Indicadores económicos
2017-02-26

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-26

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 03:53

Marea max.: 13 cms.

Hora: 10:54

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 29 a 33 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1,3 a 2,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Tres años y no estrenan República de Argentina

-A A +A
 

Tres años lleva la comunidad del colegio República Argentina esperando que la Alcaldía les cumpla la promesa entregarles una sede nueva. Ni los millonarios recursos que se han destinado, ni los constantes reclamos de los directivos del colegio y los padres de los estudiantes han sido suficientes para que la administración les cumpla. Han pasado tres alcaldes y ninguno ha podido terminar el colegio.

El 29 de junio del 2011 fue día de fiesta para la comunidad de la Institución en el occidente de Cartagena. La Alcaldía y Edurbe firmaron el convenio 6-137-842 que, en el papel, les prometía que en cuatro meses les entregarían las nuevas instalaciones, en el barrio Villa Rosita. El plazo se cumplió y desde entonces esa fiesta se ha convertido en decepciones, por las excusas y los aplazamientos.

“Van tres años peleando por el colegio y no hacen nada. Siempre nos dan plazos y eso está lleno de monte. Los ladrones se llevan las varillas y lo poco que hay solo son muros. Transcaribe va a empezar a trabajar en julio y pensamos que cuando los niños vuelvan de vacaciones no van a encontrar colegio. Quedarán 925 ‘parásitos’ sin estudiar”, concluyó Calbot Reid Dilbert, vicepresidente de la asociación de padres de familia del colegio.

La historia

Debido a la ubicación y al mal estado de las instalaciones del colegio República Argentina, el 29 de junio de 2011,  a seis meses de acabar la administración de la alcaldesa Judith Pinedo Flórez, se decidió que en vez de reparar las antiguas instalaciones, sería mejor construir nueve salones en el sector de Villa Rosita, para que la institución funcionara en una nueva sede.

Para llevar a cabo la obra, la Administración Distrital firmó El 29 de junio del 2011 un convenio con la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe).  Quienes estamparon las firmas con las que se selló el acuerdo fueron Antonio Flórez Garizábal, Secretario de Infraestructura del Distrito, y Augusto Enrique Mainero Román, Gerente de Edurbe.

El convenio establecía que Edurbe debía construir en cuatro meses los salones nuevos para el colegio República Argentina de Villa Rosita y realizar reparaciones en la institución educativa Manuel Rodríguez Torices (INEM). Para estos trabajos destinaron inicialmente $2.400 millones, respaldados por dos certificados presupuestal: el 138 del 28 de  febrero de 2011 y el 842 del 28 de junio de 2011.

Los líos

Cuanto todo estaba supuestamente listo para iniciar obras, surgió el primer inconveniente: el lote donde se pretendía construir la nueva sede del colegio República Argentina tenía problemas con su escritura. Es decir, la alcaldía firmó un convenio para la obra sin tener asegurado el sitio para la construcción, que a todas luces evidenciaban falta de planeación.

Ante este tropiezo, el entonces secretario de Educación del Distrito, Julio Alandete, explicó que los problemas con el lote de Villa Rosita obedecían a “que la zona estaba loteada y tuvieron que englobarla”. Para aplacar la inquietud de la comunidad educativa, prometió que para el año lectivo 2012 el Colegio República Argentina tendría su nueva sede. Claro está, con su promesa descargaba la responsabilidad en la nueva administración.

En 2012 se inició el gobierno de Campo Elías Terán y en el lote de Villa Rosita seguía sin rastros de la construcción del nuevo colegio. Ante la incertidumbre, el 29 de agosto de ese año, los estudiantes protagonizaron una protesta para exigir respuestas a la promesa que les habían hecho un año atrás. La situación la tuvo que sortear Rosario Ricardo Bray, quien para ese momento era la secretaria de Educación del Distrito.

Ella indicó en ese momento que el terreno ya estaba legalizado, pero que una vez más tenían que aplazar la construcción y que el nuevo edificio sólo lo podrían entregarían en 2013. La razón: habían modificado los diseños, con el ánimo de mejorar la estructura. Ahora serían nueve aulas, con batería sanitaria, laboratorio y restaurante escolar, lo que sería posible gracias a una adición de $3.000 millones por recursos de regalías.

El anuncio lo confirmó el entonces gerente del Edurbe, Óscar Brieva Rodríguez, quien agregó que la mejor solución para destrabar la obra era negociar un plazo con Transcaribe para que el colegio pudiera seguir funcionando en ese lugar durante un tiempo más. Es decir, en el lote donde está la antigua sede  del colegio República de Argentina (y donde aún reciben clases los niños) hace parte del terreno donde se está construyendo el Patio Portal de Transcaribe, por ello la premura de trasladar la institución educativa al lote de Villa Rosita.

A finales de 2012, fuera de las constantes prórrogas que había tenido Edurbe y al hecho de que ni siquiera había empezado con los nueve salones que se habían pactado inicialmente, al final recibió más plata. En diciembre de ese año, el Distrito adicionó al contrato $940 millones para la construcción de 5 aulas más y finalizar las obras. Para este momento, sin haber entregado siquiera un salón, la administración ya había desembolsado casi $3.000 millones.
Más plazos

Luego de que la obra estuviera paralizada por más de un año, el 24 de noviembre del 2012 se otorgó un plazo adicional de seis meses para entregar el nuevo colegio. Sin embargo, el 28 de diciembre de 2012 hubo un nuevo acuerdo, con lo que adicionaron cinco meses más para entregar los trabajos. Es decir, en octubre del año pasado debía estar listo el colegio República Argentina.

A pesar de esto, las obras poco avanzaron en los primeros meses del año pasado. Lo poco que habían avanzado, que eran algunos cimientos y varillas, ya estaban cubiertos por maleza. Ante la nueva promesa incumplida, los padres anunciaron bloqueos en una de las vías principales de la ciudad, para exigir que el Distrito cumpliera de una vez por todas sus promesas.

La única respuesta fue una nueva ampliación del plazo para entregar los trabajos. En octubre del año pasado, se otorgó a Edurbe cuatro meses más, es decir, el colegio en Villa Rosita lo debía entregar en febrero pasado.  Con este nuevo plazo se comenzaron a ver las obras, pero una vez más se incumplió el plazo. Fue así como los estudiantes de la Institución Educativa República de Argentina comenzaron clases este año en la sede antigua y siguen a la espera de que les entreguen la nueva sede.
A los reclamos por la promesa incumplida de las nuevas aulas, se suma un nuevo reclamo: las instalaciones que están construyendo no tienen cerramiento y eso es algo que molesta a los padres de los estudiantes. “Sin encerramiento no se puede mudar el colegio, porque ¿qué rector se va a querer mudar con estos muchachos así con el colegio abierto?”, dijo Roberto Miguel Buelvas Guzmán, presidente de la Asociación de Padres de Familia.

El pasado 17 de marzo, el Concejo Distrital llamó a audiencia a la actual secretaria de Educación, Clara Inés Sagre, del gobierno de Dionisio Vélez Trujillo, que se convierte en la tercera administración desde que se prometió el colegio. La sesión fue para ponerle fecha a la entrega de la obra y el traslado de la Institución Educativa. La funcionaria señaló que “hay una licitación que está en curso, en la que se prevé  la construcción de los espacios deportivos, comedor escolar, laboratorios, bibliotecas y áreas administrativas”. Total, todo apunta a que se necesitarán más plazos.

De acuerdo con un funcionario cercano al proceso de construcción, que prefiere guardar su identidad, en todo este proceso hubo mal uso de los recursos públicos, debido a que Edurbe no tiene una fuente de financiación. “Es decir, que el dinero que reciben por las obras lo meten en una bolsa común, de allí sale para pagar la nómina de la entidad y para subcontratar a los ingenieros que realizan los trabajos. Si les exigen un colegio, toman de ahí el dinero y lo hacen. Trabajan al ritmo de las protestas. Por eso hay tantas obras abandonadas”.

Los retrasos de Edurbe en la construcción de la sede del colegio  República de Argentina obedecieron a que no había diseños y “se ahorraron dinero en materiales, para finalmente construir con el último giro que se le hizo a la entidad por $940 millones”, indicó la fuente. Los constructores ahorraron en materiales, incumpliendo con la Norma Colombiana NTC 4595 de Ingeniería Civil, Arquitectura, Planeamiento y Diseño de Instalaciones y Ambientes escolares.

De acuerdo con la norma, en su numeral 5.323.1, “los corredores, entendidos como áreas de desplazamiento, nunca tendrán anchos menores a 1, 80 metros en aquellos lugares por donde transitan estudiantes periódicamente”. Sin embargo, al visitar uno de los colegios en construcción y medir los corredores de la Institución Educativa, el ancho es de 1,70 metros, es decir, 10 centímetros por debajo de lo que exige la norma.  Esto ocurre con los 4 corredores que tiene la institución a lado y lado de las 18 aulas construidas.

Toda esta espera ha salido cara para el Distrito. A la fecha se han invertido $2.939 millones en la construcción de la primera etapa de la nueva sede del establecimiento educativo, el cual contempló la construcción de 14 aulas, baterías sanitarias, biblioteca, comedor y oficinas administrativas.

¿Cerca del final?

Para concluir las obras en Villa Rosita, se adjudicó a Yesid Majana Acosta la Licitación 002-UAC-2014 por $3.898 millones, con la que, además de otras tres obras prioritarias, se pretende construir otro bloque de aulas, el bloque administrativo, áreas de recreación y el cerramiento de la nueva sede de República Argentina.
Además un presupuesto por $150 millones para la contratación de la instalación, suministro y puesta en marcha de servicios públicos.  Total, esta será una obra que podría estar costando alrededor de $4.000 millones.

Aunque el nuevo contrato fue firmado el 30 de abril, aún la Curaduría no ha dado los permisos de construcción debido hasta tanto no se le entreguen los estudios de suelo y cálculos estructurales, de los cuales nadie da razón pues parece que no se hicieron al inicio de la obra.
Toda esta novela debería terminar en julio, para que los estudiantes pasen el segundo semestre del año en su nueva sede y Transcaribe pueda derribar lo que queda del viejo colegio y terminar de construir el Patio Portal.

Notas recomendadas
2410 fotos
67601 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

OTRO TRASCARIBE

Será que encontraron otra mina de oro los bandidos de la alcaldía? Búsquese a Chartuni para que ponga a funcionar ese otro TRASCARIBE. Será que lo encontraron, pues el propio ya Chartuni lo dejó sin plata, sin obra y sin ganas.

Colegio Republica de Argentina

Como es posible que esto suceda, una obra que se tenia que terminar en cuatro meses lleva tres años, y los estudiantes llevando del bulto. Por favor, no hay una entidad que mire por que razon suscede esto, giran los recursos y la construccion del Colegio aun no se termina, los consejales ni siquiera se han manifestado sobre este caso, tres alcaldes y ninguno ha podido acabar dicha obra.Esto es para investigar a fondo, y que paguen los que hicieron que esta obra se demorara tanto y que todavia no se terminado y con los recursos girados.

Escuelas calientes

Según puedo ver en la foto de la escuela nueva, los salones son muy calientes. Ojalá le siembren bastantes árboles para que mitiguen las altas temperaturas.
Todas las obras construidas en climas cálidos deben tener muy buena ventilación.

ROBO DESCARADO

Augusto Mainero, Antonio Liñan, Antonio Florez, Alonso Franco, Amira Salvador, a devolver toda la platica que se robaron de EDURBE. Con la complicidad de los funcionarios de planta hubo despilfarro de dineros, aumento de salarios, hubo fiesta y derroche. Pregúntele a Liñan de dónde sacó para comprar apartamento? Pregúntenle a Franco de dónde sacó para comprar casa en Barcelona de Indias? Ahora con la venta de lotes pretenden reembolsar los dineros robados.Todo se sabe, todo se sabe. Comunidad, reclamen sus derechos, vayan a EDURBE A PREGUNTAR POR SUS RECURSOS.

Al Cesar lo que es del Cesar

Soy constante crítico de este diario, con su información a medias, sus errores de ortografía, su falta de rigurosidad y falta de investigación en muchos casos. Pero hoy tengo que decir que la periodista se tomó el trabajo de hacer un verdadero seguimiento del caso. Este tipo de información se necesita porque en Cartagena la gente tiene muy poca memoria, y es necesario recordar los nombres involucrados y la constante ineficiencia de esa cueva que es Edurbe. Saludos

robo de frente

en edurbe lo que llega es gerente a robar de frente el 100% de las obras contratadas por edurbe y la alcaldia ninguna esta 100% terminada , y los entes de control tambien entran en el negocio con %$$$$$$ mucho pueblo ratero desde alcalde incuidos ,. no vengan con el cuento que no sabia y fue a sus espaldas corruptos