millones) por lo que hay algunos docentes que están de acuerdo con que se haga la mudanza pues el hacinamiento junto al calor es una situación difícil”, dijo Díaz.

El directivo señaló que planean una reunión con los padres de familia para intentar negociar con ellos.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS