Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Niños de 2- 3 años

-A A +A
 

DE BEBÉ A NIÑO

Entre los dos y los tres años, los niños dejan atrás la etapa de bebé. Caminan con seguridad. Su lenguaje tiene frases cada vez más largas, y empiezan a comprender y a elaborar ideas abstractas. Comprenden órdenes sencillas que dan los adultos.

En esta etapa se dan importantes cambios intelectuales y emocionales. El vocabulario del niño es más amplio y  cada vez es más autónomo de sus padres. 

Y una característica importante: los niños despliegan una energía que parece no tener límites; corren, saltan, trepan, hablan, gritan. Toda esta actividad es necesaria para fortalecer su cuerpo y desarrollar sus habilidades motrices. En cuanto a alimentación, ya deben estar comiendo el mismo menú del resto de la familia, con énfasis en verduras, carnes, lácteos y frutas.

JUEGOS QUE ESTIMULAN

En lo cotidiano se pueden encontrar muchas maneras de estimular y a la vez jugar con un niño de dos a tres años.

  • Lance o haga rodar una pelota hacia él y pídale que se la devuelva de la misma manera.
  • Jueguen con un aro o con un cubo; colóquelo a corta distancia del niño y enséñele cómo tirar la pelota para que caiga dentro del cubo o a través del aro.
  • Dele  la oportunidad de participar en las actividades del hogar cooperando con usted. Utilizando órdenes sencillas, dígale: “Tráeme la escoba” o “llévale el periódico a papá”. No importa que no lo haga bien.
  • Facilítele su capacidad de identificar sonidos, repitiendo los que escucha a su alrededor. Por ejemplo: el sonido de un camión, el miau-miau de los gatos, el timbre de la puerta. Cuando escuche el sonido, pregúntele el significado y pídale que lo imite. Haga sonidos familiares y dígale que los identifique y los repita.
  • Use un lápiz, crayón o papel, trace líneas horizontales y verticales, y pídale repetir el trazo. Aumente progresivamente la complejidad de los trazos a medida que el niño sea más hábil.
  • Intente que la lectura de historietas infantiles cortas sea una rutina diaria. Hágale preguntas sencillas sobre lo que usted le leyó, trate de que repita parte de la historia. Dramatice el cuento haciendo muecas y gestos durante la lectura, imitando la voz de los personajes o los sonidos de los animales o de las cosas.

ES HORA DE PONER LÍMITES

Se considera que desde los dos años, los padres pueden comenzar a practicar una disciplina eficaz para poner límites. Sin embargo, se ha demostrado que ellos no están preparados para establecer normas y que les falta habilidad. Por lo general hablan demasiado, exageran con las emociones, y en muchos casos, se equivocan en la forma de expresarse con claridad.

Para lograrlo se debe:

  • Tener objetividad: las normas deben darse concreta y clara.
  • Ofrecer opciones: darle al niño una oportunidad limitada de decidir cómo cumplir las órdenes.
  • Ser firmes: un límite firme le dice a un niño que debe parar su mal comportamiento y obedecer a los deseos de sus padres inmediatamente.
  • Acentuar lo positivo: felicitarlo cuando obedece y acata una orden.
  • Explicar el por qué: si el niño entiende el motivo de una regla (una forma de prevenir situaciones peligrosas para sí mismo y para otros), se sentirá  animado a obedecerla.
  • Controlar las emociones: cuando los padres están muy enojados son más propensos a ser verbal y físicamente abusivos con sus niños. Diálogo y respeto son claves.



QUIERE DORMIR CON SUS PADRES

Cuando el niño de dos o tres años sigue durmiendo en la habitación de los padres –y no desde el tercer mes de nacido-, es posible que siempre quiera dormir acompañado.  Y es urgente darle su propia habitación, pues dormir con ellos puede hacerlo excesivamente dependiente, además de confundirlo con respecto a su rol en la familia.

Cómo enseñarle

  • Si su hijo se devuelve hasta la habitación principal, hágalo regresar a su cama, sin  contemplaciones. Sea firme.
  • Si usted se despierta y el niño ya está durmiendo en su cama, pueden fingir que siguen durmiendo mientras le dejan cada vez menos espacio en la cama.
  • Recompénselo por dormir solo. Los elogios funcionan igual.
  • La habitación deber ser atractiva para el pequeño. Déjelo que elija los colores de las paredes y la decoración.
  • Si las soluciones no son suficientes, acuda a ayuda profesional.
Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64177 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese