Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Obama espera primer revés electoral con trasfondo de descontento económico

-A A +A
 

Dos años después de su elección triunfal, el presidente Barack Obama sufriría su primer gran revés en las legislativas del martes en Estados Unidos, pese a haber puesto todo su peso político en una campaña marcada por una recuperación económica aún muy tímida.

Ante los republicanos entonados en bloque y con su ala ultra-conservadora “Tea Party” en alza, el Partido demócrata del presidente se prepara por lo menos a perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Después del 2 de noviembre, Obama deberá dejar de lado sus ambiciones de reforma o bien intentar buscar compromisos con los republicanos sobre temas como el cambio climático, la inmigración o la educación.

Los demócratas perderían también un puñado de gobernaciones y las bancas de algunos senadores, aunque de todas formas no perderían el control de la cámara alta.

El viernes, mientras se preparaba para realizar un último esfuerzo por convencer a los electores indecisos, el presidente debió asumir su papel de comandante en jefe tras descubrirse paquetes sospechosos en aviones procedentes de Yemen con destino a Estados Unidos.

Reaccionando con firmeza, Obama calificó esa alerta como “una amenaza terrorista creíble” y afirmó que Estados Unidos está decidido a “destruir a Al Qaida en Yemen”.

Pero contrariamente a lo sucedido en 2008, cuando Obama desencadenó el entusiasmo especialmente entre los jóvenes electores, el nombre del presidente no figura este año en las boletas de sufragio. Tradicionalmente, las primeras elecciones de medio mandato de un presidente recientemente elegido se traducen en una debacle para su partido.

El sábado, Obama --que recorre el país a lo largo y ancho desde hace varias semanas-- inició una última gira maratónica para visitar en dos días cuatro Estados (Pensilvania, Connecticut, Ohio e Illinois).

Sus representantes de mayor lustre, el vicepresidente Joe Biden, la primera dama Michelle Obama y el ex presidente Bill Clinton, también recorren el país desde hace varias semanas.

“Es absolutamente crucial que ustedes se manifiesten y expresen sus esperanzas por el futuro, en particular los jóvenes aquí”, señaló el sábado el presidente durante su visita a Filadelfia, advirtiendo que las elecciones definirán el rumbo para los próximos 20 años.

En ese mismo momento en Washington, decenas de miles de personas participaban de una manifestación destinada a contrarrestar el empuje de los ultraconservadores del “Tea Party”.

La manifestación fue organizada por dos humoristas políticos estadounidenses, Steve Colbert y Jon Stewart, y constituyó una forma de respuesta a la movilización organizada en agosto por otra personalidad mediática, Glenn Beck, un animador ultraconservador de la cadena Fox.

Los republicanos sacan provecho de una tasa de desempleo obstinadamente alta en Estados Unidos (9,6%), donde el crecimiento económico es aún muy incipiente.

El “Tea Party”, nacido de una fracción del electorado republicano, prosperó desde sus comienzos en 2009 al exigir un gobierno con menor injerencia en la vida pública y reducir los impuestos.

El jefe de la minoría republicana John Boehner, quien podría llegar a ser el presidente de la Cámara de Representantes en caso de una victoria de su partido, consciente de la importancia de esta nueva corriente, prometió que los demócratas no tendrían “ni un céntimo” para financiar su programa político.

Si los republicanos logran la mayoría en la Cámara, obtendrían el poder de investigación que podrían utilizar contra la administración Obama. Además, ya han prometido que trabajarán por una reforma del seguro de salud y del sistema financiero.

El viernes, Obama pareció prepararse para el periodo post-electoral al exhortar a los republicanos a la unidad. “La temporada política terminará pronto y cuando eso suceda, cada uno de nosotros tendrá la responsabilidad de trabajar en conjunto para hacer progresar el empleo y el crecimiento”, dijo el mandatario en un discurso en Maryland (este).

Publicidad
Publicidad
2324 fotos
63953 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese