Marcos Daniel Pineda elegido por segunda vez alcalde de Montería

Nidia Serrano M.
|
26 de Octubre de 2015 12:57 pm
  • Marcos Daniel Pineda García, nuevo alcalde de Montería, junto a su esposa, Natalia Ariza, y a sus dos hijas: Emmanuela, de siete años y Genoveva, de un año. // El Universal.

Los monterianos escogieron por segunda vez como alcalde al administrador de empresas Marcos Daniel Pineda García, un monteriano de 37 años de edad, quien lideró un modelo de ciudad considerado como uno de los mejores del país.

Este hombre de estirpe conservadora, con una vena política heredada de la casa materna, con su abuelo Amaury García y su madre Nora García, actual senadora, fue alcalde de Montería en el período 2008-2012 y ahora repite el cargo, aduciendo que quiere continuar su carrera pública en beneficio de la comunidad.

Indicó que en este nuevo período, ya más maduro, le apuesta a una ciudad con más desarrollo y progreso en donde se pueda transformar la vida de todos sus habitantes. "Visiono a Montería como la ciudad verde del país, con vocación de agrópolis, para que, a través del campo y de nuestras riquezas naturales, podamos seguir desarrollando su economía", indicó el nuevo mandatario, quien llegó al primer cargo con el aval del partido Conservador y los coavales de Cambio Radical y la U.

Junto a su esposa, Natalia Ariza, y a sus dos hijas, Emmanuela, de siete años, y Genoveva, de un año, señala que tiene el aliciente perfecto para seguir transformando a la capital cordobesa y convertirla en un referente mundial.

Su nueva apuesta

El nuevo Alcalde de Montería propuso cuatro ejes temáticos para este nuevo período de gobierno. El primero de ellos fue denominado Montería Inteligente y busca una mayor proyección en el campo educativo y de salud.

El segundo eje lo denominó Montería Ciudad Verde para proyectar a la capital como una agrópolis, para darle identidad como la Ciudad Verde del país y promover el desarrollo económico y social.

También planteó el programa Mi barrio en el cual concentrará toda la oferta de la Alcaldía en cada barrio de la ciudad, para identificar las necesidades puntuales de cada sector y concentrar esfuerzos en realizar pequeñas o grandes obras, tanto sociales como urbanísticas, que sigan transformando la vida de los monterianos.

Su último eje lo denominó Seguir pensando en grande y para este señaló que proyectará la capital hacia el futuro, con macroproyectos que sigan dándole institucionalidad y carácter de ciudad  como plazas de mercado, vías, puentes, Ronda del Sinú, Museo del Sinú, jardín botánico y transporte intermodal integrado.