El nuevo aeropuerto define su factibilidad

“Tendremos nuevo aeropuerto”.

Sí, así lo asegura Sergio Espinosa Posada, uno de los tres socios – hasta ahora- de la firma Conecta Caribe, la gestora y promotora de la Ciudadela Aeroportuaria Cartagena de Indias, creada para impulsar la construcción del nuevo terminal aéreo, diseñado bajo el concepto de aerotrópolis, una ciudad alrededor del aeropuerto.

La iniciativa, que avanza en la estructuración de su factibilidad, con el apoyo de un grupo de consultores de gran experiencia en el tema aeronáutico, espera cerrar el año con la factibilidad aprobada y para el 2018 tener la concesión, que se espera sea por 50 años; para iniciar preconstrucción en 2019 y obras en el 2020.

El nuevo aeropuerto estará ubicado a unos 7 kilómetros, en línea recta de la cabecera norte de la pista del Rafael Núñez, en área rural del corregimiento de Bayunca, al nororiente de Cartagena. El predio del nuevo aeropuerto está a orillas de la carretera de La Cordialidad, una solución vial en doble calzada.

El área seleccionada para el megaproyecto tendrá unas 2.000 hectáreas, de las cuales 600 se destinarán al aeropuerto.

Tendrá una pista de 3.100 metros de longitud, una amplia plataforma con puentes de abordaje desde la terminal de pasajeros hasta la puerta de los aviones. La inversión estimada es de 1,5 billones de pesos, cifra que se definirá una vez se tenga la factibilidad del proyecto, que es la que definirá su futuro.

Se estima que el Aeropuerto Rafael Núñez, que a través de su operador Sacsa, avanza en un nuevo plan de expansión, que le daría al terminal aéreo actual una capacidad para movilizar cerca de 8 millones de pasajeros año hacia 2025 (hoy mueve acerca a los 5 millones), cumpliría en ese año su ciclo, para darle paso a la Ciudadela Aeroportuaria Cartagena de Indias.

Por fases

Las proyecciones de Conecta Caribe, que cuentan con el aval de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), indican que la obra se adelantará en tres fases. La primera hacia 2025, que estará en capacidad para movilizar a 12,6 millones de pasajeros / año y unas 100 mil operaciones aéreas anuales.

Para Espinosa Posada, socio de Conecta Caribe, “es necesario un nuevo aeropuerto debido a que el desarrollo de Cartagena y su potencial de crecimiento requieren contar con un aeropuerto seguro, eficiente y moderno, con capacidad de expansión para atender la demanda actual y futura, y generar oportunidades para el desarrollo de negocios conexos… Cartagena lo necesita y lo merece”.

Más del proyecto

Más allá de las obras aeroportuarias, este es un proyecto multipropósito que incluye área para bodegas, desarrollos logísticos, hoteles, locales comerciales y oficinas, e incluso un componente habitacional, lo que lo convertirá en otra zona de desarrollo para la ciudad.

LOS SOCIOS

Conecta Caribe, la gestora de la iniciativa de la Ciudadela Aeroportuaria Cartagena de Indias, tiene a la fecha 3 grandes socios: Rodrigo Araújo Perdomo, Sergio Espinosa y Rafael Simón Del Castillo, empresarios cartageneros vinculados a sectores como el turístico, inmobiliario, aeroportuario y de la construcción en Cartagena. Se espera la vinculación de nuevos inversionistas.