• Turbaco experimenta un crecimiento sostenido, tanto urbanístico como empresarial, que casi la 'viste' de ciudad.

Turbaco, la pretendida de los inversionistas

El presente próspero de Turbaco, por demás repleto de expectativas, lo convierten en territorio de moda, muy parecido a la ‘chica coqueta’ que muchos inversionistas están pretendiendo.

Para el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, el tema es más seductor aún, pues “Turbaco es uno de los seis municipios limítrofes con Cartagena, para conformar sin duda una región excepcional para la localización de empresas”.

Son 1.843 kilómetros cuadrados de extensión de esa grupalidad territorial, en la que los seis municipios (Turbaco, Arjona, Turbana, Santa Rosa, Villanueva y Arenal) se encuentran todos a menos de 1 hora de distancia en transporte terrestre entre ellos y desde Cartagena.

El mandatario departamental ve un mar de oportunidades en la ubicación estratégica sobre el Caribe, de Cartagena, Turbaco y demás vecinos, al ser esta región la principal plataforma de comercio exterior de Colombia.

“Estas localidades deben aprovechar los acuerdos comerciales con los que no cuentan otros países de la región, y les permite acceder a importantes mercados como el de Estados Unidos”, expresa Turbay.

Tal realidad consolidará la vocación industrial y empresarial de Turbaco, qué deberá convivir de manera sostenible con su gran riqueza natural y biodiversidad, sin perder de vista la protección siempre de esos magníficos recursos, agrega el gobernador.

Con perfil de ciudad

El alcalde de Turbaco, Antonio Víctor Alcalá, dice que este municipio “está perfilándose como una ciudad, por sus nuevos proyectos urbanísticos, muchas empresas que se están instalando, y de igual manera las obras que la misma Administración Local está empujando”.

Se refiere a la pavimentación en marcha de 30 kilómetros de malla vial urbana, “que genera mejores entornos y permite a las nuevas urbanizaciones terminar de dar ese impulso que estamos pidiendo”.

Alcalá dice que Turbaco recibe muchos galanteos de inversionistas que llegan a su despacho a manifestar su interés por hacer empresa en ese territorio.

“El sector de la construcción está haciendo muchas inversiones acá, también varias industrias se están instalando en la Zona Franca Parque Central, entre ellas una nueva planta de fabricación de tuberías en fibra de vidrio, que es una empresa grande que funcionaba en Brasil y ahora lo hará desde acá”, agrega el mandatario municipal.

“Igualmente –prosigue– la empresa Tenaris Tubocaribe, instalada en esta jurisdicción, ha atraído nuevas compañías, y se habilitó otra zona para la localización de nuevas empresas, y tenemos también el Parque Industrial Ternera”.

Metropolización

Con las prácticas del día a día, Cartagena, Turbaco, Turbana y Arjona acercan sus límites y se nutre “un proceso real de conurbación poblacional y físico, que las autoridades naturalmente no podemos obviar”, manifiesta Dumek Turbay.

“Estos fenómenos de conurbación, producto natural del crecimiento de las ciudades, hacen inevitable que las autoridades de aquellos municipios, que integran de hecho un Área Metropolitana, nunca puedan orillar la posibilidad de implementarla”, añadió.

Cartagena en el pasado lo intentó, pero los municipios más cercanos e importantes por su inmediación, no la aprobaron.

Sin embargo, “el desarrollo territorial de estos tiempos impone la integración, y es importante que las autoridades y ciudadanos de cada municipio escojan libremente la ‘aleación’ que más les convenga”, concretó Turbay.