Guardianes Ambientales de Cartagena

Eidis Figueroa Arnedo
CARTAGENA

Nuestras aguas frecuentemente están siendo contaminadas por personas que desechan todo tipo de residuos como: colchones, llantas, pañales, alimentos y todo tipo de desechos orgánicos e inorgánicos tanto en los alrededores como dentro del agua, lo cual ha traído graves consecuencias de salud y bienestar social para quienes habitan cerca de estos lugares. Una mala noticia con la que convivimos diariamente pues es triste ver a Cartagena en malas condiciones ambientales.

¿Han escuchado hablar del efecto mariposa? Algunos aseguran que: el batir de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo.

Creo que esta teoría funcionaría perfectamente en esta situación, porque estoy segura que solo falta que una persona alce la mano para iniciar una solución para este problema, creando una revolución que haría que el número de personas ayudando se multipliquen. Y no estamos muy lejos de lograrlo, la buena noticia es que Cartagena ya tiene un grupo de niños que alzan la mano para trabajar por las aguas de la ciudad, expresamente con el Caño Juan Angola.

Son 77 jóvenes de entre 13 y 18 años, unidos en una iniciativa llamada ‘Navegando por Cartagena’, liderada por la Fundación Planeta Azul Caribe (FUPAC) y Actuar por Bolívar. En el marco de este proyecto nacen los ‘Guardianes Ambientales Multiplicadores’, que trabajam en estrategias de multiplicación y transferencia de información de los estudiantes hacia sus familias, sus instituciones escolares y los vecinos para impactar en la comunidad.

Tienen como principal objetivo ser líderes en los espacios en que se mueven, siendo los encargados de promover mensajes educativos sobre medio ambiente. En resumen, los niños GAM tienen como misión multiplicarse para así generar conciencia a través de la educación ambiental y recuperar el caño de Juan Angola.

“Algunos jóvenes son habitantes de barrios aledaños al caño, San Francisco, 7 de Agosto, Canapote, Crespito, San Pedro y Libertad, Crespo, Daniel Lemaitre. Otros pertenecen a Instituciones Educativas como: Liceo de Bolívar, Corazón de María, Santa María, Ana María Vélez de Trujillo, Fundación Pies Descalzos, Gonzalo Jiménez de Quesada, Colegio Naval de Crespo, Corporacion Rochy, Corporacion San

Rafael Arcángel, El Carmelo”, cuenta Lizeth Castelar, coordinadora del programa GAM.

Los integrantes del grupo GAM, son educados ambientalmente desde varios enfoques, la biología, las comunicaciones, el trabajo social, la cultura, entre otros.

“ Ellos tienen sesiones formativas o encuentros cada 15 días,  donde se les enseña sobre manejo de residuos sólidos, valoración de la biodiversidad y emprendimiento. También se les enseña a compartir (multiplicar) lo aprendido, para actuar en tres ámbitos: Familia, Colegio y comunidad” añade Lizeth.

Estos jóvenes están haciendo la diferencia en la ciudad, salvando lo más importante, la tierra en la que vivimos. Espero que esfuerzo de estos niños logre el ‘efecto mariposa’ y contagie de conciencia ambiental a todos los cartageneros.